Article

La formación de mercados locales de bonos

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
January 2008
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

En un mundo donde los capitales circulan a gran escala, la formación de un mercado local de bonos es una prioridad para muchos países de mercados emergentes. Un mercado en buen funcionamiento resulta vital para la eficiencia y la estabilidad de la intermediación financiera y para el crecimiento económico.

Muchos países de mercados emergentes han liberalizado sus cuentas de capital, mejorado el ambiente macroeconómico y avanzado en el campo de la innovación financiera, y todo eso atrae más capitales. El FMI y el Banco Mundial están intensificando su actividad en esos países para ayudarlos a crear mercados locales de bonos.

Al mismo tiempo, los cambios demográficos, la adopción de sistemas plenamente capitalizados de cuentas de ahorro jubilatorio bajo administración privada y la evolución de los marcos contable y regulatorio han multiplicado el volumen de activos gestionados pertenecientes a inversionistas institucionales de los mercados maduros y emergentes.

En algunos países de mercados emergentes, el aumento de la demanda de activos financieros nacionales invertibles supera la oferta y causa fuertes alzas de los precios de los activos, un rápido crecimiento del crédito y la apreciación de la moneda.

Mercados emergentes: Desarrollo de los mercados locales de bonos

En un sentido más profundo, un mercado local de capitales en buen funcionamiento puede ayudar a un país a enfrentar mejor la volatilidad de las corrientes de capital, brindar a los inversionistas institucionales instrumentos que satisfagan la demanda de activos de renta fija, y contribuir a contener la inestabilidad financiera ligada a las burbujas de precios. Y al no depender de fuentes externas de financiamiento, los mercados emergentes están protegidos de quedar excluidos de los mercados internacionales de capital.

Cómo vencer las dificultades

Para muchos de estos países, la dificultad radica en crear mercados e instrumentos sólidos que les permitan a los operadores difundir y transferir los riesgos a las partes más preparadas y dispuestas a asumirlos. El FMI y el Banco Mundial ayudan a los países a alcanzar esa meta en consonancia con el plan de acción del Grupo de los Ocho (G-8) pensado para desarrollar los mercados locales de bonos en las economías de mercados emergentes y en los países en desarrollo. El G-8 anunció el plan el año pasado en Potsdam, Alemania, y dio a conocer un informe de ejecución después de las Reuniones Anuales que celebraron el FMI y el Banco Mundial en octubre.

El Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF), la asistencia técnica y un programa de trabajo conjunto son algunas de las actividades que dan fe del compromiso de ambas instituciones.

El PESF: Se trata de una iniciativa conjunta lanzada por el FMI y el Banco Mundial en mayo de 1999 que busca una promoción más eficaz de la solidez de los sistemas financieros en los países miembros. Respaldado por expertos de diversos organismos nacionales y normativos, el programa pretende detectar los puntos fuertes y débiles del sistema financiero de un país, determinar cómo se controlan las principales fuentes de riesgo, evaluar las necesidades de desarrollo y asistencia técnica del sector y ayudar a priorizar medidas de política.

Asistencia técnica: Tanto el FMI como el Banco Mundial han proporcionado una asistencia técnica significativa atendiendo a pedidos de los países. Tradicionalmente, la asistencia técnica del FMI en el sector financiero se ha centrado en el banco central y la regulación bancaria.

Sin embargo, a medida que los países han ido llevando a cabo una segunda generación de reformas, el Departamento de Mercados Monetarios y de Capital ha ampliado su alcance para abarcar temas como los mercados de capital y la gestión de activos y pasivos. El Banco Mundial, por su parte, promueve un fondo de bonos en moneda local (GEMLOC) que constituye un nuevo foco importante de asistencia técnica.

Colaboración entre el FMI y el Banco Mundial: La Corporación Financiera Internacional, el Grupo Consultivo sobre Mercados de Capital del Banco Mundial y el Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI colaboran estrechamente y celebran reuniones mensuales sobre los siguientes temas:

  • Marcos de regulación y supervisión y mecanismos de negociación, liquidación, custodia y entrega. A través de las evaluaciones que realiza la Organización Internacional de Comisiones de Valores al amparo del PESF, y como parte de los programas consultivos nacionales y regionales, el FMI y el Banco Mundial han estructurado las prioridades de reforma de distintos países y están preparados para brindar asistencia técnica, en coordinación con otras instituciones financieras internacionales, para corregir las deficiencias en estos ámbitos.
  • Gestión de la deuda pública y desarrollo de mercados. Como parte de las actividades de asistencia para la gestión de la deuda y el desarrollo de mercados de deuda, hace poco se elaboró un programa de trabajo ampliado para supervisar y afianzar los marcos de gestión de la deuda pública, y se están concentrando los esfuerzos en ayudar a los países a formular estrategias eficaces de gestión de la deuda.
  • Titulización. Los mercados de valores respaldados por activos pueden facilitar el financiamiento a largo plazo para la inversión en vivienda e infraestructura y, al mismo tiempo, proporcionar a los fondos de jubilación y las compañías de seguros los instrumentos a largo plazo que necesitan como contraparte de sus obligaciones.

Aunque la crisis de las hipotecas de alto riesgo demuestran que el potencial de la dispersión del riesgo puede amplificar la volatilidad, la titulización ha estimulado la formación de mercados financieros y sus bondades son innegables.

Con todo, es fundamental que la innovación financiera esté rodeada de salvaguardas y mecanismos de control del riesgo adecuados. El FMI ha puesto en marcha un ambicioso proyecto en este sentido, y el Banco Mundial tiene amplias operaciones destinadas a respaldar distintas transacciones de titulización, además de ayudar a los países a crear mercados nacionales de titulización a través de asistencia técnica sobre marcos jurídicos y operativos.

Con una estrategia debidamente estructurada, diseñada y ejecutada, habrá una variedad de instrumentos y otros incentivos vinculados al mercado primario necesarios para el desarrollo del mercado local de bonos públicos.

  • El universo de inversionistas. Un mercado de bonos extenso y líquido necesita tanto fondos nacionales de pensión e inversión colectiva como inversionistas extranjeros. Como integrante del Grupo Consultivo sobre Mercados de Capital, el Departamento de Mercados Monetarios y de Capital está estudiando los factores que influyen en el comportamiento de los inversionistas en los mercados emergentes, los obstáculos fundamentales a la formación de mercados de capital emergentes y—dentro de ellos—de inversionistas institucionales locales y extranjeros, y las medidas correctivas.

El FMI también está explorando prácticas óptimas para la formación de un universo local de inversionistas institucionales (por ejemplo, a través de la reforma de los fondos de pensión) y para la modernización de las regulaciones y la uniformidad en el tratamiento de los inversionistas institucionales y extranjeros, entre otros.

El Banco Mundial, cuyas operaciones de asistencia técnica e inversión promueven fondos de jubilación y compañías de seguros, proyecta dedicar más atención a la creación de bonos que atraigan más inversión institucional. Además, el proyecto GEMLOC seguramente ayudará a diversificar el universo de inversionistas en los países de mercados emergentes.

  • Mercados emergentes de recompra y de derivados. Estos mercados son fundamentales para mejorar la liquidez y la capacidad de cobertura de los operadores frente al riesgo. El Departamento de Mercados Monetarios y de Capital cooperó con varios mercados emergentes en este ámbito, en un caso en un proyecto de envergadura sobre derivados.

En colaboración con el Banco Mundial, el FMI organizará talleres regionales en los que participarán reguladores y otras autoridades. El Banco Mundial ofrece derivados a sus clientes como parte de los servicios de control del riesgo y está formulando una estrategia para ayudar a los países a desarrollar estos mercados.

  • Mercados de bonos en países menos desarrollados. El FMI y el Banco Mundial lanzaron hace poco una iniciativa para ayudar a países de bajo ingreso, entre ellos los de África subsahariana, a definir y ejecutar su Estrategia de Deuda a Mediano Plazo para la emisión y gestión de la deuda. Con una estrategia debidamente estructurada, diseñada y ejecutada, habrá una variedad de instrumentos y otros incentivos vinculados al mercado primario necesarios para el desarrollo del mercado local de bonos públicos.

El programa de desarrollo institucional de mercados de valores eficientes del Banco Mundial, financiado desde Suecia, también ayudará a formar mercados de bonos en algunos países africanos, con la atención puesta en un principio en mejorar el financiamiento de vivienda e infraestructura.

  • Calidad y disponibilidad de datos. La falta de datos de buena calidad y comparables a escala internacional sobre el mercado de bonos perjudica a los países de mercados emergentes. El FMI y el Banco Mundial están colaborando en este campo con otras instituciones financieras internacionales, como el Banco de Pagos Internacionales y el Banco Central Europeo.

En una reunión celebrada en Washington el 27 y 28 de septiembre de 2007 se dejó acordada una serie ordenada de metas para mejorar los datos sobre valores, entre ellas la preparación de una guía sobre bonos. El Banco Mundial también está estudiando la posibilidad de crear un indicador de los mercados de bonos y está trabajando en un índice de potencial de inversión para los mercados de bonos emergentes.

  • Regionalización. El FMI y el Banco Mundial analizan más a fondo cómo organizar y poner en práctica la regionalización para que los mercados de capital pequeños ganen en eficiencia, escala y acceso. El Banco Mundial está examinando ejemplos para extraer lecciones y está a punto de iniciar un estudio de este tema en países de África oriental.
  • Intercambio de conocimientos y experiencias. El FMI y el Banco Mundial continuarán trabajando sobre estas cuestiones en talleres y seminarios dedicados a gestores de deuda, reguladores, inversionistas y otros participantes del mercado.

Ceyla Pazarbasioglu

FMI, Departamento de Mercados

Monetarios y de Capital

Other Resources Citing This Publication