Chapter

5. Asistencia técnica y capacitación

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
September 2004
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

El diseño y la adopción de la política económica requieren conocimientos técnicos e instituciones gubernamentales eficaces. Muchos países en desarrollo necesitan ayuda para intensificar sus conocimientos técnicos en materia de gestión económica y asesoramiento con respecto a las políticas, reformas y mecanismos institucionales apropiados y que han dado buenos resultados en otros países. El FMI brinda este tipo de ayuda a través de la asistencia técnica y la capacitación a funcionarios de los países miembros. Los países pobres pueden beneficiarse de esta asistencia de forma gratuita.

A través del envío de misiones de funcionarios del FMI desde la sede, visitas de especialistas por períodos cortos, asesores residentes y capacitación práctica en los países, en Washington o en sus institutos regionales de capacitación, el FMI brinda asistencia técnica en las esferas básicas que competen a la institución, entre ellas la formulación y gestión de la política macroeconómica; política monetaria; banca central; sistemas financieros; políticas y mercados cambiarios; finanzas públicas y gestión fiscal, y estadísticas macroeconómicas, externas, fiscales y financieras.

Desde principios de los años noventa, a medida que ha aumentado el número de países miembros del FMI y cada vez más países han llevado a cabo la transición a una economía de mercado, la asistencia técnica se ha incrementado rápidamente. En los últimos años, los esfuerzos realizados por el FMI para fortalecer la arquitectura financiera mundial a fin de reducir el riesgo de crisis y mejorar la gestión y resolución cuando estas se produzcan han generado nuevas demandas de asistencia técnica por parte de los países que desean adoptar normas y códigos internacionales para la gestión financiera, fiscal y estadística. La labor del FMI en los centros financieros extraterritoriales y la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo también ha contribuido a incrementar la demanda de asistencia técnica. Además, el FMI ha hecho esfuerzos importantes en los últimos años, en coordinación con otros proveedores bilaterales y multilaterales de asistencia técnica, para brindar oportunamente asesoramiento y asistencia operativa a los países en etapa de posguerra. Al mismo tiempo, se mantiene la demanda de asistencia por parte de los países pobres muy endeudados (PPME) en el ámbito de los análisis de sostenibilidad de la deuda y la gestión de los programas de reducción de la deuda, así como la de los países de bajo ingreso que solicitan ayuda en el diseño y ejecución de los programas para fomentar el crecimiento y reducir la pobreza.

El FMI procura que la asistencia técnica que brinda a los países miembros sea lo más eficaz posible, integrándola en forma más estrecha con sus actividades de supervisión y el respaldo financiero a los programas. Con este objetivo, se ha centrado en reforzar la coordinación y la colaboración con otros proveedores de asistencia técnica, sobre todo el Banco Mundial (véase el apéndice IV), mejorar la forma en que proporciona la asistencia técnica, en particular mediante el establecimiento de centros regionales de asistencia técnica (véase el recuadro 5.1), fortalecer el seguimiento y la evaluación de su programa de asistencia técnica, y divulgar información sobre el programa a una escala más amplia.

En vista de la demanda creciente y las necesidades muy diversas de asistencia técnica, el FMI debe distribuir eficazmente los recursos disponibles. El FMI elaboró una serie de filtros y directrices en 2001 para ayudar a los departamentos funcionales a asignar más sistemáticamente los recursos según las necesidades de los países beneficiarios, teniendo en cuenta los ámbitos básicos de especialización del FMI, las áreas programáticas clave y las principales iniciativas de política (véase el recuadro 5.2).

Recuadro 5.1Centros Regionales de Asistencia Técnica en África

En el marco de la Iniciativa del FMI para el Fortalecimiento de las Capacidades en África —que procura incrementar el volumen, la gama y la coordinación de la asistencia técnica que brindan diversos proveedores multilaterales y bilateralesel FMI inauguró dos Centros Regionales de Asistencia Técnica en África (AFRITAC) en 2002-03. El Centro en África oriental, con sede en Dar es Salaam, Tanzania, atiende a Eritrea, Etiopía, Kenya, Rwanda, Tanzania y Uganda. El Centro en África occidental tiene su sede en Bamako, Malí, y atiende a Benin, Burkina Faso, Côte d’Ivoire, Guinea, Guinea-Bissau. Malí, Mauritania, Níger, Senegal y Togo.

El objetivo de estos centros es reforzar las capacidades de los países africanos para diseñar y poner en práctica sus estrategias de reducción de la pobreza y, en particular, mejorar la coordinación de la asistencia técnica relacionada con el proceso de los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP).

El FMI ha utilizado este enfoque regional para prestar asistencia técnica a los países miembros desde 1993, año en que inauguró el Centro de Asistencia Técnica Financiera del Pacífico (PFTAC) en Fiji. Todos estos centros regionales son dirigidos por comités de coordinación integrados por representantes de los países participantes y los organismos donantes, y por observadores de instituciones regionales que participan en el fortalecimiento de las capacidades. Cada país nombra un representante y un suplente en los comités, los cuales celebran reuniones semestrales. Los coordinadores del centro, que son funcionarios del FMI, están encargados de la gestión diaria y de los programas de trabajo.

En cada centro, un pequeño número de asesores residentes prestan asistencia técnica y capacitación a toda la subregión, normalmente con la ayuda de especialistas por plazos cortos. Este enfoque regional tiene varias ventajas, como la flexibilidad para responder con rapidez a medida que surjan las necesidades; la capacidad para efectuar visitas de seguimiento frecuentes, que contribuyen a conservar el impulso de las reformas y afianzar las relaciones; y un acceso constante a conocimientos técnicos de alta calidad que para un país de escasos recursos podrían resultar difíciles de obtener. Además, la estructura y función de los centros regionales les permiten ayudar a formular y promover iniciativas de política regionales y a reforzar la cooperación.

Financiamiento externo

Aunque el FMI financia la asistencia técnica que brinda en gran medida con recursos propios, el financiamiento externo constituye una fuente importante de respaldo adicional. Dicho financiamiento se otorga principalmente por medio de donaciones en el marco de la Cuenta Administrada General para las Actividades de Asistencia Técnica o mediante acuerdos de participación en el financiamiento de los proyectos ejecutados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y, en un pequeño número de casos, acuerdos de reembolso directo. El mecanismo global de cuentas administradas englobó 15 subcuentas en el ejercicio 2004, incluidas las tres subcuentas de múltiples donantes a fin de respaldar el Centro de Asistencia Técnica Financiera del Pacífico, los dos Centros Regionales de Asistencia Técnica en África y la asistencia técnica a Iraq (véase la sección “Otras cuentas administradas” de los estados financieros). En el recuadro 5.3 se describen las nuevas subcuentas creadas en el último ejercicio.

Recuadro 5.2Procedimiento de selección de proyectos

En el ejercicio 2001, el Directorio estableció un procedimiento para asignar con mayor eficacia los recursos de asistencia técnica y lograr una mejor coordinación con las prioridades en materia de política. Con arreglo a este procedimiento, la asistencia técnica del FMI se ha dividido en cinco “principales categorías programáticas”: prevención de crisis, reducción de la pobreza, resolución y gestión de crisis, situaciones de posguerra/aislamiento y mecanismos regionales/multilaterales. A su vez, estas categorías se complementan con las tres siguientes subcategorías de “filtros” adicionales:

  • Filtros sobre metas: La asistencia técnica debe formar parte de los ámbitos de especialización del FMI, respaldar un número limitado de áreas programáticas clave o respaldar prioridades en materia de política.

  • Filtros sobre eficacia: Debe considerarse que la asistencia técnica tendrá un efecto sustancial en el país beneficiario y que será respaldada y ejecutada en forma eficaz por el propio país beneficiario. Asimismo, deberá ser sostenible desde el punto de vista de su financiamiento y tener un efecto duradero.

  • Filtros sobre alianzas: Tienen preferencia las solicitudes de asistencia técnica que se suministra a nivel regional, se destina a varios beneficiarios, se financia con fuentes múltiples, o complementa la asistencia de terceros.

En el ejercicio 2004, el financiamiento externo representó alrededor del 29% de la asistencia técnica total brindada por el FMI; Japón, que financió un 60% de este financiamiento, sigue siendo el donante con la aportación más cuantiosa. Los otros donantes bilaterales incluyen Alemania, Australia, Austria, Brasil, Canadá, China, Dinamarca, Estados Unidos, Finlandia, Francia, India, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Nueva Zelandia, los Países Bajos, Portugal, el Reino Unido, Rusia, Singapur, Suecia y Suiza. Entre los donantes multilaterales se cuentan el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, la Comisión Europea, el Fondo Monetario Árabe, las Naciones Unidas y el PNUD.

La Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica, que depende de la Oficina del Director Gerente, se encarga de coordinar y supervisar la asistencia técnica del FMI. En varios documentos, incluida la declaración de política sobre asistencia técnica del FMI que puede consultarse en el sitio de la institución en Internet, se describen con mayor detalle los objetivos, el alcance y los métodos utilizados en esta labor.

Recuadro 5.3Nuevas subcuentas de asistencia técnica

La Subcuenta de Asistencia Técnica correspondiente a China se estableció en mayo de 2003 como un acuerdo especial para administrar las contribuciones destinadas a cofinanciar las actividades del Centro Regional de Asistencia Técnica en África oriental. Se recibió una contribución de $200.000.

La Subcuenta de Asistencia Técnica correspondiente a Iraq se estableció en julio de 2003 con el objeto de incrementar la capacidad de este país para formular y ejecutar políticas en los ámbitos macroeconómico, fiscal, monetario, financiero y aspectos estadísticos conexos, así como programas y proyectos de capacitación que fortalezcan el marco jurídico y administrativo en esos campos básicos. Los compromisos contraídos por Australia, Canadá, India, Italia y el Reino Unido ascienden a un total de $7,6 millones. (Véase en la sección 1 más información sobre las relaciones entre el FMI e Iraq.)

La Subcuenta de Asistencia Técnica correspondiente a Canadá se estableció en enero de 2004 con el propósito de fomentar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias de los contribuyentes, mejorar la administración tributaria y restablecer la confianza de los contribuyentes en la equidad e integridad de la administración tributaria en Indonesia. El compromiso contraído por la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional (ACDI) para financiar el proyecto de reforma de la administración tributaria de Indonesia asciende a $2,3 millones.

Prestación de asistencia técnica en el ejercicio 2004

Una forma que utiliza el FMI para medir la asistencia técnica es llevar registro del tiempo dedicado a ayudar a los países. En el ejercicio 2004, el FMI brindó un volumen de asistencia técnica equivalente a 367 años-persona, lo que representa un aumento de alrededor del 3% con respecto al ejercicio 2003 y de más de 100 años-persona en comparación con el volumen de hace una década (263 años-persona en el ejercicio 1994).

Debido a las nuevas necesidades surgidas dentro de las distintas categorías programáticas, en el ejercicio 2004 se incrementó la asistencia técnica destinada a la reforma de la política económica y el fortalecimiento de las capacidades. También aumentó la asistencia técnica destinada a fomentar la adopción de códigos y normas y mejorar el sector financiero. Se redujo la asistencia relacionada con la Iniciativa para los PPME, debido a que este programa se encuentra ya en una etapa avanzada de aplicación (véase el cuadro 5.1).

Cuadro 5.1Asistencia técnica por principales categorías programáticas; ejercicios 2002–04

(In situ en años-persona)1

Ejercicio

2002
Ejercicio

2003
Ejerciclo

2004
Principales categorías programáticas
Prevención de crisis32,034,934,8
Reducción de la pobreza69,360,857,0
Resolución y gestión de crisis28,926,325,2
Situación de posguerra/aislamiento23,230,427,2
Iniciativas regionales34,941,257,0
Total188,2193,6201,1
Iniciativas e inquietudes clave en materia de política
Asistencia sobre normas y códigos, excluido el PESF13,618,121,7
Relacionadas con el PESF3,46,09,9
Relacionadas con la Iniciativa para los PPME21,416,811,5
Centros financieros extraterritoriales/lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo5,110,48,6
Reforma de la política económica/fortalecimiento de las capacidades144,7142,3147,4
Otros ámbitos1,9
Total188,2193,6201,1
Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.Nota: PESF = programa de evaluación del sector financiero; PPME = países pobres muy endeudados. ALD/LFT = lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Excluye las actividades relacionadas con la asistencia técnica que se realizan en la sede, Un año-persona efectivo de asistencia técnica corresponde a 260 días.

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.Nota: PESF = programa de evaluación del sector financiero; PPME = países pobres muy endeudados. ALD/LFT = lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Excluye las actividades relacionadas con la asistencia técnica que se realizan en la sede, Un año-persona efectivo de asistencia técnica corresponde a 260 días.

En cuanto a la distribución geográfica, la región de África subsahariana recibió nuevamente la proporción más importante de la asistencia técnica del FMI, y esta proporción sigue aumentando. El volumen de asistencia técnica a la región de Asia y el Pacífico también se ha incrementado y se ha mantenido elevado debido al aumento de la asistencia para situaciones de posguerra, como en Camboya y Timor-Leste, y para respaldar reformas en China, Indonesia y Mongolia. La asistencia técnica brindada a los países de Europa central y oriental se orientó a respaldar los esfuerzos de estos países durante el proceso de preparación para la adhesión a la Unión Europea el 1 de mayo de 2004. El volumen de asistencia técnica brindado a otras regiones geográficas y a proyectos interregionales se ha mantenido en aproximadamente el mismo nivel en los últimos tres años (véanse el cuadro 5.2 y el gráfico 5.1).

Gráfico 5.1Prestación de asistencia técnica por región; ejercicio 2004

(Porcentaje del total de recursos, en años-persona efectivos)
Cuadro 5.2Fuentes y prestación de asistencia técnica; ejercicios 2000–04

(En años-persona efectivos)1

Ejercicio

2000
Ejercicio

2001
Ejercicio

2002
Ejercicio

2003
Ejercicio

2004
Presupuesto para asistencia técnica del FMI251,7265,5268,8262,2262,1
Personal técnico158,5171,8172,2174,1186,1
Consultores con base en la sede16,422,723,220,120,6
Expertos externos76,971,073,468,055,4
Recursos externos de asistencia técnica85,577,777,893,5105,3
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo8,78,49,69,68,1
Japón68,059,556,261,961,6
Otras fuentes de cofmanciamiento8,89,812,022,035,6
Recursos totales de asistencia técnica337,2343,3346,6355,7367,4
Prestación de asistencia técnica por regiones2282,2275,8280,0286,5291,1
África69,868,271,972,183,8
América28,223,728,032,626,6
Asia y el Pacífico44,457,063,167,569,0
Europa I24,130,230,327,7
Europa II40,440,832,625,1
Europa35,5
Oriente Medio27,527,822,426,5
Onente Medio y Asia central40,1
Regional e interregional47,928,031,735,136,0
Prestación de asistencia técnica no regional355,167,566,669,276,4
Prestación total de asistencia técnica337,2343,3346,6355,7367,4
Prestación de asistencia técnica por departamentos
Departamento de Sistemas Monetarios y Financieros112,2101,2115,5120,0122,0
Departamento de Finanzas Públicas101,4111,997,594,395,6
Departamento de Estadística49,148,249,255,759,0
Instituto del FMI454,654,456,055,453,6
Departamento Juridico8,615,415,519,623,9
Otros departamentos511,312,212,910,713,3
Prestación total de asistencia técnica337,2343,3346,6355,7367,4
Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Un año-persona efectivo de asistencia técnica equivale a 260 días. A partir de 2001 se emplea una definición nueva; datos ajustados en forma retroactiva.

En el ejercicio 2004 se disolvió el Departamento de Europa II y los países que pertenecían a este departamento fueron incluidos en los nuevos Departamentos de Europa y del, Onente Medio y Asia Central.

Asistencia técnica indirecta, incluidas las actividades de asistencia técnica en materia de política, gestión, evaluación y actividades conexas.

EI volumen de asistencia técnica brindada por el Instituto del FMI en los ejercicios 2003-04 disminuyó, como se muestra en el cuadro, debido a la modificación de los acuerdos financieros relacionados con la administración de los institutos regionales de capacitación del FMI y no a un descenso del nivel de asistencia prestada. Como se indica en el cuadro 5.5. la capacitación brindada por el Instituto del FMI aumentó durante este período.

Incluye el Departamento de Elaboración y Examen de Políticas, el Departamento de Tecnología y Servicios Generales y la Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica.

Fuente: Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica del FMI.

Un año-persona efectivo de asistencia técnica equivale a 260 días. A partir de 2001 se emplea una definición nueva; datos ajustados en forma retroactiva.

En el ejercicio 2004 se disolvió el Departamento de Europa II y los países que pertenecían a este departamento fueron incluidos en los nuevos Departamentos de Europa y del, Onente Medio y Asia Central.

Asistencia técnica indirecta, incluidas las actividades de asistencia técnica en materia de política, gestión, evaluación y actividades conexas.

EI volumen de asistencia técnica brindada por el Instituto del FMI en los ejercicios 2003-04 disminuyó, como se muestra en el cuadro, debido a la modificación de los acuerdos financieros relacionados con la administración de los institutos regionales de capacitación del FMI y no a un descenso del nivel de asistencia prestada. Como se indica en el cuadro 5.5. la capacitación brindada por el Instituto del FMI aumentó durante este período.

Incluye el Departamento de Elaboración y Examen de Políticas, el Departamento de Tecnología y Servicios Generales y la Oficina de Gestión de la Asistencia Técnica.

Cuadro 5.3Prestación de asistencia técnica, por misiones; ejercicio 20041
Misiones a largo plazo2Misiones a corto plazo
TemasMisiones

(número)
Volumen

(años-persona)
Duración

media

(dias)
Misiones

(número)
Volumen

(anos-persona)
Duración media

(dias)
Política fiscal83261142592719
Sistemas monetarios, cambIarios y financieros55382464353417
Estadísticas macroeconómicas y financieras26121632091622
Temas jurídicos42145158816
Otros temas7420319319
Total175811671.0808818

No incluyen la asistencia técnica brindada fuera de la sede, las actividades de capacitación ni las misiones relacionadas con la gestión del programa de asistencia técnica, como la movilización de recursos, la supervisión y la evaluación.

Las misiones a largo plazo tienen una duración mínima de seis meses. Dado que las extensiones, que pueden ser más cortas, se cuentan como misiones aparte, la duración media puede ser de menos de seis meses.

No incluyen la asistencia técnica brindada fuera de la sede, las actividades de capacitación ni las misiones relacionadas con la gestión del programa de asistencia técnica, como la movilización de recursos, la supervisión y la evaluación.

Las misiones a largo plazo tienen una duración mínima de seis meses. Dado que las extensiones, que pueden ser más cortas, se cuentan como misiones aparte, la duración media puede ser de menos de seis meses.

Cuadro 5.4Programa de evaluación de la asistencia técnica; ejercicios 2005–07
Tema del informe de evaluaciónEjercicio de vencimiento
Centro de Asistencia Técnica Financiera del Pacífico12005
Asistencia técnica relacionada con el fortalecimiento del tribunal comercial y la aplicación de la ley de quiebras en Indonesia
Centros Regionales de Asistencia Técnica en África1
Asistencia técnica en matena de política tributana a los países que se ven afectados por una pérdida de ingresos como consecuencia de la reforma comercial y arancelaria2006
Asistencia técnica relacionada con la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo
Asistencia técnica a la República Democrática del Congo
Asistencia técnica a países en etapa de posguerra2007
Administración de ingresos fiscales: asistencia técnica a países de Oriente Medio
Administración de ingresos fiscales: asistencia técnica a Asia sudoriental
Sistema General de Divulgación de Datos (SGDD): Proyectos regionales de asistencia técnica

Los exámenes y evaluaciones de los centros regionales de asistencia técnica se llevan a cabo en el marco de un proceso de seguimiento y evaluación de dos niveles utilizado por los centros en virtud del cual el comité directivo del centro se encarga de realizar las evaluaciones periódicas del desempeño del centro, mientras que los consultores externos o terceros en nombre del comité de coordinación suelen realizar exámenes y evaluaciones menos frecuentes, pero exhaustivos.

Los exámenes y evaluaciones de los centros regionales de asistencia técnica se llevan a cabo en el marco de un proceso de seguimiento y evaluación de dos niveles utilizado por los centros en virtud del cual el comité directivo del centro se encarga de realizar las evaluaciones periódicas del desempeño del centro, mientras que los consultores externos o terceros en nombre del comité de coordinación suelen realizar exámenes y evaluaciones menos frecuentes, pero exhaustivos.

Cuadro 5.5Programas del Instituto del FMI de capacitación para funcionarios; ejercicios 2000-04
Ejercicio

2000
Ejercicio

2001
Ejercicio

2002
Ejercicio

2003
Ejercicio

2004
Capacitación en la sede
Cursos y seminarios2222212320
Participantes778808813808687
Semanas-participante3.6083.6722.9523.2252.908
Institutos y programas regionales de capacitación1
Cursos y seminarios5264737382
Participantes1.4931.9982.2922.3012.608
Semanas-participante3.0213.6914.2733.9674.455
Otras modalidades de capacitación externa
Cursos y seminarios2418161718
Participantes775534439496551
Semanas-participante1.367980828899949
Aprendizaje a distancia
Cursos211332
Participantes3494313411480
Semanas-participante49886311276200
Total de cursos y seminarios98104110113120
Total de participantes3.0463.3403.5443.6053.846
Total de semanas-participante8.0948.4298.3648.3678.512
Fuente: Instituto del FMI.

Incluye el Instituto Multilateral de Viena (establecido en 1992), el Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur (1998), el Programa de Capacitación Regional FMI-FMA en los Emiratos Árabes Unidos (1999), el Instituto Multilateral Africano (1999), ubicado actualmente en Túnez, el Programa Conjunto de Capacitación China-FMI (2000) y el Centro Regional Conjunto de Capacitación para América Latina en Brasil (2001). Los datos no incluyen los cursos que ofrecieron otras organizaciones en los institutos y programas regionales de capacitación del FMI.

Estos cursos no se incluyen en el número total de cursos ya que las cifras sobre la capacitación en la sede abarcan el segmento que se dicta en Washington.

Los participantes invitados a asistir al segmento de los cursos que se ofrece en Washington se incluyen tanto en este rubro como en las cifras sobre la capacitación en la sede.

Incluyen únicamente el número de semanas-participante del segmento del curso que se ofrece a distancia. El número de semanasparticipante del segmento del curso que se ofrece en Washington se incluye en las cifras sobre la capacitación en la sede.

Fuente: Instituto del FMI.

Incluye el Instituto Multilateral de Viena (establecido en 1992), el Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur (1998), el Programa de Capacitación Regional FMI-FMA en los Emiratos Árabes Unidos (1999), el Instituto Multilateral Africano (1999), ubicado actualmente en Túnez, el Programa Conjunto de Capacitación China-FMI (2000) y el Centro Regional Conjunto de Capacitación para América Latina en Brasil (2001). Los datos no incluyen los cursos que ofrecieron otras organizaciones en los institutos y programas regionales de capacitación del FMI.

Estos cursos no se incluyen en el número total de cursos ya que las cifras sobre la capacitación en la sede abarcan el segmento que se dicta en Washington.

Los participantes invitados a asistir al segmento de los cursos que se ofrece en Washington se incluyen tanto en este rubro como en las cifras sobre la capacitación en la sede.

Incluyen únicamente el número de semanas-participante del segmento del curso que se ofrece a distancia. El número de semanasparticipante del segmento del curso que se ofrece en Washington se incluye en las cifras sobre la capacitación en la sede.

El Departamento de Sistemas Monetarios y Financieros continuó suministrando la mayor parte de la asistencia técnica que ofrece el FMI, y su contribución alcanzó 122 años-persona, reflejo de las actividades del FMI vinculadas con el sector financiero. Por su parte, el Departamento de Finanzas Públicas, que ocupa el segundo lugar en cuanto al volumen de asistencia técnica brindada, aumentó su contribución en algunos 96 años-persona. La asistencia técnica proporcionada por el Departamento Jurídico y el Departamento de Estadística también se incrementó. El aumento de la asistencia técnica brindada por el Departamento Jurídico obedece principalmente a su participación en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo (véanse el gráfico 5.2 y el cuadro 5.3).

Gráfico 5.2Prestación de asistencia técnica por Departamento; ejercicio 2004

(Porcentaje del total de recursos, en años-persona efectivos)

Evaluación de la asistencia técnica

En abril de 2003, el FMI puso en marcha un programa de evaluación oficial para calibrar la eficacia y el impacto de la asistencia técnica que brinda a los países miembros. En marzo de 2004 se presentaron al Directorio Ejecutivo del FMI las tres primeras evaluaciones.

Los objetivos del programa de evaluación comprenden: 1) mejorar la rendición de cuentas y la transparencia de la asistencia técnica del FMI, 2) aumentar la frecuencia y la cobertura de las evaluaciones de asistencia técnica, 3) generar y divulgar las enseñanzas derivadas de la evaluación para que la asistencia técnica sea más eficaz y 4) integrar la asistencia técnica en la labor relacionada con la supervisión y los programas respaldados por el FMI. Se prevé que las conclusiones de las evaluaciones servirán de base para satisfacer mejor las futuras necesidades de asistencia técnica y colaborar más eficazmente con otros proveedores y programas de asistencia técnica. A medida que aumente el número de evaluaciones —lo que generará enseñanzas de relevancia más amplia— las conclusiones también servirán de base para los exámenes periódicos del Directorio Ejecutivo sobre la política y prácticas de asistencia técnica.

El objetivo es presentar al Directorio Ejecutivo tres o cuatro evaluaciones cada año, tanto internas como externas, que abarquen una amplia gama de temas.

Al seleccionar los temas iniciales, se destacaron cuatro ámbitos principales de política: 1) la relación entre la asistencia técnica y la labor de supervisión y política del FMI, 2) la asistencia técnica brindada por los centros regionales de asistencia, como los dos Centros Regionales de Asistencia Técnica en África oriental y occidental, 3) la función de la asistencia técnica en los países pobres muy endeudados y los países de bajo ingreso habilitados para recibir asistencia en el marco del servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza y 4) las actividades de asistencia técnica orientadas a responder a nuevas iniciativas y a las solicitudes de asistencia internacional.

Dos de las tres primeras evaluaciones, iniciadas en el ejercicio 2003 y finalizadas en el ejercicio 2004, constituyeron exámenes de la asistencia técnica prestada por el Departamento de Finanzas Públicas en el ámbito de la gestión del gasto público en algunos países de África subsahariana. Estas evaluaciones fueron realizadas por el personal técnico del FMI y consultores externos. La tercera, un examen de mitad de período del Centro de Asistencia Técnica Regional del Caribe (CARTAC), estuvo a cargo de un equipo de expertos externos. (El informe sobre las evaluaciones puede consultarse en www.imf.org/external/np/ta/2004/eng/030104.htm.) Se han programado 10 nuevas evaluaciones para los ejercicios 2005-07 (véase el cuadro 5.4)

La Oficina de Evaluación Independiente (OEI) del FMI también está realizando una evaluación de las actividades de asistencia técnica entre 2000 y 2003. Se prevé que el informe estará concluido para el ejercicio 2005.

Examen de la asistencia técnica en el Directorio

En marzo de 2004, el Directorio Ejecutivo del FMI examinó las actividades de asistencia técnica de la institución desde el examen anterior, realizado en julio de 2002. El Directorio analizó, en particular, la experiencia del FMI en países de bajo ingreso, así como el uso de un enfoque regional para la asistencia técnica y la capacitación. Además, el Directorio consideró la importancia creciente del financiamiento externo de la asistencia técnica, los esfuerzos en curso para reforzar la gestión de la información y los recursos de asistencia técnica, las propuestas para ampliar la divulgación externa de informes de asistencia técnica, y el seguimiento de los proyectos de asistencia técnica y el uso de los recursos para esos fines.

Los directores consideraron, en general, que en los últimos dos años se han realizado progresos considerables para dar una orientación estratégica al programa de asistencia técnica y mejorar su impacto y su eficacia. No obstante, dado que la asistencia técnica desempeña una función esencial en una amplia gama de ámbitos de política y que la demanda de esta asistencia por parte de los países miembros del FMI se mantiene fuerte, los directores hicieron hincapié en que los principales desafíos siguen siendo garantizar que la asistencia técnica esté bien focalizada y sea eficaz y que se definan adecuadamente sus prioridades. Varios directores señalaron que, dado el aumento excesivo de la demanda de asistencia técnica del FMI, debería considerarse la posibilidad de asignar más recursos. Los directores subrayaron la contribución esencial de la asistencia técnica brindada a los países de bajo ingreso y los países en etapa de posguerra, especialmente en el establecimiento de los cimientos institucionales para la reducción sostenida de la pobreza.

Los directores se manifestaron alentados por los progresos realizados por el FMI en la aplicación del proceso de fijación de prioridades, iniciado en 2001. Señalaron que esperan que se mantengan los vigorosos esfuerzos emprendidos con el objeto de mejorar dicho proceso y lograr que la asistencia técnica sea más eficaz, de prestar más atención a los resultados y de integrar sistemáticamente las enseñanzas de las evaluaciones de asistencia técnica. Los directores respaldaron las medidas propuestas para la consecución de estos objetivos en el futuro.

Para mantener el programa de asistencia técnica bien focalizado, este deberá seguir siendo flexible, ya que ello garantizará que el equilibrio entre los programas y las iniciativas se adapte a la evolución de las necesidades de los países miembros. Si bien es necesario satisfacer las necesidades de asistencia técnica de forma estratégica, el FMI debe seguir contando con los instrumentos necesarios para responder de forma flexible y oportuna a la evolución de dichas necesidades. La coordinación estrecha entre los departamentos funcionales del FMI, que organizan y brindan la asistencia técnica, y los departamentos regionales seguirá revistiendo importancia a este respecto.

Los directores subrayaron que una planificación y un seguimiento rigurosos, la coordinación con otros proveedores en la etapa de diseño y en la de ejecución de las estrategias de asistencia técnica, la movilización eficaz del financiamiento externo y la divulgación más amplia de las enseñanzas aprendidas serán elementos esenciales de los esfuerzos de gran alcance para lograr que la asistencia técnica sea más eficaz. Los directores hicieron hincapié en la importancia de que las autoridades nacionales participen activamente en la fase de diseño de los proyectos de asistencia técnica para fomentar la identificación y el compromiso firmes de los países con dichos programas y garantizar la sostenibilidad de los resultados de dicha asistencia. En este contexto, los directores respaldaron la propuesta de definir hitos para la continuación de la asistencia técnica, en particular en el marco de los programas a más largo plazo. Además, recomendaron que se siga examinando la idea de formular estrategias de salida para mejorar la eficacia y la identificación de los países con los esfuerzos de reforma.

Los directores respaldaron las medidas adoptadas para mejorar la gestión y el seguimiento de la asistencia técnica, así como la evaluación de esta actividad sobre la base de los resultados. Señalaron que esperan con interés el establecimiento de una metodología de evaluación y la eventual creación de una función de evaluación independiente de la asistencia técnica dentro del FMI. Los directores respaldaron asimismo el rápido establecimiento de un sistema informático de gestión de la información sobre la asistencia técnica para todo el FMI, el cual facilitará un seguimiento más eficaz de esta actividad.

Los directores observaron que la mayor parte de la asistencia técnica a favor de los países de bajo ingreso se proporciona en el marco de los acuerdos financieros con el FMI. Para garantizar la eficacia de esta asistencia y el mantenimiento de los resultados logrados en esas circunstancias, los directores subrayaron que las estrategias de asistencia técnica para estos países deben armonizarse firmemente con las estrategias de reducción de la pobreza diseñadas por los propios países, teniendo en cuenta las limitaciones en materia de capacidad de absorción y recursos administrativos, y la función de otros proveedores de asistencia técnica. También es importante que las estrategias de asistencia técnica en los países de bajo ingreso vayan más allá de la producción de resultados a corto plazo y se mantengan firmemente orientadas hacia el fortalecimiento de las instituciones a largo plazo, y sean suficientemente flexibles para responder con rapidez a la evolución de las necesidades. A fin de garantizar una coordinación estrecha entre el FMI y los otros proveedores de asistencia técnica, los directores instaron al personal técnico a centrarse activamente en identificar posibles socios que participen en las actividades de asistencia técnica y a procurar que los proveedores de esa asistencia y las autoridades de los países beneficiarios entiendan claramente la hoja de ruta general con respecto a la asistencia y la distribución de tareas. Aludieron a la función eficaz que pueden desempeñar los representantes residentes del FMI a este respecto.

Los directores expresaron su satisfacción por los indicios cada vez más numerosos de que los acuerdos regionales para la prestación de asistencia técnica y capacitación parecen ser eficaces, al tiempo que fomentan la identificación de los países con los programas y mejoran la coordinación con otros proveedores de asistencia técnica. En vista del volumen importante de recursos solicitados al FMI y a donantes externos, los directores subrayaron la necesidad de garantizar el seguimiento continuo y estrecho y la evaluación periódica de las operaciones de los centros regionales de asistencia técnica, y esperan con interés la próxima evaluación de mitad de período de los Centros Regionales de Asistencia Técnica en África. La mayor parte de los directores expresó su satisfacción por la expansión de los programas regionales del Instituto del FMI, que consideró eficaces desde el punto de vista de los costos y bien adaptados a las necesidades de las regiones a las que van destinados.

Los directores elogiaron el financiamiento generoso proporcionado por los donantes externos para complementar los recursos de asistencia técnica del FMI. Señalaron que el futuro plantea varios desafíos, a saber: garantizar un volumen suficiente de recursos externos a largo plazo, asegurar la disponibilidad de recursos de personal, instrumentos y sistemas adecuados para administrar el financiamiento externo según las prácticas óptimas internacionales, y definir las prioridades de la asistencia técnica financiada con recursos externos de forma tan rigurosa como las de la asistencia técnica financiada por el FMI.

A fin de divulgar más ampliamente las enseñanzas derivadas de la experiencia en materia de asistencia técnica, los directores alentaron a los países miembros a autorizar voluntariamente la publicación de informes de asistencia técnica en el sitio del FMI en Internet, velando con la atención debida por la confidencialidad de la información que pudiese tener repercusiones.

Indonesia

Fortalecimiento de las capacidades para mejorar la recaudación tributaria

Indonesia ha realizado importantes progresos en los últimos dos años en el fortalecimiento de la administración tributaria y aduanera con la asistencia del FMI. Las medidas para registrar a un mayor número de contribuyentes (empresas y particulares), racionalizar los programas de auditoría y acelerar la recaudación de impuestos en mora generaron ingresos tributarios que ascendieron al 0,3% del PIB en 2002 y al 0,5% del PIB en 2003. Además, se creó una oficina tributaria moderna para los grandes contribuyentes y se estableció un sistema computarizado para presentar las declaraciones tributarias y registrar los pagos de impuestos. En el ámbito de la administración aduanera, se ha puesto en marcha una estrategia de modernización de gran alcance para racionalizar los procedimientos de despacho aduanero, reducir el contrabando, controlar la subvaloración de las importaciones y mejorar la gestión de los departamentos aduaneros.

La reforma de la administración tributaria de Indonesia se ha beneficiado de la estrecha colaboración entre el FMI y los organismos donantes de Australia. Canadá y Estados Unidos. En vista de la amplia distribución de funciones entre los organismos, el Departamento de Finanzas Públicas del FMI formuló una estrategia de reforma, que se vinculó estrechamente al programa respaldado por el FMI de este país, e identificó las necesidades de asistencia técnica, mientras que los organismos bilaterales financiaron y contrataron a los expertos técnicos. Este departamento del FMI definió las funciones y atribuciones de las distintas misiones de asistencia técnica, supervisó la aplicación de las reformas y los progresos de los expertos, e informó a los organismos donantes de los progresos realizados.

El FMI también se encarga de la coordinación de la asistencia técnica de los donantes en el ámbito de la reforma jurídica. Este programa, financiado por los Países Bajos, respalda los esfuerzos de las autoridades de Indonesia por establecer un régimen de quiebras eficaz y un órgano judicial objetivo para ejecutarlo. Si bien se han logrado progresos considerables, queda mucho por hacer.

Al concluir el examen del programa de asistencia técnica, los directores hicieron hincapié en que el fortalecimiento de las actividades de asistencia técnica es un proceso constante, que debe perfeccionarse continuamente teniendo en cuenta los progresos en el seguimiento y la evaluación de dicha asistencia. Señalaron que esperan con interés la evaluación de la OEI que se publicará próximamente y confían en que esta brinde nuevas directrices sobre la forma de mejorar los resultados de la asistencia técnica.

Instituto del FMI

A través de cursos y seminarios, el Instituto del FMI ofrece capacitación a funcionarios de los países miembros en cuatro ámbitos básicos: gestión de la política macroeconómica y formulación de políticas fiscales, financieras y relativas al sector externo. Los funcionarios del Instituto del FMI, junto con funcionarios de otros departamentos del FMI y, en algunos casos, profesores o expertos externos de renombre, se encargan de dictar estos cursos y seminarios en la sede del FMI en Washington y en varios centros regionales. Tienen cierta preferencia las solicitudes de funcionarios provenientes de países en desarrollo y en transición.

Con la asistencia de otros departamentos, en el ejercicio 2004 el Instituto del FMI dictó 120 cursos, a los que asistieron 3.846 participantes (véase el cuadro 5.5). Alrededor de las dos terceras partes de los cursos y casi la mitad de las semanas-participante se suministraron a través de los seis institutos y programas regionales del FMI ubicados en Austria, Brasil, China, Emiratos Árabes Unidos, Singapur y Túnez (véase el cuadro 5.6). Sigue siendo importante la capacitación en Washington, donde, en general, se dictan cursos más largos que representan alrededor de una tercera parte de las semanas-participante. El resto de la capacitación se llevó a cabo en el extranjero fuera de la red de centros regionales del FMI, en general a través de la cooperación entre el Instituto del FMI y los programas de capacitación nacional o regional, así como en forma de enseñanza a distancia.

Cuadro 5.6Programas de capacitación regional del Instituto del FMI
Fecha de creaciónUbicaciónCopatrocinadoresPaíses participantes
Instituto Multilateral de Viena1992AustriaAutoridades austríacas, Banco de Pagos Internacionales, Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. Banco Mundial, Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos y Organización Mundial del Comercio1Países en transición de Europa y Asia
Instituto Regional de Capacitación del FMI en Singapur1998SingapurGobierno de SingapurPaíses en desarrollo y en transición de Asia y el Pacifico
Programa de Capacitación Regional FMI-FMA1999Emiratos Árabes UnidosFondo Monetario ÁrabePaíses miembros del Fondo Monetario Árabe
Instituto Multilateral Africano21999TúnezBanco Africano de Desarrollo y Banco MundialPaíses africanos
Programa Conjunto de Capacitación China-FMI2000ChinaBanco Popular de ChinaChina
Centro Regional Conjunto de Capacitación para América Latina2001BrasilGobierno de BrasilPaíses latinoamericanos

Aunque no patrocinan oficialmente el Instituto Multilateral de Viena, varios otros países europeos y la Unión Europea también brindan apoyo financiero.

En 2003, el Instituto Multilateral Africano trasladó temporalmente sus operaciones de Côted’Ivoire a Túnez, debido a la situación de segundad en ôote d’Ivoire

Aunque no patrocinan oficialmente el Instituto Multilateral de Viena, varios otros países europeos y la Unión Europea también brindan apoyo financiero.

En 2003, el Instituto Multilateral Africano trasladó temporalmente sus operaciones de Côted’Ivoire a Túnez, debido a la situación de segundad en ôote d’Ivoire

El número de cursos y seminarios de capacitación aumentó un 6% en el ejercicio 2004, y el número de semanas-participante se incrementó un 2%. El menor aumento del número de semanas-participante es una continuación de la tendencia registrada en los últimos años, debido a que se modificó la composición de los cursos del Instituto del FMI a favor de cursos más cortos y más especializados que se dictan a través de los programas regionales. La actividad de capacitación aumentó a pesar de los efectos de la guerra en Iraq y la aparición del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en algunos países asiáticos en los primeros meses del ejercicio 2004. En junio de 2003, en vista de la situación de seguridad en Côte d’Ivoire, el Instituto Multilateral Africano se trasladó a Túnez. Dadas las dificultades logísticas que planteó ese traslado, la capacitación en este instituto fue ligeramente menor que la programada. No obstante, el nivel de capacitación aumentó con respecto al del ejercicio 2003, y el Instituto ofreció un mayor número de cursos en África fuera del Instituto Multilateral Africano para compensar esa deficiencia.

El Instituto del FMI perfecciona continuamente su programa de cursos. En el ejercicio 2004, se ofrecieron nuevos cursos en temas como la gestión de la deuda, el análisis de los mercados financieros, las normas y la estabilidad del sector financiero, los indicadores de solidez financiera y las políticas de estabilización monetaria y financiera. En Washington y en los institutos y programas regionales, el Instituto siguió ofreciendo seminarios de corta duración a funcionarios de alto nivel en función de las necesidades de los mismos. Entre los temas clave tratados en el ejercicio 2004 cabe señalar los desafíos del crecimiento y la globalización en Oriente Medio y Norte de África, la adopción del euro en los países candidatos a la adhesión de la UE, el desarrollo y la integración financiera en África y la gestión de las finanzas y la deuda subnacionales.

    Other Resources Citing This Publication