Informe Anual 1998
Chapter

Apéndice IV: Relaciones del FMI con otros organismos internacionales

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
October 1998
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Durante 1997/98 y como consecuencia de los cambios en la situación económica mundial y del surgimiento de nuevos retos en materia de política económica, siguió modificándose la colaboración entre el FMI y otros organismos internacionales que tienen intereses y metas comunes, como el Banco Mundial, las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Relaciones con el Banco Mundial

Las evaluaciones que se realizaron tanto del servicio reforzado de ajuste estructural (SRAE) como de la crisis financiera de Asia pusieron de manifiesto la importancia que se asigna al logro de una mayor eficacia en la colaboración entre el FMI y el Banco Mundial en 1997/98, sobre todo en cuestiones relacionadas con el sector financiero, los sectores sociales y los problemas relativos a la deuda.

  • Tomando como base la declaración conjunta efectuada por el Director Gerente del FMI y el Presidente del Banco Mundial en el mes de abril de 1997, los Directorios Ejecutivos de arnbas instituciones consideraron un acuerdo sobre el afianzamiento de los mecanismos de colaboración en temas relacionados con el sector financiero que ya ha entrado en vigor. El acuerdo abarca una gran diversidad de actividades en este sector, entre ellas, diagnóstico, asesoramiento sobre políticas, asistencia técnica y capacitación y también los procedimientos que se seguirán en casos de crisis. Aclara específicamente las funciones de arnbas instituciones y define y consolida los procedimientos que se aplicarán cuando se aborden en colaboración cuestiones del sector financiero. Se ha determinado así que le competen al Banco principalmente los aspectos sectoriales y de desarrollo de los sistemas financieros de los países en desarrollo, mientras que la participación del FMI, incluso la función de supervisión, se relaciona sobre todo con los aspectos macroeconómicos de los mercados y los sistemas financieros de todos los países miembros.
  • El asesoramiento que brinda el FMI en materia de políticas se ha ampliado y abarca factores relativos a las repercusiones sociales —en especial para proteger mejor a los grupos vulnerables contra los efectos adversos del ajuste asegurando que se hayan establecido redes de protección social bien concebidas y focalizadas—, por lo tanto, ha sido necesario estrechar la colaboración con el Banco Mundial que se ocupa de gran parte del análisis y del asesoramiento sobre políticas sociales, junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).
  • Durante el ejercicio, el FMI continuó trabajando muy de cerca con el Banco en la ejecución de la Iniciativa para los países pobres muy endeudados (PPME) (véase el capítulo IX). Uno de los principios rectores de esta Iniciativa para el alivio de la deuda es que la concesión de asistencia a los países habilitados para recibirla, tendrá que coordinarse entre todos los acreedores, y que la participación será amplia y equitativa. Los funcionarios del FMI y del Banco Mundial ponen en marcha el proceso de consulta con los demás acreedores antes de llegar al “punto de decisión”, de modo de asegurar que en los documentos sobre los PPME se refleje la posible respuesta de la comunidad internacional. Inmediatamente después de las reuniones de los Directorios de arnbas instituciones correspondientes al punto de decisión y al punto de culminación, el Director Gerente del FMI y el Presidente del Banco Mundial envían una carta conjunta a los acreedores multilaterales y bilaterales informándoles acerca de las decisiones tomadas en principio por estas dos instituciones.

Relaciones con las Naciones Unidas

La colaboración con las Naciones Unidas continuó durante 1997/98, a nivel tanto institucional como local. La colaboración en el nivel institucional, principalmente realizada y respaldada por la Oficina del FMI en las Naciones Unidas en Nueva York, ha entrañado una participación más intensa de los funcionarios del FMI en las reuniones y las iniciativas organizadas por los comités y comisiones de las Naciones Unidas, intercambio de información, y colaboración en el área estadística así como en las situaciones que se suscitan con posterioridad a un conflicto. Además, la Oficina del FMI en Ginebra trabaja en cooperación con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) en cuestiones relacionadas con el comercio. En abril de 1998, el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) celebró una reunión especial de alto nivel sobre integración financiera y desarrollo a escala mundial a la que asistió el Director Gerente del FMI.

A nivel de país, los funcionarios del FMI siguieron poniéndose en contacto durante las misiones con los coordinadores residentes de las Naciones Unidas a fin de intercambiar ideas acerca de acontecimientos económicos o de otra índole y los representantes residentes del FMI se mantuvieron en comunicación con dichos coordinadores y asistieron a las reuniones de representantes de organismos, que estos coordinadores suelen presidir, y a reuniones locales de coordinación de la ayuda. La colaboración con los coordinadores residentes de las Naciones Unidas ha sido especialmente intensa en los países donde el PNUD y el FMI financian y ejecutan conjuntamente proyectos de asistencia técnica; se ha solicitado la colaboración del FMI para la elaboración de notas sobre la estrategia que se seguirá en un país y para el Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Relaciones con la Organización Mundial del Comercio

La Oficina del FMI en Ginebra se ocupa de seguir las actividades de la Organización Mundial del Comercio que tiene su sede en esa ciudad, y representa al FMI en las reuniones de distintos órganos de esta institución, incluido el Comité de Restricciones por Balanza de Pagos. Desde diciembre de 1996, fecha en que entró en vigor un acuerdo de cooperación entre el FMI y la OMC —que abarca consultas entre las instituciones y los funcionarios (por ejemplo, la participación del FMI en el Comité de Restricciones por Balanza de Pagos)—, los funcionarios han asistido siempre a las reuniones convocadas por arnbas instituciones y se ha mantenido un intercambio fluido de documentos e información. De conformidad con lo dispuesto en el acuerdo acerca del logro de una mayor coherencia en la formulación de políticas económicas a nivel mundial, un grupo de trabajo integrado por altos funcionarios de estos dos organismos y del Banco Mundial ha estado estudiando con diligencia distintas iniciativas en este campo. En un informe del Director General de la OMC al Consejo General, de noviembre de 1997, se ha señalado que estas relaciones ya han dado fruto pese a que el acuerdo ha estado en vigor durante menos de un año.

El FMI también participa en la iniciativa integrada para el fomento del comercio de los países menos adelantados, que surgieron a raíz de la declaración efectuada en la conferencia ministerial de Singapur de la OMC en cuanto a “fomentar un planteamiento integrado de la asistencia a estos países para potenciar sus oportunidades comerciales”. En otra reunión celebrada en octubre de 1997, a la que asistió el FMI entre otras organizaciones, se refrendaron las directrices sobre asistencia técnica relacionada con el comercio previstas en la iniciativa, incluidas las relativas al fortalecimiento de las instituciones y el perfeccionamiento de los recursos humanos. El FMI, uno de los seis organismos intergubemamcntalcs que intervinieron en la formulación de un “planteamiento integrado”, había asumido la responsabilidad o se había comprometido, en principio, a proporcionar asistencia técnica a 27 países antes de que finalizara el ejercicio. Se reconoce que el asesoramiento que ofrece el FMI sobre políticas económicas y asistencia técnica (en especial en asuntos fiscales y de estadística) contribuye a crear condiciones macroeconómicas más favorables, que les permiten a estos países tener una mayor participación en el sistema de comercio mundial.

Relaciones con la Organización Internacional del Trabajo

La colaboración entre el FMI y la OIT se ha intensificado en los últimos años teniendo en cuenta que los objetivos de estabilidad macroeconómica y un mayor nivel de empleo a mediano plazo se complementan, y ha cobrado más vigor en 1997/98 en el contexto de la crisis financiera de Asia. Durante el ejercicio, los funcionarios del FMI asistieron a una conferencia regional sobre Asia, patrocinada por la OIT y realizada en Bangkok del 9 al 11 de diciembre de 1997, en la que se examinaron las tendencias de los mercados laborales y cuestiones relativas a la pobreza y el desarrollo humano en la región. Los funcionarios del FMI también participaron en la reunión tripartita de alto nivel sobre las respuestas sociales a la crisis financiera en los países de Asia oriental y sudoriental, celebrada en la misma ciudad del 22 al 24 de abril de 1998. Además, en el curso del ejercicio aumentaron sustancialmente los contactos entre los funcionarios y la gerencia del FMI y los funcionarios de la OIT, asi como con representantes de las organizaciones sindicales.

Relaciones con otros organismos

El FMI colabora con otros organismos internacionales y regionales a través de la Oficina Europea, ubicada en París, y la Oficina Regional para Asia y el Pacífico, con sede en Tokio. La Oficina Europea prepara informes sobre las actividades de las instituciones regionales e internacionales con base en Europa, entre ellas el Banco de Pagos Internacionales, la Comisión Europea, y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Sigue asimismo la marcha de las políticas económicas de la Unión Europea, se mantiene en comunicación con la Secretaría de la OCDE y participa en la labor de sus comités. Presta un constante apoyo a la labor del Grupo de los Diez y sirve como punto principal de información sobre el FMI en Europa. La Oficina Regional para Asia y el Pacífico facilita el diálogo del FMI con las autoridades regionales patrocinando distintos foros sobre política económica en la región.

Cooperación con los bancos regionales de desarrollo

La estrecha cooperación que ya existía entre el FMI y los bancos multilaterales de desarrollo, como el Banco Africano de Desarrollo (BAfD), el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), el Banco Europeo de Reconstrucción y Fomento (BERF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se acentuó más en 1997/98, sobre todo en relación con la Iniciativa para los PPME. A fin de consolidar esta asociación el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó el 21 de julio de 1997 una propuesta para que los representantes de acreedores multilaterales asistan a las deliberaciones sobre asuntos relacionados con la Iniciativa para los PPME que se refieran a un país específico. La colaboración con los bancos multilaterales de desarrollo abarca consultas sobre los programas de ajuste estructural, incluso su financiamiento, la coordinación de la asistencia técnica, el intercambio de información, visitas de los funcionarios y asistencia a las reuniones. Los funcionarios del FMI asisten con regularidad a las reuniones, seminarios y foros que auspician otras organizaciones regionales, económicas y financieras de África, Asía y el Pacífico, América Latina y el Caribe y el Oriente Medio.

Función de la gerencia del FMI

El Director Gerente asiste a conferencias, reuniones y seminarios patrocinados por Naciones Unidas, el BPI y otros organismos, lo que sirve para estrechar aún más la vinculación del FMI con otras organizaciones internacionales. Durante el ejercicio, el Director Gerente mantuvo sus consultas habituales con el Secretario General de las Naciones Unidas, asistió y participó como orador en las sesiones del ECOSOC, tomó parte en reuniones del Comité Administrativo de Coordinación y, en octubre de 1997, pronunció una alocución sobre la crisis asiática ante la segunda comisión de la Asamblea General. En el caso de la OCDE, después de las consultas realizadas en el mes de mayo el Director Gerente asistió a la reunión ministerial en noviembre. Y, en mayo de 1998, inauguró el Instituto Regional de Capacitación de Singapur.

    Other Resources Citing This Publication