Indicadores de solidez financiera
Chapter

Apéndice II. Resumen de pautas para cada indicador de solidez financiera

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
May 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

1. En este apéndice se compendian las pautas esbozadas en la Guía para cada ISF acordado. Su objetivo principal es respaldar la labor de los compiladores reuniendo en un solo lugar los diversos elementos de orientación relativos a cada ISF, y ayudarlos a localizar las recomendaciones detalladas pertinentes en el texto principal. Los resúmenes ocupan una página o menos y existen algunas referencias cruzadas entre ellos. Asimismo, se suministra un índice de los resúmenes de ISF para facilitar la referencia (recuadro A2.1).

2. Para muchos de los ISF acordados, la Guía recomienda que las series de datos se extraigan de los estados financieros sectoriales y, por tanto, aun cuando los ISF se describen individualmente más adelante, el compilador necesita tener en cuenta el contexto más amplio. En otras palabras, los ISF son un conjunto de datos con interrelaciones que pueden no ser evidentes en los resúmenes. Cuando es pertinente, se hace referencia a las líneas correspondientes de los estados financieros sectoriales (cuadros 4.1, 4.2, 4.3 y 4.4 del capítulo 4).

3. Cada uno de los resúmenes que figuran a continuación tiene los tres apartados siguientes.

  • Definición: presenta la definición del ISF y, cuando corresponde, indica el lugar de la Guía donde se definen las series que lo componen.
  • Temas para los compiladores: menciona cuestiones específicas que deben conocer los compiladores.
  • Fuentes de datos: informa dónde puede obtenerse la información. Para este apartado es importante el capítulo 11, que facilita detalles sobre las fuentes de información y las series de datos adicionales que podrían ser necesarias. También es pertinente el apéndice IV, que concilia la metodología de la Guía con las cuentas nacionales y la contabilidad comercial. Tal como se esboza en el capítulo 11, no es posible generalizar sobre la información disponible de las fuentes de supervisión, pero habría que explorar algunas de las diferencias de metodología principales entre las cuentas nacionales y la información para los organismos de supervisión a la hora de compilar los datos consolidados a nivel internacional de las instituciones de depósito.

4. En el caso de las instituciones de depósito, se supone que los datos obtenidos de los organismos de supervisión están disponibles de forma consolidada, pero habría que comparar la naturaleza de la consolidación con las recomendaciones de la Guía (véase el capítulo 5). Si los países deciden que los datos consolidados a nivel nacional (véase el párrafo 5.25) también pueden obtenerse de las fuentes de supervisión, las referencias que figuran dentro de la información consolidada a nivel internacional también son aplicables a los datos nacionales, pero en general los resúmenes presuponen que las cuentas nacionales serán la fuente de los datos nacionales.

5. Al revisar los resúmenes que figuran más adelante y determinar la necesidad de compilar nuevos datos (y, por tanto, de incurrir en mayores costos de recursos), las autoridades deben evaluar la importancia de las series de datos adicionales para la compilación y el seguimiento de los datos sobre los ISF.

6. Para resumir las pautas de los capítulos 2 y 3:

  • Las definiciones de instituciones de depósito y otros sectores se presentan en el capítulo 2 (párrafos 2.4 a 2.19).
  • Las transacciones y posiciones deben registrarse en base devengado, y solo deben reconocerse los activos y pasivos reales existentes (párrafos 3.3 a 3.9).
  • En la Guía se recomiendan los métodos de valoración que pueden aportar la valoración más realista del valor de un instrumento o partida en cualquier momento del tiempo. La base de valoración preferida para las transacciones y para las posiciones en valores negociables es el valor de mercado. Para las posiciones en instrumentos no negociables, la Guía reconoce que el valor nominal (respaldado con políticas adecuadas de constitución de provisiones) puede aportar una valoración más realista que el valor razonable (véanse los párrafos 3.20 a 3.33).
  • La residencia se define en términos del lugar donde una unidad institucional posee su centro de interés económico (véanse los párrafos 3.34 y 3.36).
  • Las transacciones y posiciones en moneda extranjera deben convertirse a una única unidad de cuenta en función del tipo de cambio de mercado (véanse los párrafos 3.44 a 3.48).
  • Vencimiento a corto plazo se define como un año o menos (o pagadero a la vista), y los vencimientos a más de un año se consideran de largo plazo (véanse los párrafos 3.49 y 3.50).

Recuadro A2.1.Índice de resúmenes de los indicadores de solidez financiera

Indicadores de solidez financiera básicos

Instituciones de depósito

Capital regulador/activos ponderados en función del riesgo

Capital regulador de nivel 1/activos ponderados en función del riesgo

Cartera en mora neta de provisiones/capital

Cartera en mora/cartera total bruta

Distribución sectorial de la cartera/cartera total

Rendimiento de los activos

Rendimiento del patrimonio neto

Margen financiero/ingreso bruto

Gastos no financieros/ingreso bruto

Activos líquidos/activos totales (coeficiente de activos líquidos)

Activos líquidos/pasivos a corto plazo

Posición abierta neta en moneda extranjera/capital

Indicadores de solidez financiera recomendados

Instituciones de depósito

Capital/activos

Grandes exposiciones crediticias/capital

Distribución geográfica de la cartera/cartera total

Posiciones activa bruta y pasiva bruta en derivados financieros/capital

Ingresos por operaciones en mercados financieros/ingreso total

Gastos de personal/gastos no financieros

Diferencial entre las tasas de referencia activa y pasiva

Diferencial entre las tasas interbancarias máxima y mínima

Depósitos de clientes/cartera total (no interbancaria)

Cartera en moneda extranjera/cartera total

Pasivos en moneda extranjera/pasivos totales

Posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital/capital

Otras empresas financieras

Activos/activos totales del sistema financiero

Activos/PIB

Empresas no financieras

Deuda total/patrimonio neto

Rendimiento del patrimonio neto

Ganancias/gastos por intereses y principal

Exposición cambiaria neta/patrimonio neto

Número de solicitudes de protección frente a los acreedores

Hogares

Deuda de los hogares/PIB

Servicio de la deuda y pago de principal de los hogares/ingreso

Liquidez del mercado

Diferencial medio entre la demanda y la oferta en el mercado de valores

Coeficiente de rotación media diaria en el mercado de valores

Mercados inmobiliarios

Precios inmobiliarios

Préstamos inmobiliarios residenciales/cartera total

Préstamos inmobiliarios comerciales/cartera total

7. Además, dado que en la Guía se recomienda que para cada sector empresarial —instituciones de depósito, otras empresas financieras y empresas no financieras—los datos se compilen de forma consolidada, en los resúmenes se utiliza la palabra “grupo” en varias ocasiones. Para las instituciones de depósito, así como para otras empresas, un grupo en este contexto incluye a la institución de depósito matriz y a sus sucursales y filiales que sean instituciones de depósito.

8. Para las instituciones de depósito, la Guía exige la compilación de datos sobre las instituciones de depósito que se controlan a nivel nacional de forma consolidada a nivel internacional (datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional). Los datos consolidados a nivel nacional podrían compilarse por separado si las autoridades consideran que dichos datos contribuirían significativamente al análisis de estabilidad financiera (por ejemplo, para ilustrar el vínculo con otra información macroeconómica).

Indicadores de solidez financiera: Guía de compilación

Indicadores de solidez financiera básicos: Instituciones de depósito

Capital regulador/activos ponderados en función del riesgo

Definición

9. Este ISF mide la suficiencia de capital de las instituciones de depósito utilizando las definiciones de capital regulador y activos ponderados en función del riesgo del CSBB. El capital regulador del sector es el numerador y se define en los párrafos 4.68 a 4.73. Los activos ponderados en función del riesgo del sector son el denominador y se definen en el párrafo 4.74. El indicador se define en los párrafos 6.17 y 6.18.

Temas para los compiladores

10. Los datos se basan en los conceptos establecidos por los organismos de supervisión. Para obtener el capital regulador del sector, se agrega el capital regulador consolidado de los grupos de instituciones de depósito de la población declarante. Para obtener los activos ponderados en función del riesgo del sector, se agregan también los activos consolidados ponderados en función del riesgo de los grupos de instituciones de depósito de la población declarante.

Fuentes de datos

11. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional y datos consolidados a nivel nacional: La disponibilidad de datos declarados a los organismos de supervisión determinará el alcance de los datos que se pueden divulgar. El capital regulador consolidado y los activos consolidados ponderados en función del riesgo de cada grupo de instituciones de depósito de la población declarante controladas a nivel nacional deben estar a disposición de los supervisores.

Capital regulador de nivel 1/activos ponderados en función del riesgo

Definición

12. Este ISF mide la suficiencia de capital de las instituciones de depósito en función del concepto de capital básico del CSBB. El capital de nivel 1 de todo el sector es el numerador y se define en los párrafos 4.70 y 4.73. Los activos ponderados en función del riesgo de todo el sector son el denominador y se definen en el párrafo 4.74. Este indicador se define en el párrafo 6.19.

Temas para los compiladores

13. Los datos se basan en los conceptos establecidos por los organismos de supervisión. Para obtener el capital de nivel 1 de todo el sector, se agrega el capital de nivel 1 consolidado de los grupos de instituciones de depósito de la población declarante. Para obtener los activos ponderados en función del riesgo de todo el sector, se agregan también los activos consolidados ponderados en función del riesgo de los grupos de instituciones de depósito de la población declarante.

Fuentes de datos

14. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional y datos consolidados a nivel nacional: La disponibilidad de datos declarados a los organismos de supervisión determinará el alcance de los datos que se pueden diseminar. El capital de nivel 1 consolidado y los activos consolidados ponderados en función del riesgo de cada grupo de instituciones de depósito de la población declarante controladas a nivel nacional deben estar a disposición de los supervisores.

Cartera en mora neta de provisiones/capital

Definición

15. El objetivo de este ISF es comparar el efecto potencial de la cartera en mora, deducidas las provisiones para pérdidas, en el capital. El efecto de las pérdidas por préstamos en mora en el capital es incierto en la mayoría de las circunstancias, ya que por diversas razones el prestamista podría esperar recuperar algunas de las posibles pérdidas. Este indicador se calcula empleando el valor de la cartera en mora deducido el valor de las provisiones específicas para préstamos (líneas 42 y 18 ii), respectivamente, del cuadro 4.1) como numerador y el capital como denominador. El ISF se define en los párrafos 6.22 y 6.23.

Temas para los compiladores

16. Las pautas para la cartera en mora son las mismas que para el coeficiente cartera en mora/cartera total bruta. Las provisiones se definen como provisiones específicas, que son el monto acumulado de provisiones constituidas contra el valor de los préstamos individuales (que incluyen cualquier grupo de préstamos valorado colectivamente) (véase el párrafo 4.50). Las provisiones para préstamos intrasectoriales se deducen de los datos de provisiones específicas. La Guía se basa en las prácticas nacionales para determinar las provisiones específicas, pero recomienda que dichas prácticas se documenten con claridad. Para calcular este indicador es importante entender la incidencia de los datos sobre provisiones tanto en el numerador como en el denominador (véase el párrafo 6.24).

17. El capital se mide como el total de capital y reservas (línea 30 del balance sectorial y definido en el párrafo 4.62) y, para los datos consolidados a nivel internacional, también como el capital regulador total (línea 36 y definido en los párrafos 4.70 a 4.73). Para medir el capital de todo el sector, se deducen las participaciones de capital intrasectoriales del capital total del sector, de forma que el capital y reservas de las instituciones que pertenecen al sector no se contabilice por duplicado. Asimismo, de acuerdo con las directrices de los organismos de supervisión, el capital excluye la plusvalía mercantil adquirida. En el anexo de texto al capítulo 5 se presenta información sobre estos ajustes al capital y reservas y los correspondientes a las provisiones intrasectoriales.

Fuentes de datos

18. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: La información sobre la cartera en mora y las provisiones específicas (ajustadas por las provisiones para préstamos intrasectoriales) de la población declarante suele obtenerse de las fuentes de supervisión, aunque las definiciones nacionales de préstamo en mora pueden variar. De igual modo, los datos sobre capital y reservas podrían obtenerse de las fuentes de supervisión, aunque la definición de capital y reservas total tendría que investigarse para cerciorarse de que sea compatible con el criterio de la Guía. En el cuadro 11.4 se presentan los posibles ajustes necesarios. Los datos para los organismos de supervisión ya deben estar consolidados —aunque su cobertura tendría que investigarse—, pero puede ser necesario agregar datos para calcular el numerador y el denominador de este indicador.

19. Datos consolidados a nivel nacional: Las fuentes de las cuentas nacionales no facilitan información sobre la cartera en mora, por lo que habría que compilar datos adicionales. Si corresponde, se excluyen los préstamos en mora relativos a créditos entre instituciones de depósito de la población declarante que forman parte del mismo grupo. Los datos sobre provisiones específicas también tendrían que compilarse (ajustados, si corresponde, por las provisiones para préstamos intrasectoriales (párrafo 5.87)). Para el capital, los datos pueden obtenerse de las fuentes de las cuentas nacionales, como las estadísticas monetarias y financieras, pero están sujetos a ajuste (véanse el recuadro 11.1 y la sección sobre capital y reservas del apéndice IV). Además de las deducciones mencionadas en el apartado de temas para los compiladores, la cartera en mora debe reducirse por el monto de cualquier reserva específica (ajustada por las provisiones para créditos intrasectoriales). Además, en el balance, las participaciones de capital en empresas filiales y asociadas (y las inversiones de filiales en la matriz) deben valorarse como la participación proporcional en el capital y reservas de la filial o asociada, lo cual podría afectar al capital y reservas total medido en función de las cuentas nacionales. El tratamiento de las inversiones en participaciones de capital se analiza en el recuadro 5.1, y en el anexo de texto al capítulo 5 se presentan ejemplos numéricos de los ajustes a nivel sectorial (véanse en concreto los párrafos 5.89 y 5.90). La información sobre los fondos aportados por los propietarios y las utilidades retenidas (incluidas las traspasadas a reservas) puede compilarse por separado, o quizá de las fuentes de las estadísticas monetarias y financieras si los datos se recopilan por componente de capital y reservas como se establece en el MEMF (párrafo 214), teniendo en cuenta las deducciones y otros ajustes mencionados anteriormente. Véanse también el recuadro 11.1 y los cuadros 11.1 a 11.3.

Cartera en mora/cartera total bruta

Definición

20. El objetivo de este ISF es detectar problemas de calidad de los activos de la cartera de préstamos. Se calcula utilizando el valor de la cartera en mora como numerador y el valor total de la cartera de préstamos (incluida la cartera en mora y antes de la deducción de las provisiones específicas para préstamos incobrables) como denominador. La cartera en mora y los préstamos (líneas 42 y 18(i) del cuadro 4.1) se describen en los párrafos 4.84 a 4.86 y 4.45 a 4.48, respectivamente. El indicador se define en los párrafos 6.54 y 6.55.

Temas para los compiladores

21. En la Guía se proporcionan pautas para determinar la cartera en mora. Los préstamos se consideran en mora cuando los pagos del principal y de intereses han vencido hace tres meses (90 días) o más, o los pagos de intereses correspondientes a tres meses (90 días) o más han sido capitalizados (reinvertidos en el principal), refinanciados o renovados (es decir, el pago ha sido retrasado por acuerdo). Además, la cartera en mora también debe incluir los préstamos con pagos vencidos hace menos de 90 días que se consideran en mora según las directrices de los organismos de supervisión nacionales; es decir, si existen razones para clasificar un préstamo como moroso aun cuando no haya ningún pago vencido hace más de 90 días, como cuando el deudor se declara en quiebra. Una vez que un préstamo se clasifica en mora, éste (o cualquier préstamo sustitutivo) debe permanecer en esa categoría hasta que se cancele o se reciban los pagos de intereses y/o principal del mismo o de los préstamos posteriores que sustituyan al original. Entre los préstamos sustitutivos se incluyen los préstamos derivados de la reprogramación o el refinanciamiento del préstamo original y los préstamos otorgados para realizar pagos del préstamo original.

22. Los datos sobre préstamos deben excluir los intereses devengados de la cartera en mora y los créditos entre instituciones de depósito de la población declarante que pertenecen al mismo grupo.

Fuentes de datos

23. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: La información sobre la cartera en mora de la población declarante suele obtenerse de las fuentes de supervisión, aunque las definiciones nacionales de préstamo en mora pueden variar. De igual modo, la información sobre préstamos podría obtenerse de las fuentes de supervisión y es probable que esté sujeta a las exclusiones mencionadas en el apartado de temas para los compiladores. Asimismo, la definición de instituciones de depósito de la Guía debería compararse con la definición utilizada a efectos de supervisión. Quizá sea necesario agregar los datos para los organismos de supervisión a fin de calcular el numerador y denominador de este indicador.

24. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos de las cuentas nacionales no facilitan información sobre la cartera en mora, por lo que habría que compilar datos adicionales sobre los mismos para obtener los datos consolidados a nivel nacional. Los datos sobre préstamos podrían obtenerse de las estadísticas monetarias y financieras, pero quizá sin que estén sujetos a las exclusiones mencionadas anteriormente. Asimismo, la definición de institución de depósito de la Guía debería compararse con la definición de “otras empresas de depósito” utilizada para las estadísticas monetarias y financieras. En el recuadro 11.1 se explica cómo pueden utilizarse los datos recopilados utilizando la metodología del MEMF para compilar los ISF de las instituciones de depósito.

Distribución sectorial de la cartera/cartera total

Definición

25. Este ISF facilita información sobre la distribución de la cartera (incluidos los préstamos en mora y antes de deducir las correspondientes provisiones específicas) a los sectores residentes y a los no residentes. Los numeradores y el denominador de este indicador son los préstamos a cada sector institucional (líneas 18 (i.i) y 18(i.ii) del cuadro 4.1) y los préstamos brutos (línea 18(i)), respectivamente. Los sectores residentes son las instituciones de depósito (véanse los párrafos 2.4 a 2.7), el banco central (2.13), el gobierno general (2.18), otras empresas financieras (2.14), las empresas no financieras (2.15) y otros sectores residentes (hogares (2.16) e instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares (2.17)). El concepto de no residentes se define en los párrafos 3.35 y 3.36, y el concepto de préstamos en los párrafos 4.45 a 4.48. Este ISF se define en los párrafos 6.56 y 6.57.

Temas para los compiladores

26. El análisis sectorial es un concepto que se utiliza en las cuentas nacionales y que sirve para clasificar a las entidades según su tipo de actividad económica. Los préstamos se distribuyen en función de la residencia de la entidad declarante.

27. Los datos sobre préstamos deben excluir los intereses devengados de préstamos en mora y los préstamos entre instituciones de depósito de la población declarante que pertenecen al mismo grupo. Dado que están cubiertos todos los sectores, la suma de los indicadores sectoriales debe ser la unidad.

Fuentes de datos

28. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: La disponibilidad de datos sobre préstamos por sector podría variar dependiendo de las prácticas de supervisión. Los préstamos realizados por cualquier sucursal en el extranjero o institución de depósito filial de la entidad declarante a residentes de la economía para la cual se están compilando los datos sobre los ISF se clasifican como préstamos al sector residente pertinente. En cambio, los préstamos a residentes de la economía local en la cual se ubica la filial o sucursal extranjera se clasifican como préstamos a no residentes. Para obtener datos de todo el sector sobre los préstamos de las instituciones de depósito por sector institucional, quizá sea necesario agregar los datos consolidados a fin de obtener tanto los numeradores como el denominador de este indicador.

29. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre préstamos a los distintos sectores pueden obtenerse de las estadísticas monetarias y financieras, teniendo en cuenta los ajustes mencionados anteriormente. Los préstamos a las instituciones de depósito sucursales y filiales ubicadas en el extranjero se incluyen en los datos como préstamos a no residentes.

Rendimiento de los activos

Definición

30. El objetivo de este ISF es medir la eficiencia de las instituciones de depósito en el uso de sus activos. Se calcula dividiendo el ingreso neto antes de partidas extraordinarias e impuestos (aunque podría utilizarse en su lugar, o adicionalmente, el ingreso neto después de partidas extraordinarias e impuestos (línea 11 del cuadro 4.1)) entre el valor medio de los activos totales (financieros y no financieros) durante el mismo período. Como mínimo, el denominador puede calcularse empleando el promedio de las posiciones al inicio y al cierre del período, pero se recomienda a los compiladores que utilicen las observaciones más frecuentes disponibles para calcular el promedio. El ingreso neto antes y después de partidas extraordinarias e impuestos (líneas 8 y 11, respectivamente, del cuadro 4.1) y sus componentes se definen en los párrafos 4.17 a 4.35, y los activos totales (activos no financieros y financieros) (línea 14) se definen en los párrafos 4.37 y 4.38. El indicador se define en los párrafos 6.52 y 6.53.

Temas para los compiladores

31. El ingreso neto se calcula con un enfoque más próximo a los criterios de la contabilidad comercial y de los organismos de supervisión que a las cuentas nacionales. A diferencia de las cuentas nacionales, en la Guía el ingreso neto incluye las ganancias y pérdidas por instrumentos financieros y las ganancias y pérdidas procedentes de la venta de activos fijos, que se miden como la diferencia entre el valor de venta y el valor según balance al cierre del período anterior (véase el cuadro 4.1).

32. Es de señalar que los compiladores deben ser conscientes de que en la Guía se recomienda que los ingresos financieros no incluyan los intereses devengados de activos improductivos (párrafo 4.18). También se recomienda la inclusión de las ganancias y pérdidas realizadas y no realizadas que se deriven en cada período de todos los instrumentos financieros (activos y pasivos financieros, en moneda local y extranjera) valorados a valor de mercado o valor razonable en el balance, excluidas las participaciones de capital en empresas asociadas y filiales y toda inversión de una filial en la matriz (párrafo 4.22).

33. Por lo que respecta a los datos sectoriales, se indican una serie de ajustes para eliminar el efecto de las transacciones intrasectoriales en el ingreso neto del sector. Entre dichos ajustes se incluyen la eliminación de las siguientes partidas de ingreso derivadas de créditos frente a instituciones de depósito de la población declarante: la participación proporcional de la institución de depósito inversionista en las utilidades de las instituciones de depósito asociadas; los dividendos por cobrar de otras instituciones de depósito; las provisiones para intereses devengados de activos improductivos; y las provisiones específicas para créditos frente a otras instituciones de depósito. En el capítulo 5 consta una lista completa de los ajustes (párrafo 5.53).

34. De acuerdo con las directrices de los organismos de supervisión, la plusvalía mercantil se deduce de capital y reservas. Así, la plusvalía mercantil no se clasifica como activo (véase el párrafo 4.110) y, por tanto, no se amortiza en el estado de resultados. Conforme a este criterio, las ganancias y pérdidas procedentes de la venta de una empresa asociada o filial (y el retiro de la inversión de una filial en la matriz) se excluyen también del estado de resultados (párrafo 5.91).

Fuentes de datos

35. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre el ingreso neto disponibles para los organismos de supervisión pueden depender de las prácticas aplicadas en la contabilidad comercial nacional, al igual que la medida en que tales prácticas cumplen las definiciones de la Guía. Es probable que se necesiten los ajustes sectoriales expuestos anteriormente (véanse el cuadro 11.4 y el párrafo 11.51) y quizá sea necesario agregar la información disponible para calcular tanto el numerador como el denominador.

36. Datos consolidados a nivel nacional: Para los datos basados en las cuentas nacionales, hay que incluir dentro del ingreso neto las partidas que se clasifican como partidas de ingreso en la Guía pero no en las cuentas nacionales. Entre estos ajustes se incluyen, principalmente, las ganancias y pérdidas por instrumentos financieros y las provisiones para activos improductivos (véase el cuadro 11.1). Además, habría que considerar los ajustes sectoriales descritos anteriormente para el ingreso neto y los activos totales, incluidas las transacciones y posiciones con otras instituciones de depósito de la población declarante que pertenecen al mismo grupo (véanse los cuadros 11.2 y 11.3). También puede ser necesaria la información sobre la plusvalía mercantil (cuadro 11.1).

Rendimiento del patrimonio neto

Definición

37. El objetivo de este ISF es medir la eficiencia con que las instituciones de depósito utilizan su capital. Se calcula dividiendo el ingreso neto antes de partidas extraordinarias e impuestos (aunque podría utilizarse en su lugar, o adicionalmente, el ingreso neto después de partidas extraordinarias e impuestos (línea 11 del cuadro 4.1)) entre el valor medio del capital durante el mismo período. Como mínimo, el denominador puede calcularse empleando el promedio de las posiciones al inicio y al cierre del período (por ejemplo, al inicio y al cierre del mes), pero se recomienda a los compiladores que para calcular el promedio utilicen las observaciones más frecuentes disponibles. El ingreso neto antes y después de partidas extraordinarias e impuestos (líneas 8 y 11, respectivamente, del cuadro 4.1) y sus componentes se definen en los párrafos 4.17 a 4.36. El indicador se define en los párrafos 6.25 y 6.26.

Temas para los compiladores y fuentes de datos

38. En relación con el ingreso neto, los temas para los compiladores y las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento de los activos.

39. El capital se mide como el capital y reservas total (línea 30 del balance sectorial y definido en el párrafo 4.62) y, en el caso de los datos consolidados a nivel internacional, también como el capital de nivel 1 (línea 32 del cuadro 4.1 y definido en los párrafos 4.70 y 4.73). A falta de datos sobre el capital de nivel 1, podrían usarse los fondos aportados por los propietarios y las utilidades retenidas (incluidas las asignadas a reservas) (línea 30 i) del cuadro 4.1, y definido en el párrafo 4.64). Para medir el capital de todo el sector, se deducen las inversiones en participaciones de capital intrasectoriales del capital total del sector, de forma que el capital y reservas de las instituciones que pertenecen al sector no se contabilice por duplicado. Asimismo, de acuerdo con las directrices de los organismos de supervisión, el capital excluye la plusvalía mercantil adquirida. En el anexo de texto al capítulo 5 se facilita información sobre estos ajustes al capital y reservas y los correspondientes a las provisiones intrasectoriales.

40. Las fuentes de datos del capital se analizan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

Margen financiero/ingreso bruto

Definición

41. Este ISF mide la proporción relativa entre las utilidades financieras netas —ingresos financieros menos gastos financieros—y el ingreso bruto. Se calcula utilizando el ingreso financiero neto (línea 3 del cuadro 4.1) como numerador y el ingreso bruto (línea 5) como denominador. El ingreso financiero neto y sus componentes se definen en los párrafos 4.17 a 4.19, mientras que el ingreso bruto se define en el párrafo 4.20. El indicador se define en los párrafos 6.68 y 6.69.

Temas para los compiladores

42. En la Guía, los ingresos financieros no deben incluir los intereses devengados de activos improductivos (véase el párrafo 4.18). No obstante, para evitar declarar información asimétrica a nivel sectorial, debe realizarse un ajuste de forma que se devenguen intereses sobre los activos improductivos frente a otras instituciones de depósito de la población declarante (párrafos 5.55 a 5.57).

43. El ingreso bruto incluye el ingreso financiero neto y otros ingresos brutos. Dentro de estos últimos, la Guía recomienda la inclusión de las ganancias y pérdidas realizadas y no realizadas que se deriven en cada período de todos los instrumentos financieros (activos y pasivos financieros en moneda local y extranjera) valorados a valor de mercado o valor razonable en el balance, excluidas las participaciones de capital en empresas asociadas y filiales y las inversiones de filiales en la matriz (párrafo 4.22). Además, por lo que respecta a los datos sectoriales, se indican una serie de ajustes para eliminar el efecto de las transacciones intrasectoriales en el ingreso bruto del sector. Dichos ajustes son la eliminación de las siguientes partidas de ingreso derivadas de las posiciones y transacciones con otras instituciones de depósito de la población declarante: los honorarios y comisiones por cobrar; la participación proporcional de la institución de depósito inversionista en las utilidades de las instituciones de depósito asociadas; los dividendos por cobrar de otras instituciones de depósito; otros ingresos por cobrar de otras instituciones de depósito; y las ganancias y pérdidas procedentes de la participación de las instituciones de depósito en otras instituciones de depósito. En el capítulo 5, a partir del párrafo 5.53, y en el recuadro 5.1 se facilita una lista completa de estos ajustes.

44. Las ganancias y pérdidas procedentes de la venta de una empresa asociada o filial (y el retiro de la inversión de una filial en la matriz) se excluyen del ingreso bruto (párrafo 5.92).

Fuentes de datos

45. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos consolidados sobre el ingreso financiero neto y el ingreso bruto deberían poder obtenerse de las fuentes de supervisión, pero la medida en que cumplen las definiciones de la Guía podría depender de las prácticas que se sigan en la contabilidad comercial nacional. Es probable que se necesiten los ajustes sectoriales expuestos anteriormente (véanse el cuadro 11.4 y el párrafo 11.51) y quizá sea necesario agregar la información disponible para calcular tanto el numerador como el denominador.

46. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre el ingreso financiero neto de las instituciones de depósito deberían poder obtenerse de las fuentes basadas en las cuentas nacionales —en el cuadro 11.9 se identifican las partidas pertinentes del SCN 1993—, aunque para realizar los ajustes por la interrupción del devengo de intereses de préstamos en mora pueden ser necesarios datos adicionales. Para los datos sobre el ingreso bruto, puede ser necesaria información adicional, a fin de incluir en el ingreso bruto las partidas que se clasifican como partidas de ingreso en la Guía pero no en las cuentas nacionales (véase el cuadro 11.1), y también para realizar los ajustes sectoriales descritos anteriormente (véase el cuadro 11.2).

Gastos no financieros/ingreso bruto

Definición

47. Este ISF mide la proporción que representan los gastos de administración con respecto a los ingresos brutos y se calcula utilizando los gastos no financieros (línea 6 del cuadro 4.1) como numerador y el ingreso bruto (línea 5) como denominador. Los gastos no financieros se definen en el párrafo 4.30 y el ingreso bruto en el párrafo 4.20. Este indicador se define en los párrafos 6.73 y 6.74.

Temas para los compiladores

48. Los gastos no financieros cubren todos los gastos distintos de los gastos financieros. Las provisiones no se incluyen dentro de este concepto, sino que se identifican por separado en el estado de resultados sectorial (línea 7). Para obtener el total sectorial se deducen todos los gastos no financieros pagados a otras instituciones de depósito (véase el cuadro 11.2), entre los que se incluyen honorarios y comisiones y otros gastos. Además, no se amortiza la plusvalía mercantil en el estado de resultados (párrafo 4.110).

49. En relación con el ingreso bruto, los temas para los compiladores se analizan en el resumen correspondiente al indicador margen financiero/ingreso bruto.

Fuentes de datos

50. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre los gastos no financieros y el ingreso bruto disponibles para los organismos de supervisión pueden depender de las prácticas que se sigan en la contabilidad comercial nacional. Sin embargo, es probable que se necesiten los ajustes sectoriales expuestos anteriormente (véanse el cuadro 11.4 y el párrafo 11.51). En relación con el ingreso bruto, las fuentes de datos se comentan en el resumen correspondiente al indicador margen financiero/ingreso bruto. Quizá sea necesario agregar la información disponible para calcular tanto el numerador como el denominador de este ISF.

51. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre los gastos no financieros de las instituciones de depósito deberían poder obtenerse de las fuentes basadas en las cuentas nacionales —en el cuadro 11.9 se identifican las partidas pertinentes del SCN 1993. Asimismo, deben considerarse los ajustes sectoriales para los gastos no financieros (véase el cuadro 11.2). En relación con el ingreso bruto, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador margen financiero/ingreso bruto.

Activos líquidos/activos totales (coeficiente de activos líquidos)

Definición

52. Este ISF mide la liquidez disponible para satisfacer las demandas previstas e imprevistas de efectivo. Se calcula utilizando los activos líquidos básicos (línea 39 del cuadro 4.1) como numerador y los activos totales (línea 14) como denominador. Este indicador también puede calcularse utilizando los activos líquidos en sentido amplio (línea 40). Los activos líquidos se definen en los párrafos 4.78 a 4.81, y los activos no financieros y financieros (activos totales) se definen en los párrafos 4.37 y 4.38. El ISF se define en los párrafos 6.45 y 6.46.

Temas para los compiladores

53. Evaluar la medida en que un activo es líquido o no es cuestión de criterio y, especialmente en el caso de los valores, depende de la liquidez de los mercados secundarios. En la Guía se distingue entre activos líquidos básicos y activos líquidos en sentido amplio.

54. Dentro de los activos líquidos básicos se incluyen los billetes y monedas y depósitos y otros activos financieros disponibles a la vista o en un plazo máximo de tres meses, pero se excluyen los depósitos de las instituciones de depósito (y otros activos no negociables) en otras instituciones de depósito de la población declarante.

55. Dentro de los activos líquidos en sentido amplio se incluyen los activos líquidos básicos más los valores negociados en mercados líquidos (incluidos los mercados de acuerdos de recompra o repos) que pueden ser convertidos en efectivo fácilmente sin un riesgo significativo de variación del valor en condiciones normales de negocio. Dichos valores comprenden los emitidos por el gobierno y el banco central en su propia moneda y los valores del sector privado de alta calidad crediticia —tanto de renta fija como variable. Por ejemplo, si un instrumento financiero es apto en condiciones comerciales normales para las operaciones de recompra en el banco central, puede ser clasificado como activo líquido. Los valores del sector privado cuya calificación crediticia está por debajo del grado de inversión deben excluirse de la categoría de activos líquidos.

56. Los temas para los compiladores relativos a los activos totales son iguales que en el resumen correspondiente al rendimiento de los activos.

Fuentes de datos

57. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre liquidez deben poder obtenerse de las fuentes de supervisión. El CSBB (2000b) hace hincapié en la necesidad de que los bancos realicen una buena gestión de su liquidez y de que cuenten con procesos de medición eficaces. Debe considerarse la medida en que los criterios nacionales para medir la liquidez coinciden con los conceptos expuestos en la Guía. En concreto, para calcular los activos líquidos totales del sector, antes de la agregación deben deducirse los activos no negociables de las instituciones de depósito frente a otras instituciones de depósito de la población declarante. Quizá sea necesario agregar la información disponible para calcular el numerador y el denominador de este indicador.

58. Datos consolidados a nivel nacional: Aunque las estadísticas monetarias facilitan algunos datos, como los depósitos en el banco central, los conceptos de activos líquidos expuestos en la Guía no están cubiertos en los datos basados en las cuentas nacionales y puede ser que resulte necesario solicitar datos adicionales. En la secuencia completa de cuentas del SCN 1993 se puede obtener una aproximación al indicador básico, tal como se comenta con más detalle en el apéndice IV dentro del apartado de activos líquidos.

Activos líquidos/pasivos a corto plazo

Definición

59. El objetivo de este ISF es captar el desequilibrio de liquidez entre los activos y los pasivos e indicar la medida en que las instituciones de depósito podrían satisfacer el retiro de fondos a corto plazo sin tener problemas de liquidez. Este indicador se calcula utilizando los activos líquidos básicos (línea 39 del cuadro 4.1) como numerador y los pasivos a corto plazo (línea 41) como denominador. También puede calcularse en función de los activos líquidos en sentido amplio (línea 40). El concepto de activos líquidos se define en los párrafos 4.78 a 4.81 y el de pasivos a corto plazo en el párrafo 4.83. El ISF se define en los párrafos 6.47 y 6.48.

Temas para los compiladores

60. Los pasivos a corto plazo son el elemento a corto plazo de los pasivos de deuda de las instituciones de depósito (línea 28) más el valor de mercado neto (a corto plazo, si es posible) de la posición en derivados financieros (pasivos (línea 29) menos activos (línea 21), excluyéndose los pasivos de este tipo con otras instituciones de depósito de la población declarante. El corto plazo debe definirse preferiblemente en función del vencimiento remanente, pero el vencimiento original es una alternativa (definido en los párrafos 3.49 y 3.50).

61. Se recomienda que se incluya la posición neta pasiva en derivados financieros (pasivos menos activos) a valor de mercado (a corto plazo) en vez de la posición bruta pasiva, debido a la práctica del mercado de crear contratos compensatorios y a la posibilidad de que los instrumentos a plazo cambien de posiciones activas a posiciones pasivas y viceversa de un período a otro. Además, dada la importancia que pueden tener los derivados financieros en el análisis de liquidez de las instituciones de depósito, en la Guía consta un cuadro (cuadro 6.4) que podría utilizarse para aportar información sobre los flujos de efectivo esperados procedentes de los derivados financieros y de la liquidación de posiciones al contado en moneda extranjera. El ISF podría calcularse también excluyendo las posiciones en derivados financieros —es decir, utilizando solo la deuda a corto plazo—, especialmente si existe una posición neta de activos en derivados financieros que afecte significativamente al indicador.

62. Los temas para los compiladores relativos a los activos líquidos son los mismos que aparecen en el resumen correspondiente al indicador activos líquidos/activos totales.

Fuentes de datos

63. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre los pasivos a corto plazo en función de su vencimiento remanente podrían obtenerse de las fuentes de supervisión, y habría que considerar la medida en la que dichos datos se ajustan a los conceptos de la Guía, particularmente con respecto a los derivados financieros. Las fuentes de datos sobre los activos líquidos se analizan en el resumen correspondiente al indicador activos líquidos/activos totales.

64. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre pasivos a corto plazo para todos los instrumentos de deuda por lo general no pueden obtenerse de los datos basados en las cuentas nacionales en función de su vencimiento remanente, sino que suelen presentarse por vencimiento original. En FMI (2003b) se esboza la presentación de los datos por su vencimiento remanente para los bancos, solo en función de la deuda externa. Cualquier dato debe excluir los pasivos a corto plazo entre instituciones de depósito de la población declarante que pertenecen al mismo grupo. Los datos sobre las posiciones en derivados financieros pueden obtenerse de las cuentas nacionales (véase el recuadro 11.1), aunque no las posiciones a corto plazo. Las fuentes de datos sobre activos líquidos se analizan en el resumen correspondiente al indicador activos líquidos/activos totales.

Posición abierta neta en moneda extranjera/capital

Definición

65. El objetivo de este ISF es mostrar la proporción entre la exposición de las instituciones de depósito al riesgo cambiario y su capital. La posición abierta en moneda extranjera de una institución de depósito debe calcularse poniendo en el numerador las posiciones en moneda extranjera expresadas en una unidad de cuenta única. El capital es el denominador. El indicador se define en los párrafos 6.31 a 6.38. Estos párrafos proporcionan una explicación detallada de cómo medir la posición abierta neta en moneda extranjera.

Temas para los compiladores

66. Las pautas de la Guía para medir la posición abierta neta en moneda extranjera se basan en las directrices recomendadas por el CSBB. Por tanto, la posición abierta neta de las instituciones de depósito es la suma de la posición neta en instrumentos de deuda en moneda extranjera reflejados en el balance; las posiciones hipotéticas netas en derivados financieros; las carteras de participaciones en moneda extranjera reflejadas en el balance; los ingresos y gastos futuros netos por diferencias de cambio no devengados todavía pero totalmente cubiertos; las garantías e instrumentos similares en moneda extranjera que se van a exigir con certeza y es probable que sean irrecuperables; y, dependiendo de las prácticas seguidas en la contabilidad comercial nacional, cualquier otra partida que represente una ganancia o pérdida en moneda extranjera de las posiciones en moneda extranjera presentadas en una unidad de cuenta única. En la Guía se describe la suma de los tres primeros elementos detallados anteriormente como la “posición abierta neta en moneda extranjera de partidas incluidas en el balance”.

67. Dentro de los instrumentos en moneda extranjera incluidos para el cálculo de este ISF están los instrumentos vinculados a moneda extranjera; es decir, instrumentos en que los montos a pagar están vinculados a una moneda extranjera, aunque los pagos se efectúen en moneda local (párrafo 3.46).

68. En relación con el capital, los temas para los compiladores se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento del patrimonio neto.

Fuentes de datos

69. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Es probable que los datos sobre la posición abierta neta en moneda extranjera puedan obtenerse de las fuentes de supervisión, dado el interés de los organismos de supervisión por el riesgo cambiario de los bancos. Habría que considerar la medida en que el criterio nacional para medir la posición abierta neta se ajusta a los conceptos de la Guía. En relación con el capital, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

70. Datos consolidados a nivel nacional: La posición abierta neta en moneda extranjera no puede obtenerse de los datos basados en las cuentas nacionales, pero podría obtenerse de las fuentes de supervisión o podría solicitarse adicionalmente (véase el cuadro 11.1). En relación con el capital, las fuentes de datos se comentan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

Indicadores de solidez financiera recomendados

Instituciones de depósito

Capital/activos

Definición

71. Este es el coeficiente capital/activos totales, sin que estos últimos estén ponderados en función del riesgo. Mide el grado de financiamiento de los activos que no sea a través de fondos propios y es una medida de la suficiencia del capital de las instituciones de depósito. El ISF se calcula utilizando el capital como numerador y los activos (línea 14 del cuadro 4.1) como denominador. Los activos totales (activos no financieros y financieros) se definen en los párrafos 4.37 y 4.38 y el ISF se define en los párrafos 6.20 y 6.21.

Temas para los compiladores y fuentes de datos

72. En relación con el capital, los temas para los compiladores, incluidas las definiciones de capital, se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento del patrimonio neto y las fuentes de datos se comentan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

73. Por lo que respecta a los activos totales, los temas para los compiladores y las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento de los activos.

Grandes exposiciones crediticias/capital

Definición

74. El objetivo de este ISF es identificar los factores de vulnerabilidad que se derivan de la concentración del riesgo de crédito. En la Guía se establecen tres enfoques para definir este indicador a escala sectorial:

  • El número total de grandes exposiciones crediticias de las instituciones de depósito identificadas de acuerdo con el sistema nacional de supervisión (línea 38 del cuadro 4.1).
  • El total de exposiciones de las cinco instituciones de depósito más grandes (o alrededor de cinco, dependiendo de las circunstancias nacionales) frente a las cinco entidades residentes más grandes (incluidas todas las sucursales y filiales), por volumen de activos, de los sectores de otras empresas financieras y de empresas no financieras, además de la exposición frente al gobierno general (línea 51), expresada como porcentaje del capital de las cinco instituciones de depósito más grandes.
  • El total de exposiciones de las instituciones de depósito frente a entidades afiliadas y contrapartes relacionadas (línea 52) expresado como porcentaje del capital.

75. Este ISF se define en los párrafos 6.27 a 6.30.

Temas para los compiladores

76. Desde el punto de vista de los organismos de supervisión, una alta exposición crediticia se define como una o más exposiciones crediticias con la misma persona o grupo que superan un determinado porcentaje del capital regulador, por ejemplo el 10%. Su aplicación va dirigida a las instituciones de depósito a escala individual. El número de grandes exposiciones de las instituciones de depósito es el que se identifica de acuerdo con el sistema nacional de supervisión (véase el párrafo 4.76).

77. Sin embargo, a escala sectorial, los préstamos de las instituciones de depósito más grandes a las entidades más grandes de otros sectores, como otras empresas financieras o empresas no financieras, podrían tener consecuencias sistémicas en caso de incumplimiento por parte de las entidades más grandes de la economía (párrafo 4.94). Además, la experiencia demuestra la importancia que pueden tener los créditos a prestatarios relacionados (párrafo 4.95).

78. Cuando los datos sobre la distribución sectorial o geográfica de los préstamos indiquen un aumento de la concentración de posiciones, los compiladores podrían identificar aquellos sectores o países para los que podría ser necesaria información más detallada.

79. En relación con el capital, los temas para los compiladores se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento del patrimonio neto.

Fuentes de datos

80. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre grandes exposiciones crediticias deben poder obtenerse de las fuentes de supervisión. El CSBB (1991) subraya la necesidad de contar con un régimen adecuado para la medición y el control de las altas exposiciones crediticias, incluida la necesidad de límites apropiados para la relación entre las altas exposiciones crediticias y el capital, prestando especial atención a los créditos a prestatarios relacionados. Además, el CSBB (1991) señala la necesidad de controlar de cerca los riesgos derivados de exposiciones a determinados sectores y zonas geográficas. Habría que considerar la medida en que los criterios nacionales para medir las grandes exposiciones crediticias se ajustan a los conceptos expuestos en la Guía. En relación con el capital, las fuentes de datos se comentan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

81. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre las grandes exposiciones crediticias no pueden obtenerse de los datos basados en las cuentas nacionales, pero podrían obtenerse de las fuentes de supervisión o solicitarse adicionalmente (véase el cuadro 11.1). En relación con el capital, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

Distribución geográfica de la cartera/cartera total

Definición

82. Este ISF facilita información sobre la distribución geográfica de la cartera bruta, por región. Permite el seguimiento del riesgo de crédito derivado de la exposición crediticia frente a un grupo de países. El criterio que determina la distribución geográfica de los créditos se define en el párrafo 3.36, y el concepto de préstamos brutos (línea 18 i) del cuadro 4.1) se define en los párrafos 4.45 a 4.48. El ISF se define en los párrafos 6.63 y 6.64. La clasificación regional recomendada se basa en la utilizada en Perspectivasde la economía mundial del FMI y se ilustra en el cuadro 12.1.

Temas para los compiladores

83. La cartera de préstamos se clasifica geográficamente en función de la residencia de la entidad declarante local. Por tanto, los préstamos que cualquier sucursal o institución de depósito filial extranjera de la entidad declarante otorga a residentes de la economía local en la que está ubicada se clasifican como préstamos a no residentes y se asignan a la región del mundo correspondiente, mientras que los préstamos a residentes de la economía para la que se compilan los datos sobre los ISF se clasifican como préstamos a la economía local. Si los préstamos a cualquier subregión o país son especialmente significativos, se recomienda un mayor desglose y la identificación del país o subregión.

84. En relación con los préstamos totales, los temas para los compiladores son los mismos que en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

Fuentes de datos

85. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Las fuentes de supervisión podrían disponer de información sobre la distribución geográfica de los préstamos (véase el apartado de fuentes de datos en el resumen del indicador grandes exposiciones crediticias/capital). Pueden utilizarse los datos preparados para las estadísticas bancarias internacionales consolidadas del BPI. En caso contrario, podrían solicitarse datos adicionales. En relación con los préstamos totales, las fuentes de datos son las mismas que las descritas en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

86. Datos consolidados a nivel nacional: Las cuentas nacionales o las fuentes de supervisión podrían no disponer de información sobre la distribución geográfica de los préstamos, pero las estadísticas bancarias internacionales por ubicación del BPI son una fuente para los países que compilan estos datos para el BPI. De lo contrario, podrían solicitarse datos adicionales. Cualquier préstamo entre instituciones de depósito de la población declarante que pertenezcan al mismo grupo debe excluirse, pero los préstamos a las sucursales y filiales extranjeras de instituciones de depósito se incluyen en los datos como préstamos a no residentes. En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

Posiciones activa bruta y pasiva bruta en derivados financieros/capital

Definición

87. El objetivo de estos ISF es indicar el riesgo de las posiciones en derivados financieros de las instituciones de depósito en relación con el capital. Este apartado contiene dos ISF. El primero se calcula utilizando el valor de mercado de los activos por derivados financieros (línea 21 del cuadro 4.1) como numerador, y el segundo se calcula utilizando el valor de mercado de los pasivos por derivados financieros (línea 29) como numerador. Ambos indicadores tienen el capital como denominador. Los derivados financieros se definen en los párrafos 4.56 a 4.58. Los ISF se definen en los párrafos 6.39 y 6.40.

Temas para los compiladores

88. Los derivados financieros incluyen instrumentos a plazo (incluidos los swaps) y opciones.

89. En relación con el capital, los temas para los compiladores, incluidas las definiciones de capital, se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento del patrimonio neto.

Fuentes de datos

90. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Las fuentes de supervisión deben disponer de datos sobre la posición activa y la pasiva en derivados financieros a valor de mercado. En relación con el capital, las fuentes de datos se comentan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

91. Datos consolidados a nivel nacional: Las posiciones brutas activa y pasiva en derivados financieros pueden obtenerse de los datos basados en las cuentas nacionales (estadísticas monetarias y financieras), en el balance sectorial. No obstante, los datos de las cuentas nacionales no están consolidados, y cualquier dato debe excluir las posiciones en derivados financieros entre instituciones de depósito de la población declarante pertenecientes al mismo grupo. Por tanto, quizá sea necesario solicitar por separado datos adicionales (véase el cuadro 11.3). En relación con el capital, las fuentes de datos se comentan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

Ingresos por operaciones en mercados financieros/ingreso total

Definición

92. El objetivo de este ISF es captar la proporción del ingreso de las instituciones de depósito procedente de actividades en los mercados financieros, incluidas las operaciones cambiarias. Este ISF se calcula utilizando las ganancias o pérdidas por instrumentos financieros (línea 4 ii) del cuadro 4.1) como numerador y el ingreso bruto (línea 5) como denominador. Las ganancias y pérdidas por instrumentos financieros se definen en los párrafos 4.22 a 4.27, y el ingreso bruto en el párrafo 4.20. El indicador se define en los párrafos 6.71 y 6.72.

Temas para los compiladores

93. Los compiladores deben tener en cuenta la recomendación de la Guía en el sentido de incluir las ganancias y pérdidas realizadas y no realizadas que se deriven en cada período de todos los instrumentos financieros (activos y pasivos financieros en moneda nacional y extranjera) valorados a su valor de mercado o valor razonable en el balance, excluidas las participaciones en empresas asociadas y filiales y las inversiones de filiales en la matriz (párrafo 4.22). En las cuentas de las instituciones de depósito, en esta partida se han incluido tradicionalmente las ganancias y pérdidas registradas por activos y pasivos mantenidos durante un corto período de tiempo, ya que las instituciones de depósito procuran aprovechar las fluctuaciones a corto plazo de los precios de mercado. El razonamiento de la Guía para mantener este criterio se presenta en el párrafo 4.24. En la Guía se reconoce que recoger las ganancias y pérdidas según se propone puede no ser factible a corto plazo y puede suponer la elaboración de sistemas de compilación de datos.

94. Además, a nivel sectorial deben deducirse las ganancias y pérdidas procedentes de las participaciones de las instituciones de depósito en otras instituciones de depósito de la población declarante (párrafo 5.69).

95. En relación con el ingreso bruto, los temas para los compiladores se analizan en el resumen correspondiente al indicador margen financiero/ingreso bruto.

Fuentes de datos

96. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre las ganancias y pérdidas por instrumentos financieros deben poder obtenerse de las fuentes de supervisión, pero la medida en la que se ajustan a las definiciones de la Guía podría depender de las prácticas que se sigan en la contabilidad comercial nacional. Es probable que sean necesarios los ajustes sectoriales descritos anteriormente (véase el cuadro 11.4.). En relación con el ingreso bruto, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador margen financiero/ingreso bruto. Quizá sea necesario agregar la información disponible para calcular tanto el numerador como el denominador de este ISF.

97. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre las ganancias y pérdidas por instrumentos financieros podrían obtenerse de la cuenta de revalorización del SCN 1993, pero actualmente la compilación de estos datos es relativamente limitada y, por tanto, podría ser necesario solicitar por separado datos adicionales (cuadro 11.1). Si se utilizan los datos de la cuenta de revalorización, hay que excluir los datos sobre ganancias y pérdidas procedentes de la venta de empresas filiales y asociadas (véase el cuadro 11.1). Es probable que sea necesario considerar la necesidad de realizar los ajustes sectoriales descritos anteriormente (véase el cuadro 11.2). En relación con el ingreso bruto, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador margen financiero/ingreso bruto.

Gastos de personal/gastos no financieros

Definición

98. Este ISF compara los costos de personal con los costos totales no financieros. Se calcula utilizando los costos de personal (línea 6 i) del cuadro 4.1) como numerador y los gastos no financieros (línea 6 del cuadro 4.1) como denominador. Los costos de personal y los gastos no financieros se definen en los párrafos 4.30 y 4.31. El indicador se define en los párrafos 6.75 y 6.76.

Temas para los compiladores

99. En este momento no se realizan recomendaciones sobre la posible inclusión de las opciones sobre acciones, ya que el trabajo metodológico sobre su tratamiento se encuentra en marcha.

100. En relación con los gastos no financieros, los temas para los compiladores se analizan en el resumen correspondiente al indicador gastos no financieros/ingreso bruto.

Fuentes de datos

101. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre los costos de personal disponibles para las fuentes de supervisión pueden depender de las prácticas que se sigan en la contabilidad comercial nacional. Las prácticas nacionales determinarán también la medida en la que los datos se ajustan a las definiciones de la Guía. En relación con los gastos no financieros, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador gastos no financieros/ingreso bruto. Puede ser necesario agregar la información disponible para calcular tanto el numerador como el denominador de este ISF.

102. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre los costos de personal deben poder obtenerse de las fuentes basadas en las cuentas nacionales —el cuadro 11.9 identifica las partidas pertinentes del SCN 1993. Véase asimismo el apartado costos de personal incluidos sueldos y salarios del apéndice IV. En relación con los gastos no financieros, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador gastos no financieros/ingreso bruto.

Diferencial entre las tasas de referencia activa y pasiva

Definición

103. Este ISF es la diferencia (expresada en puntos básicos) entre la tasa activa media ponderada y la tasa pasiva media ponderada, excluidas las tasas activas y pasivas entre instituciones de depósito. Para medir el diferencial, en la Guía se recomienda como mínimo el cálculo del promedio ponderado de todas las tasas de interés activas y pasivas (excluidas las de los préstamos y depósitos intrasectoriales) durante un período de referencia de la cartera de instituciones de depósito residentes. El diferencial de tasas de interés podría calcularse también de forma consolidada a nivel internacional con control nacional, indicando así la rentabilidad global, pero combinando la actividad de mercados diferentes. El ISF se define en los párrafos 8.5 a 8.10.

Temas para los compiladores

104. Un método para calcular la tasa activa media ponderada es dividir los ingresos financieros devengados de préstamos declarados por las instituciones de depósito correspondientes a un período determinado (numerador) entre el saldo medio de préstamos (denominador) correspondiente al mismo período. Las tasas de depósito medias ponderadas pueden calcularse dividiendo los gastos financieros derivados de depósitos (numerador) entre el saldo medio de depósitos (denominador) del mismo período. El promedio de los saldos debe calcularse utilizando las observaciones más frecuentes disponibles.

105. También pueden emplearse las tasas de interés contratadas (es decir, los datos de precios) para calcular las tasas de interés medias ponderadas para un período de referencia dado, utilizando los montos de los préstamos como ponderación. En el capítulo 8 se analizan estos criterios y se consideran las ventajas de utilizar las tasas de interés medias y al cierre del período y de calcular las tasas de interés de operaciones pendientes y nuevas. El tratamiento de los intereses de préstamos en mora y de los créditos a tasas establecidas oficialmente se analiza también en el capítulo 8.

Fuentes de datos

106. Para el primer método mencionado anteriormente, los datos sobre los intereses devengados de préstamos y depósitos deben poder obtenerse fácilmente de los sistemas contables de las instituciones de depósito, mientras que los datos sobre los saldos de estas instituciones en préstamos y depósitos se suelen comunicar regularmente a los bancos centrales en informes sobre balances exigidos para la compilación de las estadísticas monetarias.

107. Para la compilación de información sobre las tasas de interés contratadas según el tipo de préstamo y de depósito quizá sea necesario solicitar información por separado.

Diferencial entre las tasas interbancarias máxima y mínima

Definición

108. Este ISF mide el diferencial entre las tasas interbancarias máxima y mínima que se cargan a las instituciones de depósito en el mercado interbanca-rio local. El indicador se define en los párrafos 8.21 a 8.24.

Temas para los compiladores

109. Puede haber limitaciones con este indicador. El marco a través del cual los bancos centrales proporcionan liquidez a los mercados monetarios influye en la liquidez global de dichos mercados, aunque un elemento atípico puede cambiar el valor del indicador de forma sustancial. Además, un aumento detectado del riesgo también podría deberse a límites informales sobre las cantidades de fondos (y no sobre el precio) que podría obtener en préstamo una institución de depósito en el mercado interbancario. Aunque el ISF acordado es un diferencial, también podría haber un interés analítico en divulgar las tasas de interés máximas y mínimas de forma que puedan ser comparadas con otras tasas de los mercados financieros.

Fuentes de datos

110. La fuente de estos datos suelen ser los operadores y agentes interbancarios. Los datos podrían estar a disposición de las autoridades de supervisión o de los departamentos de estadística de los bancos centrales.

Depósitos de clientes/cartera total (no interbancaria)

Definición

111. Este ISF mide la liquidez, en el sentido de que compara una base de depósitos estable con la cartera bruta de préstamos (excluidos los préstamos interban-carios). El indicador se calcula utilizando los depósitos de clientes (línea 24 i) del cuadro 4.1) como numerador y los préstamos no interbancarios (línea 18 i.ii)) como denominador. Los depósitos de clientes se definen en los párrafos 4.42 a 4.44, y los préstamos en los párrafos 4.45 a 4.48. El ISF se define en los párrafos 6.50 y 6.51.

Temas para los compiladores

112. Evaluar la medida en la que un depósito es estable supone la aplicación de juicio, aunque la experiencia indica que algunos tipos de depositantes son menos propensos que otros a mover sus fondos en respuesta a una deficiencia percibida en una institución de depósito individual o en el sistema bancario. Los factores clave que pueden tenerse en cuenta son el tipo de depositante, la medida en la que los depósitos están cubiertos mediante planes de garantía de depósitos sólidos y los vencimientos remanentes.

113. En la Guía se recomienda que el tipo de depositante sea el factor primordial para definir los depósitos de clientes, tanto por su pertinencia como por su aplicación general. Por tanto, los depósitos de clientes incluyen todos los depósitos (residentes o no residentes), excepto los colocados por otras instituciones de depósito y otras empresas financieras (residentes o no residentes).

114. No obstante, se reconoce que pueden haber variaciones en este método. Las grandes empresas no financieras podrían gestionar su liquidez de forma similar a otras empresas financieras y, por tanto, los compiladores podrían preferir excluir estos depósitos de la base de depósitos de clientes. Por otro lado, los depósitos de clientes podrían incluir también los que tienen un vencimiento remanente superior a un año, independientemente del sector al que pertenezca el depositante.

115. Otro método sería determinar los depósitos de clientes por tipo de depósito: es decir, depósitos conocidos por su “estabilidad”, como los depósitos a la vista, los depósitos de ahorro a pequeña escala, los depósitos a plazo, y/o aquellos cubiertos por un plan de garantía de depósitos (sólido).

116. En relación con la cartera total de préstamos, los temas para los compiladores son los mismos que los descritos en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta. Además, los préstamos a otras instituciones de depósito de la población declarante se excluyen de esta medida de préstamos.

Fuentes de datos

117. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Las fuentes de supervisión podrían facilitar información para la compilación de una medida de los depósitos de clientes que tenga coherencia con el método planteado en la Guía. En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que las descritas en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta, mientras que los préstamos a otras instituciones de depósito de la población declarante deben poder obtenerse de los organismos de supervisión.

118. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre depósitos de clientes basados en el enfoque sectorial y los datos sobre préstamos interbancarios pueden obtenerse de las fuentes de las estadísticas monetarias y financieras (con la condición de que se garantice una cobertura sectorial adecuada; véase el párrafo 2.4). En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que las descritas en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

Cartera en moneda extranjera/cartera total

Definición

119. Este ISF mide la proporción de la cartera en moneda extranjera con respecto a la cartera bruta. Se calcula utilizando la parte en moneda extranjera y vinculada a moneda extranjera de los préstamos brutos (línea 46 del cuadro 4.1) a residentes y no residentes como numerador, y los préstamos brutos (línea 18 i)) como denominador. La cartera en moneda extranjera se define en el párrafo 4.90, y los préstamos en los párrafos 4.45 a 4.48. Para los datos consolidados a nivel internacional, la determinación de lo que es y no es moneda extranjera depende del domicilio de la entidad matriz de dicho grupo consolidado específico. El ISF se define en los párrafos 6.65 y 6.66.

Temas para los compiladores

120. En la Guía, moneda nacional es la moneda de curso legal en la economía, emitida por la autoridad monetaria de dicha economía o de la zona de moneda común. Cualquier moneda que no cumpla con esta definición es moneda extranjera para dicha economía (párrafo 3.45).

121. La composición por moneda de los activos (y pasivos) se determina principalmente por las características de los pagos futuros. Los instrumentos en moneda extranjera son los pagaderos en una moneda distinta de la moneda nacional. Una subcategoría de los instrumentos en moneda extranjera son los instrumentos vinculados a la moneda nacional pagaderos en una moneda extranjera, pero cuyos montos por pagar están vinculados a la moneda nacional. Los instrumentos vinculados a moneda extranjera son los pagaderos en moneda nacional, pero cuyos montos por pagar están vinculados a una moneda extranjera. Los préstamos vinculados a moneda extranjera se incluyen en el numerador, dado que los movimientos en el tipo de cambio nacional afectarán a su valor en moneda nacional (párrafo 3.46).

122. En el caso especial en el que una economía utilice como única moneda de curso legal una moneda extranjera, este ISF podría compilarse excluyendo el endeudamiento en dicha moneda extranjera así como el vinculado a la misma.

123. El tipo de cambio más adecuado para la conversión de una posición a la unidad de cuenta es el tipo de cambio del mercado (al contado) vigente en la fecha de referencia y relacionado con la posición. Es preferible el punto medio entre los tipos de compra y venta (párrafo 3.48).

Fuentes de datos

124. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Los datos sobre la cartera denominada en moneda extranjera y vinculada a moneda extranjera podrían obtenerse de las fuentes de supervisión, dado el interés que tienen los organismos de supervisión en la exposición de los bancos al riesgo cambiario. Si esos datos no están disponibles, quizá sea necesario solicitarlos adicionalmente. En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que las descritas en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta. Quizá sea necesario agregar la información disponible para calcular tanto el numerador como el denominador del ISF.

125. Datos consolidados a nivel nacional: Aunque algunas fuentes basadas en las cuentas nacionales —concretamente, las estadísticas monetarias y financieras—pueden incluir datos sobre los activos en moneda extranjera, quizá sea necesario solicitar adicionalmente datos sobre la cartera denominada en moneda extranjera y vinculada a moneda extranjera (véase el cuadro 11.1). Si la fuente de datos es por unidad institucional, deben excluirse los préstamos denominados en moneda extranjera y vinculados a moneda extranjera entre las instituciones de depósito de la población declarante que forman parte del mismo grupo. En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que las descritas en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

Pasivos en moneda extranjera/pasivos totales

Definición

126. Este ISF mide la importancia relativa del finan-ciamiento en moneda extranjera con respecto a los pasivos totales. El nivel de este indicador debe considerarse junto con el indicador anterior (cartera en moneda extranjera/cartera total). Se calcula utilizando los pasivos en moneda extranjera (línea 47 del cuadro 4.1) como numerador y el total de deuda (línea 28) más los pasivos por derivados financieros (línea 29) menos los activos por derivados financieros (línea 21) como denominador. Los pasivos en moneda extranjera se definen en el párrafo 4.90, mientras que el total de deuda se define en el párrafo 4.61 y los derivados financieros en los párrafos 4.56 a 4.58. El ISF se define en los párrafos 6.67 y 6.68.

Temas para los compiladores

127. Las definiciones de moneda extranjera y de instrumentos denominados en moneda extranjera y vinculados a moneda extranjera, así como el tipo de cambio para la conversión, son los mismos que los que se indican en los temas para los compiladores del resumen sobre cartera en moneda extranjera/cartera total.

128. Para pasivos totales, se recomienda que se incluya la posición neta a valor de mercado en derivados financieros (pasivo menos activo), en vez de la posición bruta pasiva, debido a la práctica del mercado de crear contratos compensatorios y a la posibilidad de que los instrumentos a plazo cambien de posiciones activas a posiciones pasivas y viceversa de un período a otro.

129. En el caso especial en el que una economía utiliza como única moneda de curso legal una moneda extranjera, este indicador podría compilarse excluyendo las posiciones en dicha moneda extranjera y las vinculadas a la misma.

Fuentes de datos

130. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Es muy probable que los datos sobre los pasivos en moneda extranjera y pasivos totales pueda obtenerse de las fuentes de supervisión. Habría que considerar la medida en que los datos se ajustan a los conceptos expuestos en la Guía, particularmente con respecto a los derivados financieros. Quizá sea necesario agregar la información disponible para calcular tanto el numerador como el denominador de este ISF.

131. Datos consolidados a nivel nacional: Aunque algunas fuentes basadas en las cuentas nacionales —concretamente, las estadísticas monetarias y financieras y los datos sobre la deuda externa—pueden incluir datos sobre los pasivos en moneda extranjera, quizá sea necesario solicitar adicionalmente datos sobre los pasivos denominados en moneda extranjera y vinculados a moneda extranjera (véase el cuadro 11.1). Los datos sobre los pasivos totales deben poder obtenerse de las fuentes de las cuentas nacionales, como las estadísticas monetarias y financieras (véase el párrafo 2.4). Si los datos se compilan por unidad institucional, deben deducirse los préstamos denominados en moneda extranjera y vinculados a moneda extranjera entre las instituciones de depósito de la población declarante que forman parte del mismo grupo.

Posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital/capital

Definición

132. El objetivo de este ISF es determinar la exposición de las instituciones de depósito al riesgo de las acciones y otras participaciones con respecto al capital. Se calcula utilizando la posición abierta de las instituciones de depósito en acciones y otras participaciones (línea 48 del cuadro 4.1) como numerador, y el capital como denominador. El indicador se define en los párrafos 6.41 a 6.44. Estos párrafos facilitan una explicación detallada de cómo medir la posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital.

Temas para los compiladores

133. Las pautas de la Guía para medir la posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital se basan en las recomendaciones del CSBB. Por tanto, la posición abierta neta de las instituciones de depósito (positiva si la posición es sobrecomprada y negativa si es sobrevendida) es la suma de las participaciones reflejadas en el balance y las posiciones hipotéticas en derivados sobre acciones.

134. Las posiciones largas y cortas en el mercado deben calcularse en función del valor de mercado. Las acciones propias emitidas por la institución de depósito se excluyen del cálculo, al igual que las participaciones en empresas asociadas y filiales no consolidadas (así como las inversiones de filiales en la matriz).

135. Las posiciones hipotéticas en derivados sobre acciones incluyen las posiciones hipotéticas correspondientes a contratos de futuros y a plazo relativos a acciones individuales, los futuros relativos a índices de acciones, los swaps de acciones y el valor de mercado de las posiciones en acciones que subyacen a opciones.

136. En relación con el capital, los temas para los compiladores, incluidas las definiciones de capital, se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento del patrimonio neto.

Fuentes de datos

137. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Es probable que los datos sobre la posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital puedan obtenerse de las fuentes de supervisión. Habría que considerar la medida en que los criterios nacionales para medir la posición abierta neta se ajustan a los conceptos de la Guía. En relación con el capital, las fuentes de datos se comentan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

138. Datos consolidados a nivel nacional: La posición abierta neta en acciones y otras participaciones de capital no puede obtenerse de los datos basados en las cuentas nacionales, pero podría obtenerse de las fuentes de supervisión o ser objeto de solicitud adicional (véase el cuadro 11.1). En relación con el capital, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora neta de provisiones/capital.

Otras empresas financieras

Activos/activos totales del sistema financiero

Definición

139. Este ISF mide la importancia relativa de otras empresas financieras con respecto al sistema financiero nacional. Los activos financieros de otras empresas financieras (línea 3 del cuadro 4.2) conforman el numerador, y los activos totales del sistema financiero son el denominador. Este último comprende los activos financieros totales de propiedad de las instituciones de depósito (línea 16 del cuadro 4.1), otras empresas financieras, empresas no financieras (línea 17 del cuadro 4.3), los hogares (línea 11 del cuadro 4.4), el gobierno general y el banco central. El concepto de activos financieros se define en el párrafo 4.38 y el indicador se define en el párrafo 7.6.

Temas para los compiladores

140. Para calcular los activos totales del sistema financiero se incluyen todas las entidades residentes en la economía nacional. Además, en la Guía se recomienda que para cada sector empresarial —instituciones de depósito, otras empresas financieras y empresas no financieras—los datos se compilen de forma consolidada; por tanto, deben eliminarse los créditos frente a otras entidades residentes clasificadas dentro del mismo sector. Los créditos frente a entidades de otros sectores no deben eliminarse.

141. Para que el indicador esté completo, también podrían incluirse dentro de los activos totales del sistema financiero los activos financieros de las ISFLSH (véase el párrafo 2.17), aunque en muchos casos podrían ser relativamente insignificantes.

Fuentes de datos

142. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre los activos financieros totales de otras empresas financieras y de los otros sectores de la economía pueden obtenerse de los datos basados en las cuentas nacionales, teniendo en cuenta los ajustes necesarios para excluir los créditos entre empresas del grupo (véanse los cuadros 11.3, 11.5 y 11.7). Para poder realizar los ajustes, quizá sea necesario solicitar datos adicionales.

143. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: En el caso de las entidades más grandes, los datos podrían extraerse de los estados financieros públicos y agregarse para obtener el numerador del ISF. No obstante, habría que considerar la medida en que los datos resultantes serían coherentes con los conceptos expuestos en la Guía.

Activos/PIB

Definición

144. Este ISF mide la importancia de otras empresas financieras en comparación con el volumen de la economía. Los activos financieros de otras empresas financieras (línea 3 del cuadro 4.2) constituyen el numerador y el PIB es el denominador. Los activos financieros se definen en el párrafo 4.38 y el ISF en el párrafo 7.7.

Temas para los compiladores

145. En relación con los activos de otras empresas financieras, los temas para los compiladores son los mismos que en el resumen correspondiente al indicador activos de otras empresas financieras/activos totales del sistema financiero.

Fuentes de datos

146. Los datos sobre el PIB pueden obtenerse de las fuentes de las cuentas nacionales.

147. Las fuentes de datos de los activos de otras empresas financieras son las mismas que en el resumen del indicador activos de otras empresas financieras/activos totales del sistema financiero. Para este indicador los datos se compilan solo de forma consolidada a nivel nacional.

Empresas no financieras

Deuda total/patrimonio neto

Definición

148. Este ISF mide el apalancamiento de las empresas —la medida en la que las actividades se financian mediante fondos propios. Se calcula utilizando la deuda (línea 29 del cuadro 4.3) como numerador y el capital y reservas (línea 31 del cuadro 4.3) como denominador. Deuda se define en el párrafo 4.61, y capital y reservas en el párrafo 4.62. El ISF se define en los párrafos 7.10 y 7.11.

Temas para los compiladores

149. Deben excluirse los activos de deuda entre empresas no financieras de la población declarante que pertenecen al mismo grupo.

150. Las inversiones en participaciones de capital en empresas asociadas y filiales no consolidadas (y las inversiones de las filiales en la matriz) deben registrarse en el balance del inversionista (véase el párrafo 3.33) en función de su participación proporcional en el capital y reservas de las empresas asociadas y filiales no consolidadas, y sin utilizar el valor de mercado de la participación.

151. Para medir el capital sectorial hay que deducir todas las participaciones de capital intrasectoriales del capital global del sector, de forma que el capital y las reservas de las empresas del sector no se contabilicen por duplicado (véase el recuadro 5.2). Además, de acuerdo con el criterio aplicado para las instituciones de depósito, se deduce también la plusvalía mercantil.

Fuentes de datos

152. Datos consolidados a nivel nacional: La deuda y el capital de las empresas no financieras pueden obtenerse de los datos basados en las cuentas nacionales. No obstante, puede ser que se necesiten datos adicionales para realizar los ajustes señalados en los temas para los compiladores (véanse los cuadros 11.6 y 11.7).

153. Datos consolidados a nivel internacional: En el caso de las entidades más grandes, los datos podrían extraerse de los estados financieros públicos y agregarse para obtener el numerador y el denominador del ISF. No obstante, habría que considerar la medida en que los datos resultantes serían coherentes con los conceptos expuestos en la Guía, y podría ser necesario realizar ajustes sectoriales.

Rendimiento del patrimonio neto

Definición

154. Este ISF se utiliza generalmente para captar la eficiencia con que las empresas no financieras utilizan su capital. Se calcula empleando las utilidades antes de intereses e impuestos (EBIT) (línea 34 del cuadro 4.3) como numerador, y el valor medio de capital y reservas (línea 31) durante el mismo período como denominador. Como mínimo, el denominador puede calcularse tomando el promedio de las posiciones al inicio y al cierre del período (por ejemplo, al inicio y al cierre del mes), pero se recomienda a los compiladores que para calcular el promedio utilicen las observaciones más frecuentes disponibles. EBIT se define en el párrafo 4.116 (véanse también los párrafos 4.100 a 4.104) y capital y reservas en el párrafo 4.62. El ISF se define en los párrafos 7.12 a 7.14.

Temas para los compiladores

155. Como en el caso de las instituciones de depósito, el ingreso se calcula con un enfoque más próximo a los criterios de la contabilidad comercial y de los organismos de supervisión que a las cuentas nacionales. Por tanto, en la Guía se recomienda que se incluyan las ganancias y pérdidas realizadas y no realizadas que surjan durante cada período de todos los instrumentos financieros (activos y pasivos financieros, en moneda nacional y extranjera) valorados a su valor de mercado o valor razonable en el balance, excluidas las participaciones de capital en empresas asociadas y filiales y las inversiones de las filiales en la matriz (párrafo 4.22), y las ganancias y pérdidas procedentes de la venta de activos fijos, que se miden como la diferencia entre el valor de venta y el valor según balance al cierre del período anterior.

156. También se especifican ajustes sectoriales para evitar que los ingresos intrasectoriales afecten a EBIT. Particularmente, los dividendos recibidos y la participación de la matriz en las utilidades retenidas de una empresa asociada (y viceversa, si se trata de la inversión de una filial en la matriz) deben deducirse de otros ingresos (neto). Asimismo, se excluyen las ganancias y pérdidas procedentes de participaciones de capital en otras empresas no financieras y de la venta de activos fijos a otras empresas no financieras que estén incluidas en otros ingresos (neto). Dado que la plusvalía mercantil no se clasifica como activo, no se amortiza en el estado de resultados (véase el párrafo 4.110).

157. Al tratarse de datos consolidados, se excluyen las transacciones y posiciones entre empresas no financieras de la población declarante que pertenecen al mismo grupo.

158. En relación con el capital, los temas para los compiladores, incluidas las definiciones de capital, se comentan en el resumen correspondiente al indicador deuda total/patrimonio neto.

Fuentes de datos

159. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos pueden extraerse de los datos basados en las cuentas nacionales. No obstante, puede ser que se necesiten datos adicionales para realizar los ajustes señalados en los temas para los compiladores (véanse los cuadros 11.6 y 11.7).

160. Datos consolidados a nivel internacional: En el caso de las entidades más grandes, los datos podrían extraerse de los estados financieros públicos y agregarse para obtener el numerador y el denominador de este ISF. El concepto de utilidades antes de impuestos e intereses se utiliza en el análisis de las cuentas de las empresas. No obstante, habría que considerar la medida en que los datos resultantes serían coherentes con los conceptos expuestos en la Guía, y podría ser necesario realizar ajustes sectoriales.

Ganancias/gastos por intereses y principal

Definición

161. Este ISF mide la capacidad de las empresas no financieras para cubrir sus pagos de servicio de la deuda (intereses y principal). Sirve como indicador del riesgo de que una empresa no sea capaz de efectuar los pagos exigidos de sus deudas. Se calcula empleando las utilidades (ingreso neto) antes de intereses e impuestos (EBIT) (línea 34 del cuadro 4.3) más los intereses por cobrar de otras empresas no financieras (línea 33) como numerador, y los pagos de servicio de la deuda (línea 35) durante el mismo período como denominador. EBIT se define en el párrafo 4.116, el concepto de intereses por cobrar de otras empresas no financieras se define en el párrafo 4.115, y los pagos de servicio de la deuda en el párrafo 4.117. El ISF se define en los párrafos 7.15 y 7.16.

Temas para los compiladores

162. El denominador, los pagos de servicio de la deuda, incluye los pagos a otras empresas no financieras (excluidos los pagos entre empresas no financieras de la población declarante que pertenecen al mismo grupo). El numerador incluye los intereses por cobrar a otras empresas no financieras (excluidos los intereses por cobrar de empresas no financieras de la población declarante que pertenecen al mismo grupo). Por tanto, el denominador y el numerador tienen la misma cobertura.

163. En relación con EBIT, los temas para los compiladores se analizan en el resumen correspondiente al rendimiento del patrimonio neto.

Fuentes de datos

164. Datos consolidados a nivel nacional: Aunque la metodología sobre estadísticas de la deuda externa exige la compilación de datos sobre los pagos de servicio de la deuda externa, es probable que se deba solicitar por separado datos adicionales sobre los pagos de servicio de la deuda, incluso sobre los pagos entre empresas no financieras de la población declarante que pertenecen al mismo grupo (véanse los cuadros 11.6 y 11.7).

165. Datos consolidados a nivel internacional: En el caso de las entidades más grandes, los datos podrían extraerse de los estados financieros públicos y agregarse para calcular el numerador y el denominador de este ISF. El concepto de cobertura del servicio de la deuda (particularmente de cobertura de intereses) se utiliza en el análisis de las cuentas de las empresas. No obstante, habría que considerar la medida en la que los datos resultantes serían coherentes con los conceptos expuestos en la Guía, y quizá sea necesario realizar ajustes sectoriales.

Exposición cambiaria neta/patrimonio neto

Definición

166. Este ISF mide la exposición de las empresas no financieras al riesgo cambiario con respecto a su capital. Cuanto mayor sea la exposición al riesgo cam-biario, mayor será la presión que ejercerá una depreciación significativa de una moneda sobre la solidez financiera de las empresas no financieras y, por ende, mayor será la presión sobre las instituciones de depósito. La exposición cambiaria neta de las empresas no financieras por partidas incluidas en el balance (línea 36 del cuadro 4.3) es el numerador, y el capital y reservas (línea 31) es el denominador. La posición abierta debe calcularse como se describe para las instituciones de depósito en los párrafos 6.32 y 6.33. El ISF se define en los párrafos 7.17 a 7.19.

Temas para los compiladores

167. La posición cambiaria neta debe medirse utilizando la misma metodología que se describe para las instituciones de depósito en el resumen correspondiente al indicador posición abierta neta en moneda extranjera/capital.

168. Dada la posible dificultad para compilar datos sobre los riesgos cambiarios por partidas fuera de balance, en la Guía se recomienda que como mínimo se preste atención inicialmente a la exposición cambia-ria neta de las empresas por partidas incluidas en el balance, pero el indicador podría calcularse también utilizando la exposición cambiaria neta total de las empresas (línea 37) como numerador.

169. En relación con el capital, los temas para los compiladores, incluidas las definiciones de capital, se analizan en el resumen correspondiente al indicador deuda total/patrimonio neto.

Fuentes de datos

170. Datos consolidados a nivel nacional: Es probable que se deba solicitar por separado datos adicionales sobre la exposición cambiaria neta de las empresas, dado que no pueden obtenerse de las fuentes de las cuentas nacionales (véase el cuadro 11.6). En relación con el capital, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador deuda total/patrimonio neto.

171. Datos consolidados a nivel internacional: En el caso de las entidades más grandes, los datos sobre la exposición cambiaria neta de las empresas podrían extraerse de los estados financieros públicos de las grandes empresas y agregarse para obtener el numerador y el denominador de este ISF, pero habría que considerar la medida en la que los datos resultantes serían coherentes con los conceptos expuestos en la Guía. En relación con el capital, las fuentes de datos se analizan en el resumen correspondiente al indicador deuda total/patrimonio neto.

Número de solicitudes de protección frente a los acreedores

Definición

172. Este ISF mide las tendencias de quiebras, pero depende de la calidad y la naturaleza de la legislación en materia de quiebras y otros aspectos relacionados. Es una simple adición numérica de las empresas no financieras que han solicitado protección frente a la quiebra durante el período. Este indicador se define en el párrafo 7.20.

Temas para los compiladores

173. Para el sector en general, los datos facilitados deben ser el número total de empresas no financieras residentes en la economía que han solicitado protección en un período determinado. No se deben incluir las solicitudes de protección procedentes de filiales extranjeras de entidades residentes.

Fuentes de datos

174. Estos datos podrían obtenerse de la oficina nacional de estadística o del departamento o ministerio de comercio e industria.

Hogares

Deuda de los hogares/PIB

Definición

175. Este ISF mide el nivel global de endeudamiento de los hogares (generalmente relacionado con préstamos de consumo e hipotecarios) como proporción del PIB. Se calcula utilizando la deuda de los hogares (línea 20 del cuadro 4.4) como numerador y el PIB como denominador. El concepto de deuda se define en el párrafo 4.61. El indicador se define en los párrafos 7.23 y 7.24.

Temas para los compiladores

176. Los datos para calcular la deuda de los hogares incluyen la deuda contraída solo por los hogares residentes de la economía.

Fuentes de datos

177. Datos nacionales: La información sobre la deuda de los hogares y el PIB debe poder obtenerse de las fuentes de las cuentas nacionales (véase el párrafo 11.15).

Servicio de la deuda y pago de principal de los hogares/ingreso

Definición

178. Este ISF mide la capacidad de los hogares para cubrir los pagos de su deuda (intereses y principal). Se calcula utilizando los pagos de servicio de la deuda de los hogares (línea 24 del cuadro 4.4) como numerador, y el ingreso bruto disponible (línea 6) durante el mismo período como denominador. El concepto de pagos de servicio de la deuda de los hogares se define en el párrafo 4.122 (véase también el párrafo 4.117), y el de ingreso bruto disponible en el párrafo 4.120. Este ISF se define en los párrafos 7.25 y 7.26.

Temas para los compiladores

179. Es difícil obtener datos sobre el sector de los hogares, por lo que es fundamental la coordinación con el organismo que compila los datos sobre este sector para su inclusión en las estadísticas de las cuentas nacionales.

Fuentes de datos

180. Datos nacionales: La información sobre el ingreso disponible de los hogares debe poder obtenerse de las fuentes de las cuentas nacionales. No obstante, estas fuentes podrían no disponer de los datos sobre los pagos de servicio de la deuda, por lo que quizá se deba solicitar por separado datos adicionales (véase el párrafo 11.16).

Liquidez del mercado

Diferencial medio entre la demanda y la oferta en el mercado de valores

Definición

181. Este ISF es la diferencia entre los precios a los cuales los participantes del mercado están dispuestos a comprar (demanda) y a vender (oferta) activos; es un indicador de la rigidez del mercado —el costo relativo de realizar una transacción independientemente del nivel absoluto del precio de mercado de los instrumentos objeto de venta. Se calcula como la diferencia entre el mejor precio de demanda (más alto) y el mejor precio de oferta (más bajo) del mercado, expresada como porcentaje del precio de compra y de venta medio de un activo —un título de deuda de referencia del gobierno o del banco central en primer lugar. Los diferenciales entre la demanda y la oferta tienden a ser más pequeños en mercados más líquidos y eficientes. Este indicador se define en los párrafos 8.27 y 8.44 a 8.46.

Temas para los compiladores

182. Dada la vinculación entre los indicadores de liquidez basados en el mercado y el indicador sobre los activos líquidos de las instituciones de depósito, deben compilarse los diferenciales entre el precio de demanda y el precio de oferta, como mínimo, para los instrumentos financieros incluidos dentro de activos líquidos en sentido amplio. El punto de partida natural es compilar indicadores para: 1) los valores públicos nacionales o del banco central que las autoridades nacionales utilizan para influir en las condiciones de liquidez de su economía nacional y 2) los valores de empresas si se incluyen en la definición de activos líquidos.

183. Asimismo, la rigidez de los mercados cambia-rios locales también puede ser pertinente si los valores denominados en moneda extranjera entran en la categoría de activos líquidos.

184. La cantidad de valores que pueden ser negociados al mejor precio de compra y de venta, respectivamente, es importante para interpretar el diferencial entre la demanda y la oferta, y en la Guía se recomienda la divulgación de esta información junto con dicho diferencial (párrafo 8.47).

185. El diferencial entre el precio de demanda y de oferta debe compilarse diariamente o, como mínimo, semanalmente. La frecuencia de las observaciones de precios puede ser por movimiento, pero preferiblemente deben tomarse al menos dos cotizaciones por día (por ejemplo, a las 10.30 h. y a las 14.30 h.). Si las observaciones de precios se toman con intervalos inferiores a una hora, hay que tener cuidado para evitar sesgos relacionados con la volatilidad sistemática de las cotizaciones intradía (párrafo 8.48).

186. En la Guía se hace otra recomendación sobre cómo calcular el diferencial si las cotizaciones de compra y de venta se expresan en términos de rentabilidad en vez de precio (párrafo 8.46 y recuadro 8.1), y se presenta un método adicional para calcular el diferencial precio de demanda y de oferta que tiene en cuenta la cantidad de valores que pueden negociarse a los precios cotizados (párrafo 8.49).

Fuentes de datos

187. Los principales mercados de la economía nacional pueden utilizarse como fuente de datos para compilar los diferenciales precio de demanda y de oferta. Otras fuentes pueden ser las asociaciones de operadores, los bancos centrales y las bases de datos comerciales, aunque los compiladores que acudan a un proveedor de bases de datos comerciales tendrán que determinar por su cuenta si el producto ofrecido satisface sus necesidades. Quizá no sea necesario cubrir a todos los creadores de mercado, que son probablemente la principal fuente de información. Se recomienda cubrir a los cinco creadores de mercado principales o al menos a aquellos que representen como mínimo el 75% del volumen de mercado. También puede cubrirse la creación de mercado electrónica automática.

Coeficiente de rotación media diaria en el mercado de valores

Definición

188. Este ISF es el coeficiente entre el promedio de operaciones diarias y el número de valores en circulación; es un indicador de la profundidad del mercado —la capacidad de un mercado para absorber un gran volumen de operaciones sin que se produzca un efecto significativo en sus precios. Se calcula como el número de valores comprados y vendidos durante un período de negociación dividido por el número medio de valores en circulación al inicio y al cierre de dicho período. Debe reflejar el volumen de todas las operaciones realizadas durante el horario de operación oficial de los mercados. En la Guía se recomienda calcular el volumen de operaciones, en primer lugar, para un título de deuda de referencia del gobierno o del banco central. El ISF se define en el párrafo 8.39.

Temas para los compiladores

189. En relación con otros tipos de valores que deben compilarse y la frecuencia de la compilación, se aplican las mismas consideraciones expuestas en el apartado de temas para los compiladores del resumen correspondiente al indicador diferencial medio entre la demanda y la oferta en el mercado de valores.

190. Aparte de la encuesta trienal de bancos centrales sobre la actividad en el mercado de divisas (y de derivados) que realiza el BPI, los datos sobre el volumen de operaciones en el mercado cambiario son escasos.

Fuentes de datos

191. Las fuentes de datos son las mismas que se describen en el resumen correspondiente al indicador diferencial medio entre la demanda y la oferta en el mercado de valores.

Mercados inmobiliarios

Precios inmobiliarios

Definición

192. Este ISF comprende los índices de precios de los inmuebles residenciales y comerciales por separado. La poca experiencia internacional que existe sobre la elaboración de índices de precios inmobiliarios representativos se debe a las dificultades de la tarea: los mercados inmobiliarios, tanto nacionales como internacionales, son heterogéneos y carecen de liquidez. Por tanto, en lugar de recomendar una serie única de índices o métodos de compilación, en la Guía se describe una serie de técnicas cuya aplicación puede basarse en las necesidades, las condiciones y los recursos locales. Se señala también la necesidad de preparar inventarios de los inmuebles residenciales y comerciales, a fin de proporcionar una base para la compilación de índices de precios (párrafo 9.12).

193. En la Guía se analizan dos métodos principales para crear índices de precios inmobiliarios: el índice de precios inmobiliarios de Laspeyres (véanse los párrafos 9.20 a 9.24) y el índice de precios hedónicos o ajustados en función de la calidad mediante regresión (véanse los párrafos 9.25 y 9.26). Otras medidas de precios comentadas son los índices de precios medios (valor unitario) (párrafos 9.16 y 9.17) y los índices de precios ajustados en función de la liquidez (párrafo 9.27).

Temas para los compiladores

194. El índice de Laspeyres calcula la variación media ponderada en los precios durante un período dado para una cesta fija de bienes inmuebles en un período base determinado. El índice de precios hedónicos mediante regresión calcula las series de precios para una unidad inmobiliaria normal haciendo una regresión y eliminando la influencia de múltiples factores de calidad específicos que afectan a los precios de venta reales. Sin embargo, los métodos hedónicos pueden ser complejos y costosos desde el punto de vista de los datos necesarios y requieren un conocimiento profesional sobre cómo compilar dichas medidas.

195. En la Guía se describe asimismo el “índice de valor unitario” que, si bien no es un índice de precios, es probablemente la medida de precios inmobiliarios más generalizada y a veces proporciona información útil sobre las grandes variaciones de precios. Sin embargo, este índice puede estar muy sesgado a causa de unas cuantas operaciones con valores extremos, variaciones en la combinación de transacciones o variaciones en la calidad de las unidades objeto de venta (párrafos 9.16 y 9.17).

196. Los inmuebles comerciales poseen características específicas que pueden influir en la tarea de compilación, incluida la gran diversidad de tipos de inmuebles comerciales, cuyas características concretas pueden variar según la actividad específica del ocupante. Por otra parte, la naturaleza comercial del producto permite que muchas propiedades inmobiliarias sean clasificadas como producto básico medido en metros cuadrados de espacio comercial (véanse los párrafos 9.28 a 9.31).

Fuentes de datos

197. Los datos sobre transacciones inmobiliarias pueden obtenerse de los registros oficiales que contienen dicha información. En ellos se asientan las transmisiones de titularidad de los inmuebles de la localidad y se actualizan los datos cuando cambia el propietario. Otra fuente de datos son los agentes inmobiliarios, que reúnen a los compradores y vendedores de bienes inmuebles. Los datos obtenidos de estas dos fuentes pueden ayudar a construir un índice de precios, especialmente si se dispone de datos de bienes inmuebles similares o del mismo tipo a lo largo de un período de tiempo. Otra fuente de información pueden ser las instituciones financieras que realizan actividades crediticias en el mercado inmobiliario.

Préstamos inmobiliarios residenciales/cartera total

Definición

198. El objetivo de este ISF es determinar el riesgo de las instituciones de depósito frente al sector inmobiliario residencial, centrándose en los prestatarios pertenecientes al sector de los hogares. Se calcula utilizando los préstamos inmobiliarios residenciales como numerador (línea 43 del cuadro 4.1) y los préstamos brutos (línea 18 i)) como denominador. Los préstamos inmobiliarios residenciales se definen en el párrafo 4.88 y los préstamos en los párrafos 4.45 a 4.48. Este ISF se define en los párrafos 6.58 a 6.60.

Temas para los compiladores

199. Para la compilación de este ISF es fundamental que las instituciones de depósito apliquen de manera uniforme la definición de inmueble residencial: viviendas individuales, apartamentos y otras viviendas (como casas flotantes y casas móviles), así como cualquier terreno asociado, destinados a ser ocupados por familias individuales.

200. La deuda con garantía inmobiliaria de los hogares puede utilizarse como numerador (línea 25 del cuadro 4.4). Aunque no todos los préstamos inmobiliarios a los hogares están garantizados mediante inmuebles residenciales, ésta suele ser la práctica preponderante.

201. En relación con la cartera total, los temas para los compiladores son los mismos que se explican en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

Fuentes de datos

202. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Quizá sea necesario solicitar datos adicionales sobre préstamos inmobiliarios residenciales si no es posible obtenerlos de las fuentes de supervisión. Puede ser que se tenga que agregar la información disponible. En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que se mencionan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

203. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre préstamos inmobiliarios residenciales pueden obtenerse de las fuentes de las estadísticas monetarias y financieras, que proporcionan una clasificación industrial de los préstamos según el tipo de actividad económica (recuadro A3.1 del apéndice III). De otro modo, quizá sea necesario solicitar datos adicionales por separado (véase el cuadro 11.1). En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que se mencionan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

Préstamos inmobiliarios comerciales/cartera total

Definición

204. Este ISF mide el riesgo de los bancos frente al mercado inmobiliario comercial. Se calcula utilizando como numerador los préstamos garantizados mediante bienes inmuebles comerciales, los préstamos a las empresas de construcción y los préstamos a las empresas de promoción inmobiliaria (línea 44 del cuadro 4.1), y utilizando los préstamos brutos (línea 18 i)) como denominador. Los préstamos inmobiliarios comerciales se definen en el párrafo 4.88 y los préstamos en los párrafos 4.45 a 4.48. Este ISF se define en los párrafos 6.61 y 6.62.

Temas para los compiladores

205. Al igual que en el caso de los préstamos inmobiliarios residenciales, es fundamental que las instituciones de depósito apliquen de manera uniforme la definición de préstamos inmobiliarios comerciales. Se deben deducir los préstamos inmobiliarios comerciales entre instituciones de depósito de la población declarante que pertenecen al mismo grupo.

206. En relación con los préstamos totales, los temas para los compiladores son los mismos que se mencionan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

Fuentes de datos

207. Datos consolidados a nivel internacional que se controlan a nivel nacional: Quizá sea necesario solicitar datos adicionales sobre los préstamos inmobiliarios comerciales si no es posible obtenerlos de las fuentes de supervisión. Puede ser que se tenga que agregar la información disponible. En relación con los préstamos totales, las fuentes de datos son las mismas que se mencionan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

208. Datos consolidados a nivel nacional: Los datos sobre préstamos inmobiliarios comerciales pueden obtenerse de las fuentes de las estadísticas monetarias y financieras, que proporcionan una clasificación industrial de los préstamos según el tipo de actividad económica (recuadro A3.1 del apéndice III). En este caso, deben deducirse los préstamos entre instituciones de depósito residentes que pertenecen al mismo grupo. De otro modo, quizá sea necesario solicitar datos adicionales por separado (véase el cuadro 11.1). En relación con la cartera total, las fuentes de datos son las mismas que se mencionan en el resumen correspondiente al indicador cartera en mora/cartera total bruta.

    Other Resources Citing This Publication