Article

Strauss-Kahn, nuevo titular del FMI

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
November 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Dominique Strauss-Kahn, ex Ministro de Hacienda de Francia, asumió el cargo de Director Gerente del FMI el 1 de noviembre, decidido a vigorizar la reforma de la institución de 185 países miembros que participa en la supervisión de la economía mundial. En las puertas del organismo le dio la bienvenida con un apretón de manos su predecesor, Rodrigo de Rato.

Comunicado del CMFI: El CMFI examina la economía mundial y la reforma del FMI

El Comité Monetario y Financiero Internacional celebró su decimosexta reunión en la ciudad de Washington, el 20 de octubre de 2007, bajo la presidencia del Sr. Tommaso Padoa-Schioppa, Ministro de Economía y Hacienda de Italia. El Comité le da la bienvenida al Sr. Padoa-Schioppa, nuevo Presidente del CMFI; expresa su profundo agradecimiento al Sr. Gordon Brown por su invalorable aporte a la labor del Comité y del FMI durante los ocho años que ocupó la Presidencia del Comité, y manifiesta sus mejores deseos para el futuro.

La economía mundial y los mercados financieros: Perspectivas, riesgos y respuestas de la política económica

El Comité expresa su satisfacción por el vigoroso crecimiento mundial del primer semestre de 2007. Observa que la economía mundial continúa estando respaldada por puntales económicos sólidos y el crecimiento robusto de las economías de mercados emergentes y otras economías en desarrollo. Se prevé que las recientes turbulencias en los mercados financieros de las economías avanzadas tengan un efecto moderador en el crecimiento a corto plazo; de aquí en adelante se han incrementado los riesgos a la baja. El Comité subraya la importancia de aplicar políticas macroeconómicas adecuadas a mediano plazo y de mantenerse alerta a fin de garantizar el funcionamiento eficaz de los mercados financieros y reforzar las bases para respaldar un crecimiento alto y sostenido. También expresa su satisfacción por la resiliencia de las economías de mercados emergentes y otras economías en desarrollo en medio de la reciente turbulencia de los mercados financieros.

Los bancos centrales de las economías avanzadas han desempeñado un papel esencial, ya que aseguraron el funcionamiento eficaz de los mercados monetarios proporcionando la liquidez necesaria y al mismo tiempo se mantuvieron alerta para asegurarse de que los mercados financieros continuaran operando eficazmente. Asimismo, deberá mantenerse una política monetaria centrada en lograr la estabilidad de los precios al tiempo que se evalúan detenidamente las perspectivas de la inflación, teniendo en cuenta las presiones inflacionarias derivadas de la tensión en los mercados de productos básicos y del aumento de los precios del petróleo y de los alimentos, y los riesgos a la baja para el crecimiento.

Los ministros y los gobernadores de los bancos centrales han mantenido un debate fructífero sobre las enseñanzas derivadas del actual episodio de turbulencia en los mercados financieros, y se han comprometido a avanzar conjuntamente en esta labor, lo que incluye un marco multilateral, con el fin de analizar la naturaleza de las perturbaciones y considerar las lecciones que deberían aprenderse y las medidas que deberían aplicarse para evitar turbulencias en el futuro. El Comité coincidió en que la innovación y la securitización financieras, si bien han contribuido a ampliar la diversificación de los riesgos y a mejorar la eficiencia de los mercados, también han creado algunos desafíos nuevos que deben resolverse adecuadamente.

El Comité hace hincapié en que las autoridades nacionales, los organismos normativos, el Foro sobre Estabilidad Financiera, el Banco de Pagos Internacionales y el FMI, trabajando en forma mancomunada y dentro de sus respectivos cometidos, tienen funciones complementarias en el análisis de aspectos de la estabilidad financiera, y pueden ayudar a identificar y abordar los déficits de información y proporcionar foros para el debate y la acción. Entre los ámbitos por abordar se incluyen: prácticas de gestión de los riesgos relacionados con productos estructurados complejos; valoración y registro de los instrumentos no incluidos en el balance, especialmente en tiempos de tensión; clara descripción del tratamiento de los productos complejos por parte de las agencias calificadoras de riesgo; análisis de los principios básicos de la supervisión de prudencia para las entidades financieras reguladas, y gestión de la liquidez. En su próxima reunión, el Comité examinará la labor realizada.

El Comité reconoce los avances que se han hecho en el establecimiento de prioridades para las tareas efectuadas por el FMI en relación con el sector financiero. Insta al FMI a redoblar sus esfuerzos para ampliar y profundizar su especialización financiera a fin de identificar cuestiones futuras, e integrar más eficazmente las conclusiones de la supervisión multilateral del FMI en la supervisión que lleva a cabo a nivel regional y bilateral. El Comité señala además la creciente importancia de los fondos soberanos de inversión en los mercados financieros internacionales. Si bien reconoce el papel positivo que desempeñan estos fondos en el desarrollo de la liquidez de mercado y la asignación de recursos financieros, el Comité celebra la labor realizada por el FMI en relación con el análisis de las cuestiones que afectan a los inversionistas y a los receptores de estos flujos, incluido un diálogo para identificar las prácticas óptimas. Asimismo, pone énfasis en la importancia de resistir a las presiones proteccionistas y mantener un sistema financiero mundial abierto.

El Comité subraya el valor de tomar medidas adicionales para reforzar las bases de un crecimiento alto y sostenido a mediano plazo. Muchos países necesitan aplicar planes de consolidación fiscal a mediano plazo ambiciosos para hacer frente a las presiones sobre el gasto social derivadas del envejecimiento de la población. Las reformas estructurales adoptadas para aprovechar plenamente las oportunidades que brindan la globalización y los avances tecnológicos deberán incluir una mayor liberalización de los sectores de servicios en las economías avanzadas, así como nuevas medidas para mejorar la infraestructura y el entorno empresarial y desarrollar un sector financiero sólido en los países de mercados emergentes y otros países en desarrollo. Para hacer frente a las crecientes desigualdades del ingreso, el Comité hace hincapié en la importancia de fortalecer la educación, crear empleos en los sectores más dinámicos, aplicar políticas tributarias bien diseñadas y establecer redes de protección social adecuadas. Los avances en la apertura comercial, el mejoramiento del acceso a los mercados y el cumplimiento de los compromisos de ayuda contraídos por los donantes serán esenciales para mantener un crecimiento vigoroso.

El Comité exhorta a la implementación sostenida de los planes de política que los participantes en la consulta multilateral sobre los desequilibrios mundiales reafirmaron en la reunión de abril último del CMFI. Reitera que, además de sustentar el crecimiento mundial, la corrección ordenada de los desequilibrios mundiales es una responsabilidad mancomunada que implica: la promoción del ahorro nacional en Estados Unidos, entre otras medidas mediante una consolidación fiscal ininterrumpida; nuevos avances de las reformas encaminadas a estimular el crecimiento en Europa; más reformas estructurales y consolidación fiscal en Japón; reformas que vigoricen la demanda interna en las economías emergentes de Asia, junto con la flexibilización de los tipos de cambio de diversos países con superávit, y un aumento del gasto acorde con la capacidad de absorción y la estabilidad macroeconómica en los países productores de petróleo.

El Comité manifiesta su preocupación por la falta persistente de avances en la Ronda de Doha sobre el comercio multilateral e insta a los países miembros de la OMC a esforzarse por lograr que las negociaciones de dicha Ronda, iniciada en 2001 como ronda para el desarrollo, lleguen a término sin más demora y alcancen sus ambiciosas metas.

Prioridades en la ejecución de la Estrategia a Mediano Plazo del FMI

El Comité recalca la importancia crítica de poner en práctica el programa de reformas de las cuotas y la voz de los países miembros que la Junta de Gobernadores adoptó en Singapur. El Comité deja constancia de su satisfacción con el informe del Directorio Ejecutivo a la Junta de Gobernadores, toma nota del avance de varios elementos del programa e insta al Directorio Ejecutivo a seguir trabajando para lograr un acuerdo guiándose por el calendario y los objetivos consignados en la Resolución de Singapur. En particular, respalda la inclusión del PIB en la nueva fórmula como la variable primordial. También considera que deben figurar el PIB-PPA y un factor de compresión. El Comité destaca que el aumento total de las cuotas debe ser del orden del 10%, y que como mínimo deben duplicarse los votos básicos. Asimismo, reitera que la reforma debe realzar la representación de las economías dinámicas, que en muchos casos corresponden a países de mercados emergentes que han adquirido un peso y un papel más notable en la economía mundial. Uno de los resultados de la segunda ronda de reformas debe ser un nuevo aumento de los votos relativos de las economías de mercados emergentes y en desarrollo como conjunto. El Comité también hace hincapié en la importancia de realzar la voz y la representación de los países de bajo ingreso, y alienta al Directorio Ejecutivo a continuar con sus labores a fin de poder llegar a un acuerdo sobre todos los elementos del programa de reforma para la primavera de 2008.

El Comité reconoce la necesidad del FMI de contar con fuentes de ingresos más predecibles y estables para financiar sus distintas actividades. Deja constancia de su satisfacción por el avance de la formulación de pautas operativas para implementar las recomendaciones de la Comisión de Notables presidida por el Sr. Andrew Crockett. El Comité señala que tanto el ingreso como el gasto tendrán que contribuir a cimentar y sustentar la situación financiera del FMI. Aunque celebra los esfuerzos que está desplegando el FMI para recortar sus gastos administrativos, el Comité opina que es necesario incrementar la eficiencia y el ahorro a través de la fijación de prioridades a nivel de toda la institución. Esto se debe lograr dentro de una nueva dotación presupuestaria a mediano plazo, sin que por eso la organización sea menos eficaz a la hora de cumplir con su mandato primordial. Por lo tanto, insta al Directorio Ejecutivo a elaborar propuestas concretas sobre el nuevo modelo de ingreso y el nuevo marco de gasto para las reuniones de abril de 2008, y a acordar una nueva dotación presupuestaria a mediano plazo detallada para el ejercicio 2009 que coincida con el incipiente marco de ingreso y gasto.

El Comité celebra el avance realizado para afianzar la supervisión que lleva a cabo el FMI a través de: la adopción de la Decisión sobre la Supervisión Bilateral en junio de este año; el principio de acuerdo sobre la adopción de una exposición de las prioridades de la supervisión por parte del Directorio Ejecutivo en el contexto del Examen Trienal de la Supervisión de 2008, para guiar la labor de supervisión y lograr una rendición de cuentas más estricta, y la integración en curso de las cuestiones atinentes al sector financiero como parte del análisis macroeconómico y de la supervisión bilateral. La aplicación imparcial de la nueva Decisión constituye uno de los elementos fundamentales de la Estrategia a Mediano Plazo. El Comité queda a la espera de la oportunidad de pasar revista al progreso y a las experiencias en estos ámbitos, así como de la futura evaluación de la experiencia recogida con las consultas simplificadas del Artículo IV.

El Comité avala la prioridad que, como parte del asesoramiento brindado a las economías de mercados emergentes, el FMI le concede a la detección oportuna de focos de vulnerabilidad, al fortalecimiento de las prácticas de gestión de la deuda y a la profundización de los mercados de capital locales, y a la elaboración de medidas pensadas para responder a las grandes afluencias de capital. Asimismo, toma nota de la labor de elaboración de un nuevo instrumento de liquidez que contribuiría a los esfuerzos nacionales de prevención de crisis y al mismo tiempo brindaría salvaguardias adecuadas para los recursos del FMI. Aunque algunos elementos clave del instrumento han recibido respaldo, quedan por resolverse dudas sobre la demanda potencial y la concepción de importantes características del diseño. El Comité exhorta al Directorio Ejecutivo a seguir trabajando en el diseño del instrumento, prestando debida atención a la interacción con los actuales servicios del FMI y a las opiniones de los posibles usuarios. El Comité queda a la espera del seguimiento del examen de los cargos por la asistencia financiera del FMI y su estructura de vencimientos, así como de la evaluación de la política del FMI sobre concesión de préstamos a países con atrasos en los pagos.

El Comité celebra el avance realizado en la tarea de aclarar el papel del FMI en los países de bajo ingreso a través de: un respaldo financiero y de políticas bien diseñado en el contexto de la supervisión, de los servicios financieros de la institución y de la asistencia técnica. Aguarda con interés un marco operativo integral que aúne las distintas facetas de la labor del FMI en los países de bajo ingreso con miras a focalizarla mejor e imprimirle más eficacia. El Comité hace hincapié en la importancia de cumplir con los compromisos de ayuda para el comercio y alienta las iniciativas en curso de la OMC y otras instituciones para ampliar la ayuda para el comercio y mejorar su coordinación y prestación. El Comité considera muy prioritario ayudar a los países a cosechar los frutos del aumento de la ayuda y del alivio de la deuda y evitar una nueva acumulación de deuda insostenible. A su vez, celebra las iniciativas recientes encaminadas a ayudar a los países de bajo ingreso a elaborar estrategias de endeudamiento a mediano plazo basadas en el marco de sostenibilidad de la deuda, y también a fomentar el crédito sostenible. Insta a todos los acreedores y prestatarios a utilizar el marco como herramienta fundamental para ceñirse a prácticas crediticias responsables y transparentes. Asimismo, exhorta a todos los acreedores bilaterales y comerciales a participar de lleno en la Iniciativa para los PPME, y manifiesta su preocupación por el creciente número de acciones judiciales entabladas contra países pobres muy endeudados, ya que estas representan un duro obstáculo a la puesta en práctica de la Iniciativa. El Comité queda a la espera de un avance urgente en cuanto al financiamiento asegurado por los países miembros para que Liberia pueda beneficiarse del alivio de la deuda. El FMI está preparado para estudiar otros casos parecidos a su debido tiempo.

El Comité se declara complacido con el Plan Ejecutivo Conjunto de Acción para la Colaboración entre el Banco Mundial y el FMI, que promoverá una cooperación más estrecha y eficiente entre las dos organizaciones, así como una delineación clara de sus responsabilidades, en la labor dedicada a los países de bajo ingreso y en otros ámbitos.

Otros asuntos

El Comité recomienda que los países miembros acepten la Cuarta Enmienda del Convenio Constitutivo relativa a la asignación especial de DEG de carácter excepcional.

El Comité valora mucho la contribución de la OEI para crear una cultura de aprendizaje en el FMI y facilitar la fiscalización y la gestión de gobierno. Estima satisfactorio el marco reforzado para la puesta en práctica de las recomendaciones de la OEI avaladas por el Directorio Ejecutivo, que ya ha comenzado a funcionar en todos sus aspectos.

El Comité rinde homenaje al Sr. Rodrigo de Rato por la habilidad y la visión estratégica de las que dio muestra en el cargo de Director Gerente del Fondo Monetario Internacional. Como artífice de la Estrategia a Mediano Plazo, deja al FMI bien preparado para hacer frente a los desafíos que plantea una economía mundial en rápida evolución. El Sr. De Rato profundizó la integración de los temas concernientes al sector financiero como parte de la labor del FMI y puso en marcha una reforma ambiciosa encaminada a realzar la voz y la representación de los países de bajo ingreso y de mercados emergentes dentro de la organización. Asimismo, imprimió mayor claridad a la función que desempeña el FMI en el campo de la supervisión bilateral y lanzó el nuevo instrumento de consulta multilateral. El poder de persuasión del que hizo gala el Sr. De Rato al convencer a los países miembros de la necesidad de instituir un nuevo modelo de ingreso para el FMI resultó decisivo para iniciar una reflexión estratégica sobre los ingresos y los gastos de la institución, que contribuirá a afianzar su sostenibilidad financiera en el nuevo contexto internacional. El Comité desea expresar su gratitud al Sr. De Rato por su dedicación y su visión, gracias a las cuales el FMI tiene por delante una trayectoria sólida y positiva.

El Comité expresa su enorme satisfacción por el nombramiento del Sr. Dominique Strauss-Kahn como nuevo Director Gerente y aguarda con ansia la oportunidad de colaborar estrechamente con él para enfrentar los retos futuros.

La próxima reunión del CMFI se celebrará en la ciudad de Washington el 12 de abril de 2008.

Other Resources Citing This Publication