Article

La política monetaria del Banco Central Europeo

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
July 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Es sabido que algunos aspectos del comportamiento económico dependen de factores geográficos. Por ejemplo, las empresas de un sector tienden a agruparse en determinadas zonas geográficas, tratando así de aumentar su productividad acercándose a otras empresas. El sector financiero no es una excepción; prueba de ello son los centros financieros. La geografía influye también en el resultado de las inversiones: las inversiones locales suelen ser más rentables que las remotas. Pero, ¿pueden estas conclusiones extrapolarse a la política monetaria? ¿Existen heterogeneidades geográficas entre los analistas que pronostican las decisiones de política monetaria? Podrían darse diferencias geográficas sistemáticas en zonas monetarias amplias, como Estados Unidos o la Unión Económica y Monetaria Europea.

Un documento de trabajo del FMI analiza este problema en relación con el Banco Central Europeo (BCE) y, según sus conclusiones, la exactitud de los pronósticos de los analistas sobre las decisiones del BCE varía considerablemente. En particular, son evidentes los efectos de la aglomeración en los mercados financieros de la zona del euro, pues los analistas de los centros financieros aciertan más que los demás. Asimismo, las investigaciones indican la posibilidad de que el BCE no sea el único banco central sujeto a la heterogeneidad de las expectativas.

Para entender mejor estas variaciones y sus causas, se ha analizado una base de datos en la que se recogen las expectativas sobre política monetaria de analistas financieros profesionales provenientes de 120 instituciones de 24 países entre 1999 y 2005. La base de datos reflejaba diferencias en la exactitud de las predicciones (véase el gráfico de esta pág.). El promedio de error del 10% de pronósticos más acertados es inferior en 8 puntos básicos al 10% de pronósticos menos acertados. Estas diferencias son relevantes en términos económicos, ya que este margen de 8 puntos equivale a un tercio de los 25 puntos básicos de variación típica de los tipos oficiales del BCE durante el período analizado.

Escala de expectativas

La capacidad de los analistas para pronosticar con exactitud las decisiones del BCE sobre política monetaria varía considerablemente.

Citation: 35, 13; 10.5089/9781451944129.023.A011

Datos: Encuesta de Reuters en 120 instituciones de 24 países (1999–2005).

Explicar la variabilidad

¿Qué explica esta heterogeneidad a la hora de predecir las decisiones de política monetaria del BCE? Según los resultados del análisis, la geografía influye en la exactitud de los pronósticos. Si bien se observa una sorprendente varianza en las expectativas de los distintos países con respecto a los tipos oficiales del BCE, máxime en los primeros años del período analizado, la exactitud de los pronósticos depende más de la presencia en un centro financiero que de la nacionalidad. De hecho, los pronósticos más acertados corresponden a los centros financieros de Londres o Francfort, y los aciertos disminuyen a medida que aumenta la distancia geográfica de Francfort. Resumiendo, los agentes que residen en los centros financieros o cerca de ellos parecen tener una clara ventaja frente a los observadores que están más alejados.

Otro factor que influye en los pronósticos es la historia. Los analistas de países con bancos centrales históricamente más independientes aciertan más cuando predicen el comportamiento del BCE. La situación macroeconómica nacional también incide en la exactitud de los pronósticos, ya que los analistas de países donde las tasas de inflación y de desempleo se desvían con respecto al promedio de la zona del euro aciertan menos en relación con las políticas del BCE.

¿Son estas variaciones sistemáticas y responden menos a las “corazonadas” de los analistas? Según el documento de trabajo, mientras que algunas diferencias sistemáticas son persistentes, otras son transitorias y denotan un proceso de aprendizaje.

Las investigaciones indican que estas diferencias tal vez no sean exclusivas del BCE, pues también se observa cierta heterogeneidad regional en los pronósticos de los observadores de los bancos centrales de la Reserva Federal de Estados Unidos. Al disponer de una base de datos más completa para estudiar el caso de la Reserva Federal, los resultados de la investigación sugieren que la mayor exactitud de los pronósticos de los analistas de los centros financieros se explica, en parte, por la excelencia de sus economistas. De ahí que la capacidad de acertar también dependa de la capacidad de los analistas.

Helge Berger, Universidad Libre de Berlín

Michael Ehrmann y Marcel Fratzscher, Banco Central Europeo

Este artículo está basado en el documento “Forecasting ECB Monetary Policy: Accuracy Is (Still) a Matter of Geography” (IMF Working Paper No. 06/41). Pueden adquirirse ejemplares al precio de US$15. Véanse las instrucciones de pedido en la página 208. El texto completo, en inglés, puede consultarse en www.imf.org.

Other Resources Citing This Publication