Article

Asia meridional: Pakistán recibe del FMI un préstamo de US$7.600 millones

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
December 2008
Share
  • ShareShare
Information about Western Hemisphere Hemisferio Occidental
Show Summary Details

El Directorio Ejecutivo del FMI aprobó un préstamo de US$7.600 millones a favor de Pakistán para respaldar el programa de estabilización y reconstrucción de la economía al mismo tiempo que se amplía la red social para proteger a los pobres.

El acuerdo stand-by, de 23 meses, le permitirá al gobierno ejecutar un programa de estabilización que contempla un endurecimiento considerable de la política fiscal y monetaria para reducir la inflación y el déficit de la cuenta corriente externa a niveles más sostenibles. Asimismo, busca corregir desequilibrios macroeconómicos sin dejar de proteger a los pobres y preservar la estabilidad social de los 170 millones de habitantes.

“Al proporcionar un fuerte respaldo financiero, el FMI les está señalando claramente a los donantes el afianzamiento de las perspectivas macroeconómicas de Pakistán”, dijo el Subdirector Gerente del FMI Takatoshi Kato.

El programa económico oficial

“El programa del gobierno tiene dos objetivos. Primero, restablecer la estabilidad económica general y la confianza mediante políticas macroeconómicas más restrictivas. Segundo, asegurar simultáneamente la estabilidad social y el respaldo adecuado para los pobres durante el proceso de ajuste”, explicó Juan Carlos Di Tata, jefe de la misión del FMI a Pakistán.

Las autoridades ya tomaron algunas medidas en pos de esas metas, como recortar los subsidios energéticos y subir la tasa de interés para endurecer la política monetaria. Entre los pasos contemplados para los 24 próximos meses cabe mencionar:

  • Se reducirá el déficit fiscal, excluidas las donaciones, de 7,4% del PIB en 2007/08 (a partir del 1 de julio) a un nivel más manejable de 4,2% en 2008/09 y 3,3% en 2009/10, nivel en el que se encontraba hace tres años. Este ajuste fiscal se logrará principalmente eliminando poco a poco los subsidios energéticos e incrementando la recaudación mediante medidas tributarias y administrativas. El recorte del gasto dejará margen para expandir la inversión en la red de protección social.
  • El banco central actuará en el ámbito monetario para engrosar las reservas internacionales, bajar la inflación a 6% en 2010 y eliminar el financiamiento que le proporciona al gobierno. El programa incluye medidas para mejorar la gestión monetaria, afianzar la capacidad de disolución de instituciones bancarias y evitar el uso de recursos públicos para apuntalar el mercado bursátil.
  • Se incrementará el gasto en la red de protección social al servicio de los pobres a través de transferencias de efectivo y subsidios focalizados a la electricidad. El programa fiscal para 2008/09 contempla un aumento equivalente a 0,6% puntos porcentuales del PIB, con lo cual el gasto llegaría a 0,9% del PIB. Pakistán colaborará también con el Banco Mundial para extender el programa de protección social y focalizarlo mejor.

El aporte del FMI

El financiamiento del FMI facilitará el ajuste y representará una señal de firme respaldo frente a la comunidad internacional. De los US$7.600 millones del préstamo, US$3.100 millones se desembolsarán de inmediato para apuntalar las reservas. El FMI seguirá el curso de la economía para cerciorarse del cumplimiento de los objetivos macroeconómicos fijados por el gobierno y decidir si las circunstancias exigen ajustes.

“Es importante señalar que el programa y su condicionalidad están basados en metas e indicadores elaborados por las autoridades mismas para los dos próximos años. El FMI está convencido de que los programas mejor ejecutados son los que elaboran y sienten suyos los propios países”, declaró Di Tata.

Además del respaldo del FMI, hay una necesidad urgente de movilizar el apoyo de donantes para que Pakistán pueda resistir mejor shocks eventuales, financiar la expansión de la red de protección social y hacer posible un gasto mayor en programas de desarrollo. “El FMI está preparado para participar en toda reunión de donantes y suministrar los análisis económicos y financieros necesarios para sustentar un respaldo más extenso”.

La ejecución como clave del éxito

Varios riesgos amenazan el éxito del programa: incertidumbre en torno a la seguridad y la ejecución, una desaceleración imprevistamente grave de la actividad económica de los socios comerciales y una afluencia de capitales privados inferior a la esperada.

“Es fundamental que la ejecución sea sostenida y decisiva”, precisó Di Tata.

Los avances previos

Desde principios de esta década hasta mediados de 2007, Pakistán tuvo un desempeño económico robusto. Entre 2000/01 y 2004/05, cuando puso en marcha con éxito dos programas respaldados por el FMI, el crecimiento del PIB real promedió el 5% por año, con estabilidad de los precios relativos. Eso le permitió al país volver a ingresar en los mercados internacionales de capital a mediados de la década.

Pero la situación macroeconómica empeoró significativamente en 2007/08 y el primer cuatrimestre de 2008/09 debido a factores internos y externos. Los problemas de seguridad, los profundos shocks exógenos de precios (del petróleo y de los alimentos) y la reciente turbulencia financiera mundial vapulearon la economía.

La rápida respuesta del FMI

El FMI acudió velozmente en ayuda de los países de mercados emergentes y en desarrollo afectados por las secuelas de la crisis financiera que se originó en las economías avanzadas.

La organización dispone de más de US$200.000 millones para créditos y puede aprobar préstamos con rapidez a través del mecanismo de financiamiento de emergencia. Japón ofreció suministrar más recursos de ser necesario.

Other Resources Citing This Publication