Article

Llamados a fortalecer el FMI en medio de la crisis crediticia

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
November 2007
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Con la turbulencia de los mercados —y las fallas que dejó expuestas en partes del sistema financiero internacional— como telón de fondo, la última jornada de las Reuniones Anuales de 2007 fue ocasión de exhortaciones a que el FMI se afiance en la supervisión financiera mundial y reestructure su gestión de gobierno.

Del 20 al 22 de octubre se reunieron en la ciudad de Washington ministros de Hacienda y presidentes de bancos centrales del mundo entero para participar en las Reuniones Anuales del FMI y del Banco Mundial, en un momento de renovada inquietud motivada por las repercusiones de la implosión del mercado estadounidense de hipotecas de alto riesgo. Rodrigo de Rato, Director Gerente saliente del FMI, declaró ante los delegados de 185 países en la jornada de cierre que la turbulencia financiera es como “un terremoto en los mercados de crédito”.

Las reuniones también coincidieron con un punto de inflexión en el crecimiento económico mundial. Tres grandes mercados emergentes —China, India y Rusia— originan hoy más de la mitad del crecimiento mundial, según el informe Perspectivas de la economía mundial, que acaba de publicar el FMI. Ese hecho pone vivamente de relieve la reforma lanzada con la finalidad de realzar la voz de los mercados emergentes en el FMI, donde la representación —al igual que en muchas instituciones internacionales— aún refleja el equilibrio de poderes que se cristalizó tras la segunda guerra mundial.

Reuniones Anuales de 2007: Exhortaciones a fortalecer el FMI

De Rato recalcó que el interrogante del momento es si la economía mundial va a dar un vuelco tras cinco años de crecimiento vigoroso. Según las proyecciones del FMI, el crecimiento mundial disminuirá del 5,2% en 2007 al 4,8% en 2008, tras el 5,4% registrado en 2006. Hasta el momento, los mercados emergentes han escapado a las consecuencias de la contracción crediticia que viven Estados Unidos y Europa. De hecho, De Rato señaló: “Las economías emergentes se han convertido en una fuente de estabilidad para la economía mundial, algo que habría resultado impensable hace unos pocos años”.

El Grupo de los 24, integrado por países en desarrollo, subrayó que “los países en desarrollo son un nuevo motor y un factor estabilizador de la economía mundial” e instaron al FMI a afianzar la supervisión de los sistemas financieros de las economías avanzadas.

Los “geniecillos” de la estabilidad financiera

Tommaso Padoa-Schioppa, presidente del órgano encargado de orientar las políticas del FMI —el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI)— señaló al periodismo que aunque varios bancos centrales le opusieron firme resistencia, la turbulencia reciente “puso al descubierto una serie de problemas que quizá sean más profundos que el episodio concreto que desencadenó las tensiones”.

Las economías emergentes se han convertido en una fuente de estabilidad para la economía mundial, algo que habría resultado impensable hace unos pocos años.

“En el sistema financiero se producen hechos que son como los geniecillos que, una vez fuera de la botella, son difíciles de seguir, de entender”, explicó. “Está claro que los organismos supervisores, e incluso las propias instituciones financieras que crean estos instrumentos, tienen que entender qué es lo que esas creaciones están haciendo en el mercado. Sin duda este es un motivo de preocupación”. No obstante, puntualizó que, por el lado bueno, la turbulencia ocurrió en un momento de abundante liquidez mundial y de solidez de las economías.

Gran parte de los tres días de deliberaciones —tanto en las sesiones oficiales como en seminarios organizados por el FMI, el Banco Mundial y centros de estudios locales— se centró en las lecciones que se podrían extraer de la convulsión financiera reciente, las perspectivas económicas y financieras mundiales y los próximos cometidos de los programas de trabajo del FMI y del Banco Mundial.

El CMFI afirmó que la innovación y la securitización financiera, si bien han contribuido a ampliar la diversificación de los riesgos y a mejorar la eficiencia de los mercados, también han creado algunos desafíos nuevos “que deben resolverse adecuadamente”. En ese sentido, individualizó cinco ámbitos concretos: prácticas de gestión de los riesgos relacionados con productos estructurados complejos; valoración y registro de los instrumentos no incluidos en el balance, especialmente en tiempos de tensión; descripciones claras del tratamiento de los productos complejos por las agencias calificadoras de riesgo; examen de los principios básicos de la supervisión prudencial para las entidades financieras reguladas, y gestión de la liquidez.

El CMFI le solicitó al FMI que, en colaboración con el Foro sobre Estabilidad Financiera, el Banco de Pagos Internacionales y otras instituciones, profundizara la labor en estos temas y le presentara un informe en la próxima reunión, programada para el 12 de abril de 2008 en Washington. Asimismo, alentó al FMI a continuar empeñándose en “ampliar y profundizar su especialización financiera a fin de identificar cuestiones futuras”, y le solicitó que integrara más eficazmente las conclusiones de la supervisión de la economía mundial en la supervisión que lleva a cabo a nivel regional y bilateral. También expresó su satisfacción con los estudios sobre los fondos soberanos de inversión que está llevando a cabo el FMI.

Voces más fuertes

Uno de los temas que acaparó la atención del CMFI fue el avance del programa que puso en marcha el FMI para reformar en dos años el sistema de cuotas, a fin de plasmar mejor el peso cambiante de cada país miembro dentro de la economía mundial. Lanzado en Singapur hace un año, el programa comenzó con un aumento ad hoc de las cuotas de las cuatro economías más subrepresentadas: China, Corea, México y Turquía. Muchos países de mercados emergentes y en desarrollo se manifestaron inquietos en cuanto a la profundidad de la reforma y la probabilidad de lograr suficiente voz en la conducción de la institución.

Padoa-Schioppa declaró ante la prensa que en el curso del último año se había logrado avanzar lo suficiente como para confiar en que los elementos esenciales de la reforma ya estarán decididos para las reuniones de abril. Ya ha quedado acordada la necesidad de que los votos relativos cambien a favor de las economías emergentes y en desarrollo en su conjunto, que el aumento total de las cuotas sea de alrededor del 10% y que los votos básicos por lo menos se dupliquen para proteger la situación de los países de bajo ingreso. El plan consiste en poner broche a la reforma en las Reuniones Anuales de 2008.

El CMFI destacó que la segunda ronda de reformas debe producir “un nuevo aumento de los votos relativos de las economías de mercados emergentes y en desarrollo como conjunto”. Ese cambio estará basado en la definición de una fórmula de cálculo de las cuotas más sencilla y transparente, que es el elemento clave pendiente. El CMFI se declaró a favor de incluir en la reforma los siguientes componentes:

  • Una variable del PIB, como elemento primordial.
  • Una expresión del PIB ajustada según la paridad del poder adquisitivo (y no solamente según los tipos de cambio de mercado).
  • La presencia de un factor de compresión para moderar la influencia del tamaño de la economía.

Otro elemento fundamental de la reforma es un incremento global de las cuotas, que para el CMFI “debe ser del orden del 10%”. El CMFI también recalcó la importancia de realzar la voz y la representación de los países de bajo ingreso e instó a que, como mínimo, se duplicaran los votos básicos para proteger los votos relativos de los países de bajo ingreso como grupo.

Otros aspectos de la reforma

El CMFI también pasó revista a otros ámbitos en los que el FMI ha agilizado la reforma a fin de adaptarse a un mundo de mercados de capital extremadamente interconectados y a la expansión incesante de las corrientes de capital.

Ingreso. El CMFI expresó satisfacción por el avance de la formulación de pautas operativas para implementar las recomendaciones de la Comisión de Notables presidida por el Sr. Andrew Crockett. Señaló que tanto el ingreso como el gasto tendrán que contribuir a cimentar y sustentar la situación financiera del FMI. Del lado del gasto, tomó nota de los esfuerzos que está desplegando el FMI para recortar sus gastos administrativos, pero opinó que es necesario incrementar la eficiencia y el ahorro a través de la fijación de prioridades a nivel de toda la institución. El CMFI instó a que se elaboraran propuestas concretas sobre el nuevo modelo de ingreso para las reuniones de abril de 2008 y que se acordara una dotación presupuestaria a mediano plazo para el ejercicio 2009 que esté acorde con el incipiente marco de ingreso y gasto. El FMI ya ha instituido recortes con el objetivo de reducir el gasto un 6% en términos reales durante el período 2006–08.

En el sistema financiero se producen hechos que son como los geniecillos que, una vez fuera de la botella, son difíciles de seguir.

Supervisión. El CMFI celebró el avance de los esfuerzos por afianzar la supervisión que lleva a cabo el FMI e hizo referencia a la decisión sobre supervisión bilateral adoptada en junio de este año, que influye en el asesoramiento (cambiario, entre otros temas) a los 185 países miembros.

Mercados emergentes. El CMFI avaló la prioridad que, como parte del asesoramiento brindado a las economías de mercados emergentes, el FMI le concede a “la detección oportuna de focos de vulnerabilidad, el fortalecimiento de las prácticas de gestión de la deuda y la profundización de los mercados de capital locales, y la elaboración de medidas pensadas para responder a las grandes afluencias de capital”. Tomó nota de la labor de elaboración de un nuevo instrumento de liquidez y exhortó al Directorio Ejecutivo a seguir trabajando en el diseño del instrumento.

Países de bajo ingreso. El CMFI aplaudió el avance realizado en la tarea de aclarar el papel del FMI en los países de bajo ingreso, a través de un respaldo financiero y de asesoramiento en materia de políticas bien diseñado y brindado en el contexto de la supervisión, de los servicios financieros de la institución y de la asistencia técnica.

Momento de transición y moderación del gasto

Dominique Strauss-Kahn, el ex Ministro de Hacienda de Francia que reemplazará a De Rato el 1 de noviembre, tendrá que dirigir la reforma de las cuotas y ocuparse asimismo de otras solicitudes del CMFI, como la de cimentar y sustentar la situación financiera del FMI.

Strauss-Kahn trabajará en estrecha colaboración con dos flamantes altos cargos: Robert Zoellick, que asumió la presidencia del Banco Mundial hace cuatro meses, y Padoa-Schioppa, Ministro de Economía y Hacienda de Italia, seleccionado el mes pasado para reemplazar al británico Gordon Brown en las riendas del CMFI.

Laura Wallace

FMI, Departamento de Relaciones Externas

Other Resources Citing This Publication