Article

Entrevista con David Burton: Un FMI sólido beneficiará mucho a Asia y al mundo

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
September 2006
Share
  • ShareShare
Information about Asia and the Pacific Asia y el Pacífico
Show Summary Details

El telón de fondo de las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial a celebrarse en Singapur será el creciente dinamismo de Asia en la economía mundial y la reforma de la estructura, el asesoramiento y las operaciones del FMI en función de los desafíos de la globalización y las nuevas necesidades de los países. David Burton, Director del Departamento de Asia y el Pacífico del FMI, y del equipo que propuso los cambios de las cuotas de los países, habla de la importancia de avanzar en ese ámbito y de las oportunidades y los desafíos que el futuro depara para Asia.

BOLETÍN DEL FMI: ¿Qué significará un ajuste de las cuotas y votos de los miembros del FMI para China y Corea, y para Asia en general? ¿Qué les diría a los críticos que sostienen que no alterará el statu quo del FMI?

BURTON: El 31 de agosto el Directorio Ejecutivo del FMI acordó un importante programa de reforma de las cuotas y la voz de los países que se ha sometido a la Junta de Gobernadores (con la votación prevista para el 18 de septiembre). Los objetivos generales tienen dos aspectos importantes: avanzar en la realineación de las cuotas de los países según su peso en la economía mundial —lo cual beneficiaría a varias economías emergentes, como algunas de Asia— y asegurar que los países de bajo ingreso tengan una voz y participación adecuadas.

Hemos avanzado en este punto porque los países consideran estas reformas vitales para la eficacia y credibilidad futuras del FMI. Además, los países reconocen que las reformas no tienen un efecto neutro: fortalecerán al FMI y beneficiarán a todos los países, en especial los de Asia. China, Corea, México y Turquía recibirán aumentos iniciales ad hoc de las cuotas. Pero otros países de mercados emergentes dinámicos deberían beneficiarse con otros aspectos de las reformas.

A los críticos les diría que las reformas propuestas traerán un progreso significativo, al ajustar las cuotas relativas de los miembros durante los próximos dos años, y permitirán una mayor flexibilidad de las cuotas en el futuro. Las reformas plantean el primer aumento de los votos básicos desde que se estableció el FMI y crean un mecanismo para preservar la proporción de dichos votos en el número total de votos. La estructura de los votos no cambiará de inmediato, pero el FMI es una institución cooperativa y el cambio debe ser moderado y debe respetar los intereses de todos los países.

BOLETÍN DEL FMI: ¿Cuál es el papel estratégico del FMI en Asia?

BURTON: El FMI celebra la sólida recuperación de la crisis de 1997–98 y los notables resultados de crecimiento económico, que se destacan como los mejores entre los mercados emergentes en los últimos años. El FMI ahora ha reasumido una función más normal y provechosa, concentrándose en su tradicional papel de supervisor.

Creemos que la supervisión del FMI es útil para Asia y otras regiones, inclusive mediante el nuevo instrumento de consulta multilateral. Asia, una región económica muy abierta a los flujos de capital y al comercio, tiene mucho que ganar de la estabilidad financiera y el crecimiento económico saludable, dos objetivos que un FMI sólido puede promover.

Como parte de su estrategia a mediano plazo, y en respuesta a las solicitudes de las autoridades asiáticas, el asesoramiento del FMI se centra en prevenir crisis, mejorar la supervisión del sector financiero y fortalecer la supervisión regional y mundial. Además, muchos países de la región aún enfrentan las secuelas de los altos niveles de déficit fiscal y deuda pública, y en algunos casos se necesita avanzar más en las reformas estructurales, el fortalecimiento de los sistemas financieros y la mejora del clima de inversión, ámbitos en los que pueden ser útiles los conocimientos y la experiencia multinacional del FMI.

Las economías de los mercados emergentes de Asia también se beneficiarían con el acceso a los recursos financieros del FMI, si lo necesitan. Algunos países han acumulado abundantes reservas, lo que es costoso, y han fortalecido los lazos regionales con acuerdos de financiamiento, que complementan el del FMI, pero tienen límites. El FMI está estudiando un nuevo instrumento de liquidez, de interés para Asia, que permitiría a los países de mercados emergentes con políticas sólidas contar con protección adicional, y reducir la necesidad de mantener reservas precautorias.

BOLETÍN DEL FMI: ¿Cómo se vislumbra la mayor integración financiera en la región?

BURTON: Según la mayoría de los criterios, las economías de Asia están bien conectadas a los mercados financieros. Pero la integración financiera regional —medida por las operaciones bancarias externas o los flujos de cartera— está mucho menos avanzada. Fortalecerla es prioritario para los gobiernos asiáticos, que desean usar mejor los ahorros sin precedentes de la región, los que además pueden estimular el comercio intrarregional.

El FMI apoya firmemente las iniciativas en curso para profundizar los mercados de bonos locales, seguir desarrollando la infraestructura del mercado, armonizar las regulaciones financieras con las prácticas óptimas internacionales y proporcionar financiamiento a través de la Iniciativa Chiang Mai. También se están estableciendo lazos financieros multinacionales en un proceso ascendente, impulsado por el mercado: los bancos regionales, las empresas y los inversionistas favorecen cada vez más un enfoque panasiático en sus decisiones de expansión, financiamiento y cartera.

La integración impulsada por el mercado, reforzada por las instituciones adecuadas, ganará fuerza en el futuro inmediato. De hecho, los mercados internos y regionales más profundos estimularán mayores flujos de capital intrarregionales, profundizando y ampliando el mercado. Estos vínculos financieros más sólidos a la larga pueden conducir a una cooperación monetaria, aunque una moneda única es un objetivo muy distante. Aún resta mucho para completar la convergencia de las estructuras económicas, jurídicas y sociales de la región, y para cumplir con los requisitos de unificación monetaria.

El desafío inmediato para los gobiernos de Asia es adoptar marcos de política que equilibren la necesidad de tipos de cambio estables —para promover el intercambio intrarregional de bienes y capital— con la necesidad de manejar la movilidad internacional del capital que surge de la integración financiera, incluido el riesgo de cambios repentinos en la percepción del inversionista. Este equilibrio se lograría mejor con sistemas de tipos de cambio flexibles.

BOLETÍN DEL FMI: ¿Podría la suspensión de las conversaciones de Doha aumentar la presión por establecer acuerdos de comercio regional?

BURTON: La suspensión es desalentadora, porque se pierde una gran oportunidad de impulsar la economía mundial y las perspectivas de crecimiento en los países más pobres. Tal vez avive los esfuerzos por forjar y profundizar acuerdos de comercio regional o bilateral, que podrían ser ventajosos si promueven la cooperación aduanera, estimulan la conciliación de las normas, y continúan con la integración de las economías relacionadas. Pero también podrían distorsionar el comercio. Para mitigar estos riesgos, los acuerdos deberían tener una amplia cobertura de productos; enfatizar la liberalización complementaria basada en la categoría de nación más favorecida, y aplicar normas de origen transparentes, coherentes y liberales. Sin embargo, las negociaciones de comercio regional difícilmente sustituyen a una reforma multilateral exitosa. Por tanto, es imperativo que la ronda de Doha se reanude.

BOLETÍN DEL FMI: A pesar de su rápido crecimiento, Asia tiene una gran proporción de los pobres del mundo. ¿Cómo puede el FMI ayudar en esta materia?

BURTON: Nuestro objetivo sigue siendo trabajar de cerca con los 17 países de bajo ingreso de Asia, un grupo diverso, con diferentes problemas. Pensemos en China e India, que pese a haber reducido mucho la pobreza, aún albergan a millones de pobres. En algunos países, el FMI financia programas de ajuste y reforma; en otros, apoya con supervisión, abundante asistencia técnica, y colaboración con donantes y otros organismos. Hace poco se proporcionó alivio de la deuda a Camboya.

Un importante aspecto de la Estrategia a Mediano Plazo del FMI es asegurar que las labores con los países de bajo ingreso sean más eficaces. Debemos apoyar políticas orientadas al mercado e instituciones económicas favorables al crecimiento sostenido, al comercio y a la reducción de la pobreza. Estamos trabajando con los países para garantizar que las políticas macroeconómicas faciliten la sostenibilidad de la deuda, promuevan el crecimiento económico duradero y eleven al máximo la capacidad para absorber la ayuda y aprovechar el alivio de la deuda. El objetivo es lograr un mayor crecimiento y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Todos los países de bajo ingreso de Asia han logrado ciertos avances en la reducción de la pobreza, pero queda mucho por hacer.

BOLETÍN DEL FMI: ¿Qué enseñanzas los países en desarrollo de Asia y otras partes pueden obtener de los éxitos económicos de China e India?

BURTON: Es indiscutible que las continuas reformas y apertura al comercio justifican el esfuerzo, y que la reforma normativa y la reducción de la burocracia compensan. Examinemos los resultados muy diferentes del sector manufacturero de India, empantanado por regulaciones y permisos, y su sector de servicios, que ha prosperado en un régimen normativo más libre.

La infraestructura también es esencial, y los gobiernos necesitan el espacio fiscal para desarrollarla; esto es un problema real para India. Además, el capital humano puede ser crucial. La inversión de India en educación superior ha permitido su éxito en la tecnología de la información y otras actividades altamente especializadas.

Por último, para enfrentar un mundo globalizado en el que la producción y la tecnología cambian constantemente, las economías deben ser cada vez más flexibles. Los negocios tienen que adaptarse con rapidez y por esto es fundamental reducir a un mínimo la regulación y los trámites.

Other Resources Citing This Publication