Article

Actualidad: Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial: Temas clave en Singapur: Reforma del FMI y globalización

Author(s):
International Monetary Fund. External Relations Dept.
Published Date:
September 2006
Share
  • ShareShare
Information about Asia and the Pacific Asia y el Pacífico
Show Summary Details

Autoridades económicas y financieras, banqueros, empresarios y analistas de todo el mundo participarán del 14 al 20 de septiembre en Singapur en una serie de sesiones oficiales y oficiosas con motivo de las Reuniones Anuales de las Juntas de Gobernadores del FMI y del Banco Mundial. Los ministros, gobernadores de bancos centrales y autoridades de 184 países miembros analizarán la evolución de la economía mundial y la implementación de la nueva Estrategia a Mediano Plazo del FMI refrendada en abril. Se prevé la aprobación de un programa de reforma gradual de la estructura de gobierno de la institución.

Las reuniones vuelven a Asia por primera vez desde que la crisis financiera de 1997–98 azotara la región, y se espera que cerca de 16.000 delegados y observadores asistan a las sesiones en el Centro Internacional de Convenciones y Exhibiciones Suntec de Singapur. Tras la crisis, la región más poblada del mundo se recuperó espectacularmente, y se prevén tasas de crecimiento de 7¼% en 2006 y 7% en 2007. El crecimiento mundial también es vigoroso, pese a los altos precios del petróleo, y el saldo de crédito del FMI es el más bajo en 25 años, debido en parte a la relativamente alentadora coyuntura mundial.

El Estado insular de 4,5 millones de habitantes, eje empresarial y comercial de la región, estará bajo fuertes medidas de seguridad. Los sucesos comienzan el 12 de septiembre con la presentación del Global Financial Stability Report, un informe semestral con evaluaciones de los mercados financieros mundiales y el financiamiento en los mercados emergentes desde una óptica mundial; el 14 de septiembre se presenta Perspectivas de la economía mundial, donde se analizan las tendencias de crecimiento mundial y nacional. Las reuniones del Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) y del Comité para el Desarrollo se celebrarán los días 17 y 18 de septiembre y serán el preámbulo de la sesión plenaria de las Juntas de Gobernadores del FMI y del Banco Mundial, cuya inauguración, a cargo del Primer Ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, se prevé para el 19 de septiembre. Asistirán a las reuniones ministros y presidentes de los bancos centrales de los países industriales del Grupo de los Siete.

Implementación de la estrategia

Durante las reuniones se tratarán cuestiones cruciales de la Estrategia a Mediano Plazo del FMI planteada por el Director Gerente, Rodrigo de Rato. La estrategia busca hacer más eficaz la labor del FMI, y algunos de sus aspectos básicos consisten en reformar su estructura de gobierno, sobre todo la voz y representación de los países; focalizar mejor la supervisión del FMI según los riesgos que amenazan la estabilidad financiera y el crecimiento económico, en especial los asuntos del sector financiero y cambiario y las repercusiones internacionales, y crear un nuevo instrumento de financiamiento para apoyar a los mercados emergentes en caso de que las condiciones del mercado de capitales se desplomen. En cuanto a los países de bajo ingreso, tras aplicar la Iniciativa para el Alivio de la Deuda Multilateral a 19 de los países más pobres en enero de 2006, el objetivo será ahora asistir a los gobiernos para que aprovechen el incremento de la ayuda.

Reforzar la legitimidad del FMI

El Directorio Ejecutivo le ha recomendado a la Junta de Gobernadores del FMI reformas sobre las cuotas y la voz para que el gobierno de la institución refleje más fielmente la importancia relativa de los países en la economía mundial y responda mejor a las cambiantes realidades económicas mundiales. Otro objetivo del programa es realzar la participación y la voz de los países de bajo ingreso. La Junta de Gobernadores deberá someterlo a votación a más tardar el 18 de septiembre, a fin de que esté listo para las Reuniones Anuales.

Refiriéndose al programa, el Director Gerente, Rodrigo de Rato, dijo que “La decisión del Directorio Ejecutivo implica el respaldo a una reforma fundamental en virtud de la cual el FMI podrá adaptarse para hacer frente a los desafíos de una economía mundial en evolución. Para encarar estos retos”, añadió, “tenemos que cerciorarnos de que la voz y la representación de los países sean adecuadas y de que el sistema que determina la estructura de gobierno del FMI sea lo más transparente posible”.

Las reformas del régimen de cuotas y de la estructura de gobierno consisten en un programa integral de dos años que debería concluir para las Reuniones Anuales de 2008. El programa abarca aumentos iniciales ad hoc de las cuotas para un pequeño grupo de los países más subrepresentados —China, Corea, México y Turquía—; un programa de trabajo posterior para definir una nueva fórmula que ayude a evaluar la idoneidad de las cuotas de los países en el FMI; una segunda ronda de aumentos ad hoc de las cuotas basados en la nueva fórmula; y el incremento del número de votos básicos de cada país a fin de garantizar que la voz de los países de bajo ingreso en el FMI sea adecuada.

La cuota de un país determina el compromiso financiero con el FMI, el número de votos y el grado de acceso al financiamiento (véase el recuadro).

Reforzar la supervisión

Pese a la solidez de la economía mundial, el FMI está reforzando sus tareas de supervisión regular de la economía y las finanzas mundiales, regionales y nacionales. Se están afinando las herramientas analíticas, y se cuenta con un nuevo vehículo —las consultas multilaterales— para abordar cuestiones de importancia sistémica o regional. De Rato probablemente informará a los Gobernadores sobre los avances de la primera consulta, en la que se estudia cómo corregir los desequilibrios mundiales en cuenta corriente sin perjudicar el fuerte crecimiento mundial. Se piensa que dicha corrección será suave y se basará en las fuerzas del mercado, pero que no dejará de encerrar riesgos para la economía mundial.

En el marco de la consulta, el personal técnico del FMI mantuvo conversaciones preliminares individuales con Arabia Saudita, China, Estados Unidos, Japón y la zona del euro sobre cómo resolver los desequilibrios sin mermar el crecimiento económico mundial. En los meses venideros el FMI organizará conversaciones multilaterales con los cinco participantes. No obstante, De Rato advirtió que la rectificación de los desequilibrios no puede ser fluida: “Se trata de un problema complejo acumulado a lo largo de muchos años; no cabe pensar que se resolverá por arte de magia”.

En cuanto al financiamiento contingente, el FMI está tratando de adaptar sus servicios de financiamiento a las cambiantes necesidades de los países de mercados emergentes. Muchos de los que fueran importantes prestatarios han empezado a prescindir de los recursos del FMI. El 5 de septiembre, en un discurso en la Brookings Institution, De Rato recalcó la importancia de que los países de mercados emergentes puedan seguir recurriendo al FMI en caso de que empeorara la coyuntura de los mercados financieros. “Por eso”, señaló, “he propuesto crear un nuevo instrumento para brindar liquidez a los países de mercados emergentes que, pese a tener variables fundamentales firmes, siguen siendo vulnerables a los shocks”.

Reactivar el comercio

Otro tema que probablemente se tratará en Singapur es el estancamiento de las negociaciones de Doha. Al respecto, en un discurso pronunciado el 8 de septiembre en Calgary, Canadá, De Rato dijo que “hay que asegurarse de que se trate solo de una pausa breve y no de un colapso de las negociaciones”. Alentó a promover el comercio, señalando que “es inaceptable, por ejemplo, que los intereses de los sectores agrícolas, que en los países ricos representan menos del 4% del empleo, bloqueen un acuerdo para abrir nuevos mercados para los servicios y las manufacturas, que representan más del 90% del empleo”.

Jeremy Clift

FMI, Departamento de Relaciones Externas

La importancia de las cuotas de los países en el FMI

La cuota determina las cantidades que un país tiene que depositar en el FMI como suscripción de capital y que puede obtener en préstamo en el marco de los servicios y las políticas del FMI para cubrir necesidades de balanza de pagos. Además, ayuda a establecer el número de votos a la hora de tomar decisiones.

  • Suscripción. Cada país tiene que pagar el total de su suscripción al afiliarse al FMI. Hasta un 25% de la cuota debe pagarse en la moneda del FMI, denominada derechos especiales de giro (DEG), o en monedas ampliamente aceptadas (dólar de EE.UU., euro, yen o libra esterlina), y el resto se paga en la moneda del país.

  • Número de votos. Cada país tiene 250 votos básicos y un voto adicional por cada DEG 100.000 de cuota. Así, Estados Unidos tiene 371.743 votos (17,1% del total) y Palau tiene 281 votos (0,013% del total).

  • Préstamos. El monto de financiamiento que se puede obtener del FMI (su límite de acceso) depende de la cuota. Para los préstamos no concesionarios, el máximo es 100% de la cuota por año y 300% en forma acumulada, pero estos límites pueden ampliarse en circunstancias excepcionales.

Las cuotas se calculan mediante una fórmula con diversas variables, como: ingreso nacional, reservas oficiales, importaciones, variabilidad de las exportaciones y la razón entre exportaciones e ingreso nacional. Los votos básicos —que sirven para garantizar que todos los países, sin importar su tamaño, puedan influir en las políticas y operaciones del FMI— no han variado desde que se creó la institución, en tanto que los votos basados en las cuotas se han multiplicado en virtud de varios aumentos generales de cuotas, y por eso la cantidad de votos básicos como porcentaje del total de votos ha disminuido constantemente. Los votos básicos ahora representan 2,1% del total de votos, frente al 11,3% en 1945 y el máximo de 15,6% registrado en 1958.

La décimotercera revisión general de cuotas deberá concluir a más tardar en enero de 2008.

Other Resources Citing This Publication