Article

Macedonia: Acelerar las reformas para afianzar los logros económicos

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
August 2006
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Tras 10 años de atonía, debida en parte a shocks externos, el crecimiento económico de la ex República Yugoslava de Macedonia se situó en el 4% por segundo año consecutivo en 2004–05, sin que se prevea un descenso en 2006. Además, según el último examen económico del FMI, la inflación permaneció bajo control, el déficit en cuenta corriente se redujo, las reservas internacionales aumentaron y la situación fiscal es sólida.

Pese a los avances recientes, las deficiencias estructurales entorpecen la creación de empleo y la aceleración del crecimiento. La tasa de desempleo es una de las más altas de la región, y la intermediación financiera y la inversión extranjera directa siguen siendo escasas. El clima empresarial es menos propicio que en otros países porque en Macedonia cuesta más abrir y cerrar empresas, contratar y despedir empleados y hacer que se respeten los contratos. Además, los derechos de propiedad no están bien definidos, la cuña fiscal de la mano de obras es alta y los servicios de telecomunicación son caros.

Ex República Yugoslava

de Macedonia


2004
Prel.

2005
Proy.

2006
Proy.

2007
PIB real (variación porcentual)4,14,04,04,0
Precios al consumidor (variación porcentual, promedio del período)–0,30,52,92,0
Tasa de desempleo (porcentaje de la fuerza laboral, promedio)37,237,3
Saldo del gobierno central (porcentaje del PIB)10,40,3–0,6–0,6
Reservas oficiales brutas (millones de euros)7171.1231.6021.699

En 2005, la recapitalización del gobierno central representó un gasto adicional equivalente al 0,4% del PIB.

Datos: Autoridades de Macedonia y proyecciones del personal técnico del FMI.

En 2005, la recapitalización del gobierno central representó un gasto adicional equivalente al 0,4% del PIB.

Datos: Autoridades de Macedonia y proyecciones del personal técnico del FMI.

Los directores ejecutivos felicitaron a las autoridades por la acertada política macroeconómica que ahora está dando paso a la recuperación. Sin embargo, los desafíos pendientes son considerables: hay que acercar el nivel de vida al del resto de Europa, reducir el desempleo y mantener bajo control el déficit en cuenta corriente. A tales efectos, habría que preservar la valiosa estabilidad macroeconómica y acelerar las reformas estructurales. Para que una economía de mercado funcione bien es esencial reformar el poder judicial y mejorar el gobierno de las instituciones públicas. El desempleo se puede combatir adoptando políticas activas para el mercado laboral, reduciendo la cuña fiscal y facilitando el empleo a tiempo parcial. También es necesario desarrollar el mercado financiero, sobre todo para abaratar la intermediación, mejorar la cultura de crédito y reforzar la supervisión bancaria.

Los directores advirtieron que sería prematuro adoptar una orientación fiscal más expansiva, debido a las incertidumbres sobre el tamaño real del saldo en cuenta corriente, los desafíos fiscales a mediano plazo y las deficiencias institucionales que impiden gastar con eficiencia los fondos adicionales. Hay que racionalizar el sector público antes de programar aumentos del gasto. Por último, se instó a reforzar la base de generación de ingresos y recortar el gasto no discrecional.

Other Resources Citing This Publication